27/11/2015
Investigación Materias Primas

Elaboran piensos para peces con materia sostenible


El Instituto de Acuicultura Torre la Sal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha formulado nuevos piensos para el engorde de los peces con materias primas alternativas a la proteína de origen animal.

El Instituto de Acuicultura Torre la Sal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha formulado nuevos piensos para el engorde de los peces con materias primas alternativas a la proteína de origen animal.

Así lo ha explicado hoy el director del instituto José Miguel Cerdá en un encuentro con los medios de comunicación en el que se han expuesto las principales líneas de investigación de este centro pionero en acuicultura en España y en Europa.

El centro, situado junto al parque natural del Prat de Cabanes-Torreblanca, es además un referente en el estudio de la dorada y la lubina.

Investigar la reproducción, la nutrición y las enfermedades de especies como la lubina y la dorada y estudiar qué genes, hormonas y factores regulan estos procesos es uno de los objetivos del Instituto de Acuicultura.

Entre las líneas de investigación que se desarrollan en el centro se encuentra la dirigida por el profesor Jaume Pérez Sánchez especialista en nutrición y que está estudiando nuevas dietas para las piscifactorías. Hasta el momento los peces criados en estas instalaciones se alimentaban de piensos elaborados con harinas de pescado.

El centro ha desarrollado un pienso que es más sostenible pues la proteína que utilizan es de origen vegetal.

Según explica el José Miguel Cerdá las harinas de proteína animal tienen un “coste ecológico” y “pueden llegar a minar las pesquerías en pro de la acuicultura”.

Por ello, ha agregado, “se ha adquirido una estrategia de intentar sustituir la proteína animal por proteína vegetal procedente de soja o algarroba”, pero “optimizando el desarrollo de los peces y sin que haya una merma en la calidad y en la composición y que sea igualmente saludable para el consumo humano”.

Según el profesor Pérez Sánchez, con un pienso de harina de origen vegetal se obtiene un kilo de pescado, mientras que con los otros piensos hay que utilizar 2,5 kilos de pienso para obtener un kilo de pescado.

Los investigadores del Instituto también están desarrollando “biomarcadores” que se incorporarán para estudiar si el animal está mejor adaptado al cultivo, si sufre estrés o si tiene algún patógeno.

Esta información se transmite vía satélite a un dispositivo electrónico que recoge los datos para poder determinar qué necesita el pez en cada momento para garantizar su correcto crecimiento.

Se podría así “maximizar el rendimiento de una piscifactoría” al poder programar la dieta de los peces dependiendo de las condiciones climatológicas o de otros factores.

El instituto trabaja en otros proyectos como en el desarrollo de herramientas para controlar la madurez sexual y el ciclo reproductor de la lubina que permiten adaptarlo a las necesidades de la producción y además “realizar estudios sobre el efecto del cambio climático en la fecundidad y reproducción de peces en el medio natural”, ha apuntado Cerdá.

Fuente : EFE

Más información, aquí

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, cookies de terceros de análisis y publicidad. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Para configurar pinche en el siguiente enlace: Como configurar. ACEPTAR