Aceites funcionales en alimentación de vacuno lechero

06/11/2019

Aditivos

Aditivos

get_the_title

Nutcat

  • Avinguda de València 32, oficina 4
    25001 Lleida - España
  • 00 34 973 212 665
  • Web
Escrito por: Carlos Viñas
Veterinario NUTCAT S.L.
Revista: NutriNews Noviembre 2019
Revista: nutrinews-españa

Debido a las nuevas presiones regulatorias, el uso de antibióticos, sea como promotores de crecimiento, sea como anticoccidianos, presenta cada día más restricciones.
En el caso de los rumiantes esta prohibición ha colocado productos como la salinomicina, monensina, o la virginiamicina en el armario de las substancias prohibidas en la Unión Europea. Estos compuestos no han sido substituidos fácilmente.

  • La primera generación de substitutos fueron las levaduras y sus derivados, que, aunque tienen una acción positiva no alcanzan los resultados de los productos prohibidos.
  • Una segunda generación son los aceites esenciales. Sin embargo, los resultados del uso de estos aceites parecen depender mucho del tipo de dieta (Calsamiglia et al., 2007).
  • Por último, han aparecido una última generación de productos llamados de aceites funcionales, estos productos tienen resultados similares a los de los antibióticos y sus resultados no dependen del tipo de dieta.

 

¿Que son los Aceites Funcionales?
Los aceites funcionales han sido definidos como aquellos aceites que tienen actividades que van más allá de su contenido energético (Bess et al., 2012).

Esas actividades dependen del tipo de aceite, pudiendo tener, por ejemplo, actividad antioxidante, antimicrobiana o anti-inflamatoria.

Es importante diferenciar los aceites funcionales de los aceites esenciales. Un grave error en la evaluación de estos aceites es considerar que son todos iguales, cuando en realidad existen grandes diferencias entre los aceites.

Timol o carvacrol son moléculas de bajo peso molecular y actividad muy distinta a las del cardanol (alcohol fenólico de cadena longa) o del ácido caprílico (ácido graso (C8) de cadena media). Por ello es muy importante conocer bien los compuestos activos del producto de interés.

Saber su composición, no sólo de ingredientes, sinó también de los compuestos activos, control de calidad y estabilidad.

 

Aceites Esenciales versus Aceites Funcionales

Todos los aceites afectan el funcionamiento ruminal, en mayor o menor grado, dependiendo del tipo de aceite y de la cantidad suplementada.

Los aceites y grasas son tóxicos para los microorganismos ruminales, por eso existen las grasas by-pass, ya que son “inertes” en el rumen y pueden ser suplementadas en grandes cantidades.

Tanto los ácidos grasos polinsaturados como los de cadena media afectan fuertemente la flora ruminal. Por tanto, cualquier aceite podría ser considerado un aceite funcional en el rumen si fuese suplementado a niveles suficientemente altos.

Por otro lado, como los efectos de los aceites pueden ser tanto positivos como negativos, el uso de aceites en el rumen tiene que ser hecho con mucho cuidado.

Revisiones bibliográficas de los efectos de los aceites esenciales en rumiantes han mostrado que pueden:

  • Aumentar la producción de propiónico
  • Reducir la producción de acetato y metano
  • Modificar la proteólisis, peptidolisis, o desaminación en el rumen.

Entre estos encontramos:

  • Aceite de ajo
  • Cinamaldehído (componente principal del aceite de canela)
  • Eugenol (componente del clavo)
  • Capsaicina (componente de la pimienta)
  • Aceite de anís
  • entre otros,…

aceite alimentación vacuno

Sin embargo, los efectos de estos aceites esenciales parecen ser dependientes de la dieta y del pH ruminal, y su uso puede ser benéfico bajo condiciones y sistemas de producción específicos (Calsamiglia e col., 2007).

Otros problemas que presentan los aceites esenciales son:

  • su alto precio
  • posibles residuos de sabor en la carne o leche
  • y, finalmente, las dosis efectivas y tóxicas son muy similares por lo que tienen peores márgenes de seguridad que los aceites funcionales (aceite de cáscara de anacardo)

La nueva generación de aceites funcionales (que no son esenciales) no dejan sabor en la leche o carne, no tienen problemas de toxicidad.

Aceite de cáscara de anacardo, la Versión 2.0 de los Modificadores Ruminales
Como comentado anteriormente, es muy importante saber cuales son los compuestos activos del producto usado, control de calidad y estabilidad.

El aceite de cáscara de anacardo es un aceite funcional contiene varios compuestos fenólicos como el Cardanol (3-n-pentadecylphenol) y Cardol (5-npentadecylresorcinol), que le confieren la capacidad de actuar como ionóforo. (Nagabhushana et al., 1995), (Toyomizu, 2002).

Por ejemplo, existen publicaciones científicas mostrando que el aceite de cáscara de anacardo actúa en la pared de las bacterias gram positivas como un ionóforo natural.

  • Tiene actividad anticoccidiana (Murakami et al., 2014)
  • Mejora el uso de la energía metabolizable (Bess et al., 2012)
  • Controla el pH ruminal y mejora la digestibilidad de la fibra (Coneglian, 2008)
  • Aumenta la fermentación sin disminuir el pH ruminal (Castro Costa et al., 2013)
  • Disminuye la producción de metano (Magnani et al., 2016)
  • Aumenta la producción de leche sin disminuir la grasa (Ferreira de Jesus et al., 2016)
  • Aumenta la producción y porcentaje de proteína (Ferreira de Jesus et al., 2015).

Principales ventajas del uso de aceite de cáscara de Anacardo

Dentro de las principales ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Control y bajada del pH Ruminal.
  • Aumento de la digestibilidad de la fibra y el almidón.
  • Incremento en la ingesta de materia seca.
  • Mejora de la sanidad a nivel ruminal e intestinal.
  • Mejora de rendimientos productivos (Kg de leche, grasa, proteína)
  • Mantienen su actividad independientemente del tipo de ración.

Ingesta de nutrientes y digestibilidad aparente en el tracto digestivo con Aceite de cáscara de anacardo.

Tabla 1. Ingesta de nutrientes y digestibilidad aparente en el tracto digestivo con Aceite de cáscara de anacardo. (Branco et al. 2015)

Ingesta de materia seca, producción de leche y peso corporal en vacas
de leche suplementadas con Aceite de cáscara de anacardo.

aceite alimentación vacuno

Tabla 2. Ingesta de materia seca, producción de leche y peso corporal en vacas de leche suplementadas con Aceite de cáscara de anacardo. (Branco et al. 2015)

1DMI y los datos de producción y composición de leche son de la semana 3 de cada período experimental; TCNSL (líquido de cáscara de anacardo con calidad de grado técnico) = 30 g/ vaca por día.
2DMI, n = 112; rendimiento de leche, n = 104.





Dejar un comentario