Monográfico

Micotoxinas

get_the_title
  • Polígono Industrial Agro-Reus c/ Prudenci Bertrana, 5
    España
  • +34 977 317 111
  • web



AUTOR

Insaf Riahi

Especialista técnico de Adiveter

Monograficos Nutrinews

Ya tenemos prueba que existe transmisión de micotoxinas de las cerdas a los lechones

 

Micotoxicosis en porcino

La presencia de micotoxinas en alimentos y piensos es prácticamente inevitable debido a su estabilidad y su presencia ubicua.

El ganado porcino se considera una especie muy sensible a las micotoxicosis y la exposición a las micotoxinas tiene efectos adversos sobre parámetros metabólicos, productivos, reproductivos, digestivos, inmunológicos y de bienestar, e incluso puede suponer la muerte en casos graves (Chaytor et al. 2011).

Los efectos de las micotoxinas en los cerdos u otras especies dependen de:

Tasa de transmisión vía leche

Generalmente, en varias especies animales, las micotoxinas se absorben rápidamente tras la ingestión.

Puede ocurrir la transmisión de micotoxinas al calostro y la leche de las cerdas a sus lechones (Trevesi et al., 2020).

En cerdos, los estudios sobre este punto son escasos en comparación con los estudios de transmission a la leche de vaca, especialmente para las aflatoxinas y sus metabolitos.

En un estudio reciente, se ha demostrado la transmisión de zearalenona (ZEA), deoxinivalenol (DON) y sus derivados de cerdas a lechones durante la lactancia (de Grave et al., 2021).

Además, se ha descrito la transferencia de DON al calostro de cerdas alimentadas con dietas contaminadas de forma natural que contienen dicha micotoxina en niveles que oscilan entre 60 y 438 ppb (Trevesi et al., 2020).

⇉ Estudio de campo en granjas comerciales

En nuestro laboratorio se han analizado muestras de pienso de cerdas de dos granjas comerciales externas (granja 1 y granja 2) como la principal vía sospechosa de exposición de los lechones a una posible micotoxicosis.

Este análisis se llevó a cabo mediante cromatografía líquida acoplada a un detector de espectrometría de masas en tándem del tipo triple cuadrupolo.

→ Se detectaron dos o tres micotoxinas en cada muestra de pienso analizada, principalmente fumonisina B1 (FB1) y DON a bajas concentraciones (Tabla 1).

Tabla 1: Análisis de micotoxinas en las dietas de cerdas

Además, se ha analizado un pool de hígados de lechones recién nacidos de cada una de estas 2 granjas para detectar los biomarcadores de exposición a micotoxinas.

Este análisis se llevó a cabo mediante cromatografía líquida acoplada a un detector de espectrometría de masas en tándem del tipo triple cuadrupolo.

→ En hígados de lechones de la granja 1, se ha detectado tanto OTA como AFB1 y solo OTA en el pool de la granja 2 (tabla 2).

La detección a bajas concentraciones podría reflejar los procesos ADME (Absorción, Distribución, Metabolismo, Excreción) de dichas micotoxinas en los lechones.

Tabla 2: Análisis de micotoxinas en hígados de lechones

 

AFB1 y OTA: cinética y efectos tóxicos en lechones

En los hígados se ha detectado AFB1 y OTA, lo cual indica que los animales han estado expuestos a estas micotoxinas.

Dichas micotoxinas no se han detectado en los piensos, probablemente porque es muy difícil detectar “los puntos calientes” de contaminación en las materias primas y piensos, pues la distribución de las micotoxinas es muy heterogénea.

Es por este motivo que las analíticas de hígados son una alternativa muy interesante para confirmar posibles problemas atribuibles a micotoxinas.

 

Debe tenerse en cuenta que el porcino es muy sensible a las micotoxinas detectadas (AFB1 y OTA), e incluso a niveles bajos pueden tener efectos nocivos sobre la salud y el rendimiento de los lechones (Pierron et al., 2016).

Además, se establecen sinergias entre ambas micotoxinas, por lo que podrían potenciarse y tener efectos tóxicos mayores a lo esperado (Borutova et al., 2011).

↠ Aflatoxinas

Las aflatoxinas B1, G1 y M1 pueden estar presentes en la leche de la cerda (Silvotti et al., 1997).

»  Se han demostrado daños en linfocitos y macrófagos en lechones expuestos a aflatoxinas (a través de la exposición de las cerdas), lo que provocó inmunosupresión y efectos patológicos, inhibiendo la biosíntesis proteica (Silvotti et al., 1997).

»  Además, se han notificado varios casos de “carry-over” de AFB1 en hígado, músculos, riñones y tejido adiposo (Völkel et al., 2011).

↠ Ocratoxina

La OTA es una micotoxina nefrotóxica cuyos efectos tóxicos sobre la salud animal están fuertemente influenciados por sus parámetros cinéticos (toxicocinéticos y toxicodinámicos) (Battacone, 2010).

» En sangre, casi toda la OTA se une fuertemente a las proteínas séricas, en particular a la albúmina, lo que contribuye a una vida media alta, de varios días en el caso de los cerdos (Tolosa, 2020).

»  Además, los residuos de OTA pueden encontrarse en suero y en tejidos animales como riñón, hígado y músculo y, por lo tanto, pueden estar presentes en la carne y los productos animales, lo que representa un problema de seguridad alimentaria.

En conclusión, se puede producir la transmisión de micotoxinas de cerdas a lechones vía leche y, para la buena gestión de este riesgo será conveniente utilizar agentes detoxificantes de micotoxinas para reducir y prevenir los efectos tóxicos de las micotoxinas en los animales.



REVISTA NUTRINEWS +

Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube