Alimentación de metionina protegida al rumen sobre vacas lecheras

25/11/2019

Investigación Nutrientes

Aminoácidos Investigación Nutrientes

Alimentación de metionina protegida al rumen sobre vacas lecheras

Las deficiencias nutricionales pueden reducir la fertilidad, alterar el desarrollo embrionario o fetal en muchas etapas del embarazo e incluso conducir a la pérdida del embarazo. Un elemento nutricional que puede tener un papel importante en la reproducción en ganado lechero lactante es la nutrición de aminoácidos (AA).

Muchos aminoácidos se concentran en el histotrofo oviductal y uterino y en los fluidos amnióticos y alantoideos, en comparación con las concentraciones circulantes de AA, y varios investigadores han postulado un papel importante para estas concentraciones elevadas de AA en el desarrollo embrionario y fetal normal.

 

Un aminoácido esencial que podría ser limitante para la reproducción en vacas lecheras lactantes es la metionina, Met. En los mamíferos, se utiliza un codón Metionina para iniciar la mayoría de las síntesis de proteínas que producen un papel esencial para este AA en todos los aspectos de las funciones celulares de los mamíferos.

 

Estudios previos que evaluaron los efectos de la alimentación de metionina protegida al rumen (RPM) en la producción de leche demostraron un aumento constante en el porcentaje de proteína de la leche y, en general, el rendimiento de proteína de la leche. Para la reproducción, estudios previos han relacionado las concentraciones de Metionina con el desarrollo embrionario temprano óptimo.

 

Un estudio reciente in vivo demostró que la alimentación de RPM en ganado lechero en lactancia produjo alteraciones dramáticas en la expresión génica en embriones, generalmente disminuyendo las concentraciones de ARNm en embriones tempranos.

 

Además, los estudios en ovejas y bovinos han demostrado que la metionina se concentra en fluidos uterinos y embrionarios, lo que sugiere un papel para la elevación de metionina uterina en el desarrollo embrionario normal y la supervivencia. A pesar de estos estudios que vinculan a metionina con la producción de leche y los procesos reproductivos, ningún estudio previo ha evaluado los efectos de la alimentación de RPM sobre la fertilidad y la pérdida de preñez en vacas lecheras lactantes.

 

La hipótesis para este estudio fue que alimentar RPM mejoraría la producción y reproducción en vacas lecheras en lactancia. Con el fin de mantener a la vaca como la unidad experimental, las vacas fueron suplementadas con RPM o un vehículo de control mediante un abono diario (alimentándose individualmente sobre el máximo de la ración mixta total). Presumimos específicamente que la alimentación con RPM aumentaría la Metionina en plasma y el porcentaje y la producción de proteínas de la leche, como se observó en estudios previos.

Además, planteamos la hipótesis de que la alimentación de RPM aceleraría el desarrollo embrionario según lo medido por el aumento de la concentración de proteína B específica del embarazo (PSPB) y el aumento de los tamaños de vesículas embrionarias y amnióticas, y por lo tanto habría un aumento en los embarazos por inseminación artificial (P/IA) y pérdida de embarazo reducida.

 

Objetivo

Los objetivos de este estudio fueron evaluar los efectos del abono diario (alimentación individual sobre en el máximo de la ración mixta total) con metionina protegida al rumen (RPM) desde 30 ± 3 hasta 126 ± 3 días en la leche sobre el rendimiento productivo y reproductivo en vacas lecheras lactantes.

 

Materiales & Métodos

 

Animales: 309 vacas lecheras Holstein

Dietas: 3 tratamientos

 

Un total de 309 vacas lecheras Holstein lactantes (138 primíparas y 171 multíparas) fueron asignadas aleatoriamente a dietas de tratamiento que contenían RPM (21,2 g de RPM + 38,8 g de grano de destiladores secos; 2,34% de metionina [Met] de proteína metabolizable [MP]) o Control (CON; 60 g de granos de destiladores secos; 1,87% de Met de MP).

 

Pruebas

  • Los aminoácidos plasmáticos se evaluaron en el momento de la inseminación artificial (IA) y cerca del diagnóstico de embarazo.
  • La producción de leche y la composición de la leche se evaluaron mensualmente.
  • El embarazo se diagnosticó el día 28 (por la proteína B específica del embarazo [PSPB]), 32, 47 y 61 (por ultrasonido) y los tamaños de las vesículas embrionarias y amnióticas se determinaron por ultrasonido el día 33 después de la IA

 

Resultados

  • La alimentación de metionina protegida al rumen aumentó la metionina plasmática a las 6, 9, 12 y 18 horas después del abono con un pico a las 12 horas (52.4 frente a 26.0 μM; P <0.001) y volvió a basal a las 24 horas.

 

  • Las vacas alimentadas con RPM tuvieron un pequeño aumento en el porcentaje de proteína de la leche (3,08 vs 3,00%; P = 0,04) sin diferencias en el rendimiento de la leche y el rendimiento de la proteína de la leche.

 

  • Adicionalmente, en vacas multíparas, la alimentación con RPM aumentó los porcentajes de proteína de la leche (3,03 vs 2,95%; P = 0,05) y grasa (3,45 vs 3.14%; P = 0,01), aunque no se observaron efectos en las vacas primíparas.

 

  • En vacas multíparas alimentadas con RPM, la pérdida de preñez fue menor entre los días 28 a 61 (19,6 [10/51] vs. 6,1% [3/49]; P = 0,03) o entre los días 32 a 61 (8,9 [4/45] vs .0 [0/0]%; P = 0,03), aunque no hubo efecto del tratamiento sobre la pérdida de preñez en vacas primíparas.

 

  • De acuerdo con los datos sobre la pérdida de preñez, la alimentación con RPM aumentó el diámetro abdominal embrionario (P = 0,01) y el volumen (P = 0,009) y el volumen de vesículas amnióticas (P = 0,04) en el día 33 del embarazo en vacas multíparas, pero no tuvo efecto sobre el tamaño embrionario en vacas primíparas.

 

Conclusión

Por lo tanto, el aumento en las concentraciones plasmáticas de metionina después de alimentar RPM fue suficiente para producir un pequeño aumento en el porcentaje de proteína de la leche y para mejorar el tamaño embrionario y el mantenimiento del embarazo en vacas multíparas.

  • Se necesitan más estudios para confirmar estas respuestas y comprender los mecanismos biológicos que subyacen a estas interrogantes, así como el momento y las concentraciones de etionina circulante que se necesitan para producir este efecto.

 

 

 

Fuente: Autores: Mateus Z. Toledo,Giovanni M. Baez,Alvaro Garcia-Guerra,Nelson E. Lobos,Jerry N. Guenther,Eduardo Trevisol,Daniel Luchini,Randy D. Shaver,Milo C. Wiltban.  Journals PLoS One,  doi: 10.1371/journal.pone.0189117





Dejar un comentario