Monográfico

Prebióticos, Probióticos & Simbióticos LATAM

get_the_title



AUTOR

Bruno Vecchi Galenda

Coordinador Técnico-Científico Línea Avícola, Vetanco SA

La avicultura es la fuente más eficiente de proteína animal en el mundo. La intensificación de la producción y el fuerte crecimiento e investigación de las últimas 6 décadas ha logrado que las aves sean capaces de convertir alimento en masa muscular de manera eficiente.

La extracción de energía y nutrientes del alimento requiere una fuerte interacción entre las funciones bioquímicas de las aves y la microbiota presente en tracto gastro-intestinal (TGI).

Es por esto que resulta de vital importancia lograr establecer una microbiota benéfica equilibrada.

La microbiota se define como la comunidad microbiana, incluyendo los microorganismos comensales, simbióticos y patógenos, que colonizan un área del organismo de los seres humanos y animales (Sender et al. – 2016).

Un estudio realizado por Wei et al. (2013) analizó toda la información publicada para crear un meta-análisis que hoy en día se considera el más completo. Dicho estudio revela que se encontraron 117 géneros dentro de los cuales se incluyen Clostridium, Ruminococcus, Lactobacillus y Bacteroides, como los predominantes.

La microbiota en las aves varía según varios factores como la edad, dieta, tipo de crianza, etc. Por lo que, catalogar y estandarizar la población resulta complicado.

Al analizar las distintas ubicaciones del TGI podemos ver que:

  • En los intestinos, los predominantes son los Lactobacillus, Enterococus y varios Clostridiaceae
  • En los ciegos se encuentran Firmicutes, Bacteroides, Protobacteria y Clostridiaceae

 

Las principales funciones de la microbiota para el animal son:

  • Intercambio de nutrientes: las bacterias comensales contribuyen con nutrientes, tanto directa como indirectamente al metabolismo de las aves. Algunos de ellos son ácidos grasos de cadena corta, amonio, aminoácidos y vitaminas (Pan y Yu – 2014).
  • Modulación del sistema inmune: la microbiota cumple un rol fundamental en la activación y modulación del sistema inmune, tanto innato como adquirido.
  • Fisiología digestiva: la microbiota y los nutrientes que genera favorecen el desarrollo del TGI.
  • Exclusión competitiva: la microbiota compite con las bacterias patógenas, tanto por el espacio físico como por los nutrientes, disminuyendo así su adhesión y colonización.

De todas las bacterias que conforman la microbiota de las aves, el Clostridium perfringens (CP) ha sido uno de los más relevantes en la avicultura industrial ya que es el causante de la enteritis necrótica.

» Si bien CP se encuentra dentro de la población comensal del intestino de las aves, cuando se suman ciertos factores, como daño en la mucosa intestinal o alteraciones en la dieta, se genera un crecimiento desmedido de la población y de la producción de enterotoxina que lleva al establecimiento de la enteritis necrótica.

Es la enfermedad bacteriana de mayor prevalencia en la avicultura industrial

Durante los últimos 50 años se han utilizado promotores de crecimiento antibiótico (PCA) para controlar las disbacteriosis y los enteropatógenos (Dibner and Richards – 2005).

Debido a que muchos PCA han sido prohibidos en varios países y que los consumidores cada vez tienen más interés en evitar alimentos que puedan contener trazas de PCA, la producción de aves libres de antibióticos se ha ido incrementando a nivel mundial (Philliips – 2007).

A lo largo de los años se han desarrollado varias herramientas para utilizar en reemplazo de los PCA. Hoy en día algunas de las alternativas de uso más común son:

 

1) PROBIÓTICOS

Los probióticos son mezclas u organismos puros, vivos, que administrados en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped (Smith – 2014).

Cuando se utiliza un probiótico se esperan algunos de los siguientes beneficios:

  • Desarrollo de la microbiota benéfica
  • Reducción y prevención de la colonización de enteropatógenos
  • Modulación de la respuesta inmune
  • Aumento de la capacidad digestiva
  • Favorecimiento de la maduración intestinal

 

 

Si bien su uso está ampliamente aceptado, es importante tener en cuenta que hay varios factores que modifican la efectividad de un probiótico, como:

  • La concentración de bacterias
  • Si se trata de una única cepa o varias
  • Si pertenece a la misma especie en la que va a ser utilizado (Chambers and Gong – 2011)

Dentro de los más utilizados se encuentran los Bacillus spp.y los Lactobacillus spp.

 

 

2)ENZIMAS EXÓGENAS

La utilización de enzimas exógenas genera un impacto muy importante en la microbiota intestinal. Ya sea que se utilicen enzimas para contrarrestar los efectos de factores anti nutricionales, micotoxinas o para mejorar la digestión de nutrientes que normalmente no son digeridos de manera eficiente.

 

3)FITOBIÓTICOS

Los fitobióticos son componentes primarios o secundarios de las plantas que contienen uno o más principios activos que le confieren un efecto benéfico en la salud de los animales.

Los componentes primarios suelen ser los nutrientes base (proteínas, carbohidratos, lípidos, etc.), mientras que los componentes secundarios son ácidos esenciales/volátiles, compuestos fenólicos, ácidos, etc. (Grashorn – 2010).

Pueden ser divididos en 4 grupos:

  • Hierbas: son compuestos de plantas en floración cuyo tallo no es leñoso ni firme.
  • Botánicos: están hechos a base de la planta entera, raíces, flores, hojas, etc.
  • Aceites esenciales: extractos en base acuosa de compuestos volátiles de las plantas.
  • Oleorresinas: son extractos en base no acuosa de los compuestos de las plantas.

Los fitobióticos tienen una amplia gama de beneficios sobre la salud del animal.

Algunos flavonoides tienen un potente efecto antioxidante y antiinflamatorio. Otros tienen la capacidad de incrementar las secreciones del TGI para favorecer la digestión.

Por otra parte, algunos fitobióticos tienen capacidad antibacteriana. Algunos ácidos son capaces de alterar el medio interno de las bacterias y causar la muerte de las mismas, mientras que varios aceites esenciales tienen actividad bactericida mediante mecanismos de acción complejos.

Algunas de las bacterias contra las que se han reportado efectos son:

  • Salmonella (Tellez et al. – 1993)
  • Campylobacter (Ali – 2014)
  • E. coli (Jamroz et al. – 2005)
  • C. perfringens (Mitsch et al. – 2004)

 

Tabla 1. Algunos fitobióticos y su efecto frente a Clostridium Perfringens

 

Para afrontar los nuevos desafíos y mantenerse en la vanguardia de la producción resulta fundamental mantener un TGI sano con una microflora equilibrada. Gracias al trabajo de la industria y los grupos científicos, hoy existen una gran cantidad de alternativas viables a los PCA. Dependerá de los profesionales y de cada empresa decidir qué estrategia y combinación de productos es la que mejor se adapte a sus condiciones de crianza.

 



REVISTA NUTRINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

nutriNews Junio 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube