Análisis del aporte de M. bicuspidum en alimento de pollos de engorde

09/09/2019

Formulación

Formulación

Análisis del aporte de M. bicuspidum en alimento de pollos de engorde
Escrito por: Beatriz Soledad-Rodríguez & José Adames

En la alimentación de pollos de engorde, los elevados costos de producción han llevado a la búsqueda de fuentes alternativas de proteínas que permitan rendir el alimento comercial con follajes locales.

En la crianza de pollos de engorde la alimentación depende, casi exclusivamente, de los alimentos en los cuales se utiliza harina de soya (Glycine max) por su contenido de proteína de aproximadamente 46% a 48 % y un perfil adecuado de aminoácidos -Broderick, 1994. En los países tropicales, donde la vegetación crece todo el año, las proteínas de las hojas pueden ser una alternativa para la alimentación animal.

 

Varios autores han citado que la utilización de productos vegetales y especialmente follajes, constituye una de las posibilidades potenciales para su diversificación, explotación y uso en el trópico, con el fin de soportar en gran medida las explotaciones de animales monogástricos.

 

Macrolobium bicuspidum es una leguminosa cuyas hojas son apetecidas por los pollos de los campesinos de las zonas costeras en Venezuela y al desmontar los terrenos se recoge una gran cantidad de follaje.

Esta planta es abundante durante todo el año, crece entre los 400 y 800 metros a nivel del mar, en las zonas áridas, y al momento del desmonte se recoge una gran cantidad de forraje, presentando un alto rendimiento de materia seca por hectárea lo que podría ser una alternativa para la alimentación animal, sobre todo durante la estación seca, cuando los animales sufren los rigores de la escasez de alimentos, y tienen restricciones cualitativas y cuantitativas de nutrientes que perjudican el crecimiento y la producción de huevos y carne -Soledad-R. et al., 2004; Soledad y Adames, 2015.

 

Objetivo

El objetivo de este trabajo fue evaluar la inclusión de la harina de hojas de M. bicuspidum (HHMb) como diluyente del alimento comercial para pollos de engorde, por lo que se realizó un ensayo biológico utilizando pollos que consumieron un alimento comercial y dos dietas diluyendo este alimento con 2% y 4% de HHMb.

 

Materiales y Métodos

Animales: 24 pollos de engorde Ross
Dietas: 3 tratamientos
Duración: 10 días

Para el ensayo biológico se utilizaron 24 pollos de engorde raza Ross machos y hembras, de un día de edad, provenientes de una incubadora comercial, vacunados contra Gumboro, moquillo y Newcastle. Estas aves se mantuvieron en jaulas (5 pollos por jaula distribuidos al azar, y los pollos se fueron separando, hasta llegar a 1 pollo por jaula) provistas de ampolletas de 100 vatios para lograr una temperatura ambiental de 25,4°C ± 0,6°C, y una humedad relativa de 81% ± 4%; las jaulas contenían un bebedero y un comedero.

Los pollos fueron alimentados hasta las 3 semanas con un producto comercial para pollos recién nacidos, y a partir de este momento se dio inicio al experimento dando por concluido el período de acondicionamiento. Los pollos fueron distribuidos al azar en 3 grupos con 8 pollos cada uno, pesados el día de inicio del experimento y luego inter-diariamente. Los grupos se denominaron de acuerdo a las dietas experimentales. El experimento tuvo una duración de 10 días. Una vez finalizada la prueba, a los pollos se les cambió la dieta por el alimento comercial para pollos en crecimiento y fueron enviados un lugar apropiado para la crianza.

Tratamientos
Con la finalidad de evaluar biológicamente la harina de hojas de Macrolobium bicuspidum (HHMb), se utilizaron 3 grupos de animales, a los cuales se les suministraron diferentes formulaciones alimenticias:

  1. Grupo 1: se empleó como fuente proteica el alimento comercial.
  2. Grupo 2: se sustituyó en 2% al alimento comercial con HHMb.
  3. Grupo 3: se sustituyó en 4% al alimento comercial con HHMb. La composición de las diferentes dietas elaboradas.

 

Resultados

  • El contenido de proteínas de 18,6% en la harina de hojas (base seca) de M. bicuspidum fue comparable con los contenidos de proteína en harinas de hojas o follaje de otras especies utilizadas o que han sido sugeridas para la alimentación de aves.
  • El contenido de fibra cruda fue 9,8%, inferior al encontrado para el follaje de Clitoria ternatea 21,23% y Brachiaria humidicola 28,4% (Monforte et al., 2002) y de Musa paradisiaca 31,63% y Clitoria ternatea 31,01% (Marín et al., 2003), pudiendo esto ser un buen indicio para su uso en la sustitución parcial del alimento de los pollos de engorde, ya que un alto contenido de fibra podría limitar la utilización en animales monogástricos.
  • Los resultados de humedad y de proteína para las dietas utilizadas, observándose valores similares de porcentaje de proteína en base húmeda, en todas las dietas.
  • Con relación al aumento de peso de los animales, se observó que los pollos alimentados con la dieta control y con 2% de sustitución con la HHMb presentaron un aumento similar (respectivamente 142,31 y 141,86 g), y en los que recibieron el alimento con 4% de HHMb, el aumento de peso fue menor (118,10 g). Al realizar, el análisis de varianza de un factor para estos valores, se encontró que el valor calculado de F= 1,40 fue menor que el valor crítico de F = 3,49, por lo que esta diferencia de pesos se encontró que no fue significativa (p > 0,05).
  • En lo que respecta al consumo de alimento, se observó que hubo un consumo desigual de alimento en los grupos estudiados, con valores de 275,97; 292,23 y 261,64 g para el grupo control, grupo con 2% de sustitución y el grupo con 4% de sustitución, respectivamente. Al realizar el ANOVA (análisis de varianza) de un factor, el valor calculado de F= 0,33 fue menor que el valor crítico de F = 3,49, por lo que no se encontró diferencia significativa (p > 0,05).
  • La mortalidad registrada fue: 1 pollo en el grupo control y ningún pollo en los grupos con sustitución del 2% y 4% con HHMb.
  • Los valores de la Relación de Eficiencia de la Proteína para las distintas dietas estudiadas, indicaron que a medida que aumenta el porcentaje de sustitución, disminuye el valor de la relación de la eficiencia proteica, sin embargo, los valores encontrados de 2,89; 2,70 y 2,48 al realizar el análisis de varianza de un factor, dio un valor F = 1,02 menor al valor crítico F = 3,49; por lo que no hubo diferencia estadísticamente significativa (P > 0,05).
  • La eficiencia alimenticia, EA, del grupo control fue de 52,77%. Para los grupos a los cuales se sustituyó parcialmente el alimento comercial con la HHMb se encontró que al aumentar el porcentaje de sustitución el valor de la EA disminuyó. Esta variación no se encontró estadísticamente significativa (P > 0,05), puesto que el valor calculado de F=0,80 fue menor que el valor crítico F= 3,49.
  • Con relación a la conversión alimenticia, CA, los valores obtenidos para el grupo control y aquellos en los cuales se sustituyó parcialmente el alimento comercial con la HHMb, indicaron que la dieta control presentó el menor valor, y a medida que se incrementó el porcentaje de sustitución, aumentó la CA. Esta variación no fue estadísticamente significativa (p > 0,05), ya que el valor calculado de F= 0,87 fue menor que el valor crítico F= 3,49. Los valores obtenidos para 0%, 2% y 4% de sustitución con HMb fueron respectivamente 1,96; 2,09 y 2,31.

 

Conclusión

Al comparar el aumento de peso, la relación de eficiencia de la proteína, la eficiencia alimenticia y la conversión alimenticia del grupo de pollos alimentados utilizando la dieta control, con las dietas en la cuales se sustituyó el alimento comercial con 2% y 4% de harina de hojas de Macrolobium bicuspidum (HHMb), no se encontraron diferencias significativas (p > 0,05) entre los grupos; por lo tanto, se concluye que la inclusión de pequeñas cantidades de la HHMb al alimento comercial no afectó al crecimiento de las aves manteniendo el nivel alimenticio deseado, proporcionándole a las hojas del M. bicuspidum (grifo negro) un uso atractivo para la alimentación de los pollos de engorde en el aspecto productivo y en consecuencia en el económico.

 

Revista Venezolana de Ciencia y Tecnología de Alimentos, 7(1):017-027.



Dejar un comentario