15 Jun 2021

BETAÍNA natural vs Fuente sintética: ¿cuál es la diferencia?

get_the_title
  • Ctra. Taialà 106 - Girona
    España
  • +34 972 447 857
  • web



AUTOR

Ana Gavrău

Global Technical Product Manager, AGRANA Sales & Marketing GmbH

Monograficos Nutrinews

 

Cuando detallamos las diferencias entre BETAÍNA natural y  Fuente sintética debemos ya admitir que la betaína natural es un componente no agresivo, no corrosivo y estable al calor adecuado para la producción de premezclas y de piensos para una producción de alta calidad.


A lo largo de los últimos años, el uso de la betaína en dietas de nutrición animal ha evolucionado de un uso selectivo a ser un ingrediente clave en formulaciones para avicultura, cerdos e incluso rumiantes.

Para muchos nutricionistas y productores de pienso, la duda es si escoger un producto de Fuente natural extraído de remolacha azucarera, o una fuente sintética química.

Hay grandes diferencias entre la betaína natural y los productos sintéticos cuando analizamos los desafíos actuales.

 Merece la pena puntualizar la compatibilidad de los ingredientes con otros componentes en las mezclas, especialmente en premezclas y producción de pienso mineral, ya que la actividad de algunos elementos podría verse negativamente afectada.

La principal diferencia entre la betaína natural y la betaína sintética o cloruro de colina reside en el proceso de producción y las materias primas que se usan.

ActiBeet® – betaína natural, se produce a partir de melaza de remolacha azucarera natural y No OGM, mientras que los productos sintéticos se fabrican mediante reacciones químicas entre dos, tres o más componentes químicos artificiales.

En función del proceso de producción y de las materias primas utilizadas, los componentes residuales como trimetilamina, se pueden hallar en altos niveles.

Trimetilamina

Los niveles de trimetilaminas no deben superar los 200 – 300 miligramos por kilogramo de producto y pueden evidenciar gran variabilidad entre diferentes productos y lotes.

 

Las trimetilaminas son, por naturaleza, altamente corrosivas y pueden ser tóxicas en aves.

También pueden producir desprendimiento de la mucosa intestinal, provocando mala absorción, y, por lo tanto, un uso reducido de nutrientes.

 Las trimetilaminas pueden tener un impacto negativo en el Sistema respiratorio, incluso en bajos niveles, provocando un menor consumo de pienso y, en consecuencia, un menor rendimiento.

En la Unión Europea, la EFSA (European Food Safety Authority) clasifica las trimetilaminas como “corrosiva para el ojo, altamente irritante y corrosiva para la piel e irritante para el sistema respiratorio”; opinión publicada por la EFSA en 2012.

 

Las trimetilaminas también pueden provocar mal olor en la carne y pueden conducir a los denominados “huevos con olor a pescado”.

Cloruro y nivel de pH

Otro componente residual es el contenido de cloruro que, junto con el nivel de pH, denotan la alta corrosividad del producto.

Los productos de betaína natural contienen bajos niveles de cloruro y tienen un pH adecuado, que elimina la corrosividad que encontramos en los productos sintéticos que pueden contener altos niveles de cloruro con un nivel de pH muy bajo.

Además, los nutricionistas también consideran el impacto del cloruro (Cl-) en el DEB (Equilibrio Electrolítico Nutricional), especialmente en condiciones de estrés térmico.

Las altas temperaturas necesitan unos valores DEB más elevados; por lo tanto, tendrían que considerarse la selección de ingredientes y estrategias de formulaciones para limitar el Cl-.

 Las fuentes sintéticas de betaína que incluyen betaína HCI o cloruro de colina pueden tener un impacto en los valores DEB de la dieta.

Ventajas de la betaína natural en la producción de premezclas y piensos

Observando la compatibilidad de la betaína con otros componentes, no se presentan incompatibilidades o interacciones fisicoquímicas entre la betaína natural y otros componentes: materias primas para piensos, aditivos o soportes, cuando se añade betaína a las premezclas y al pienso.

La betaína no tiene efecto negativo en la estabilidad de componentes de premezclas.

La betaína natural tiene ventajas respecto al cloruro de colina, por ejemplo, observando la estabilidad de las vitaminas cuando se incluyen en las premezclas de vitaminas (EFSA, 2013).

La actividad pro-oxidativa del cloruro de colina en la premezcla puede generar resultados en pérdidas de actividad relevante de la fitasa, la vitamina A, la vitamina D, la vitamina K, la vitamina E y algunas vitaminas B, como se observa en la siguiente tabla (Fuente: Schothorst Feed Research). Ver tabla .

Tabla . Media de pérdidas (%) de componentes del premix en presencia o ausencia de colina

La actividad pro-oxidativa depende de:

la formulación del producto
los componentes sensibles
el porcentaje de cloruro de colina que se añade
las condiciones de almacenaje
la duración del almacenaje

De acuerdo con los mismos datos, el uso de cloruro de colina puede derivar en pérdidas mensuales adicionales del 4 – 12 % de otros componentes de premezclas en condiciones normales. Si se hace la conversión a euros o dólares, representa un importante factor económico.

 La pérdida de actividad a 37°C puede ser 50% superior para componentes sensibles de premezclas.

El efecto en la estabilidad de la colina es menor cuando se utiliza un soporte especial (plantas) para formular colina, pero la mayoría de la colina se basa en soporte inorgánico. Evidentemente, las premezclas necesitan almacenarse en un lugar seco y fresco.

La producción de pienso también implica pasos de proceso térmico como peletización o extrusión, y el tratamiento térmico no afectó la concentración de betaína, ya que la betaína natural anhidra es estable a temperaturas de hasta 200°C.

ActiBeet® fuente natural de betaína

Como nutriente multifuncional, la betaína natural es un recurso nutricional demostrado para proteger contra el estrés térmico y osmótico, gestionando una mejor salud intestinal en condiciones termoneutrales o de temperaturas elevadas, y optimizando la eficiencia de nutrición en cría de ganado.

La betaína natural puede formar parte de todo tipo de soluciones nutricionales.

ActiBeet®, como betaína natural, es un componente no agresivo, no corrosivo y estable al calor para la producción de premezclas y de piensos para una producción de alta calidad.

 

Traducción del contenido a cargo de Mónica Ferrer ( WIKI Group) 

Más referencias disponibles en: ana.gavrau@agrana.com

 



REVISTA NUTRINEWS +

Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube