21 May 2021

Control de patógenos en la cría de rumiantes

get_the_title
  • Av. Brigadeiro Faria Lima, 1.768 – Conj. 4C
    Brazil
  • +55 11 3093-0762
  • web



Monograficos Nutrinews

La segunda ola de Covid-19 volvió a suscitar el debate sobre la vulnerabilidad con respecto a las contaminaciones, y cómo otros brotes o enfermedades ya notificados anteriormente, como la gripe A (H1N1), la peste porcina africana (PPA), la fiebre aftosa, la brucelosis, entre otras, afectaron a la cría de animales y a los seres humanos.

Esto es tan preocupante que el 75% de las enfermedades humanas emergentes o reemergentes del siglo pasado son zoonosis, es decir, son enfermedades de origen animal.

Este impacto, además de causar muertes humanas y animales, perjudica la economía de países que suman un excedente del 20% en pérdidas en producción animal a nivel mundial (ZANELLA, 2016), además de dificultar la comercialización de productos y favorecer la imposición de barreras sanitarias.

La seguridad alimentaria es calificada como uno de los atributos más importantes y valorada por los consumidores de alimentos de origen animal, y es un tema siempre presente en las reuniones de los comités científicos e industriales, considerando su importancia para la salud pública.

Cada año son implementadas o actualizadas nuevas legislaciones para mejorar los procesos de la cadena alimentaria, desde el bienestar y la salud de los animales hasta la calidad final del producto, teniendo en cuenta la sostenibilidad del medio ambiente y la bioseguridad.

En la industria alimentaria de Brasil, uno de los mayores productores y exportadores de carne del mundo, entraron en vigor en diciembre de 2020 las normativas RDC 331/2019 e IN 60/2019, que buscan aumentar la seguridad alimentaria para garantizar la salud de los consumidores, considerando los estándares microbiológicos de la cadena productiva.

 

La RDC 331/2019 abarca toda cadena productiva de los alimentos, tratando los estándares microbiológicos de los alimentos y sus aplicaciones, desde la producción hasta la comercialización – o cualquier otra etapa que forme parte de la cadena de alimentos-.

Por otro lado, la IN 60/2019, que complementa la RDC 331/2019, presenta la lista con los nuevos estándares microbiológicos para alimentos listos para la oferta al consumidor.

En general, la RDC 331/2019 determina que los alimentos no deben contener microorganismos patógenos, toxinas o metabolitos en concentraciones perjudiciales para la salud, y las normativas fueron modificadas para satisfacer las necesidades sanitarias nacionales e internacionales.

Entre las alteraciones, destacamos el aumento del número de análisis de algunos productos, para generar más datos y poder tomar decisiones más asertivas. Otros cambios están relacionados con el análisis de serotipos de bacterias que fueron incluidos y las concentraciones del límite microbiológico.

Estos cambios volvieron más rigurosos los procesos de producción y son una preocupación real para los productores, que deben adecuarse a las nuevas normativas que surgen cada año, y al mismo tiempo necesitan analizar el costo/beneficio de sus producciones.

En la producción de alimentos de origen animal, cada etapa de la cadena de producción es parte integrante de la seguridad alimentaria, desde el campo hasta la mesa del consumidor, pasando por el procesamiento y el abate.

La carne es un sustrato de excelencia para el desarrollo microbiano, debido principalmente a su elevada actividad de agua (aw) de 0,99 y a sus componentes de bajo peso molecular (hidratos de carbono, lactatos y aminoácidos), por eso constituye un peligro potencial para los consumidores, ya que puede transmitir microorganismos patógenos como Salmonella, Escherichia coli (GIL, 2000).

De este modo, todas las medidas (desde el sistema de cría hasta el abate) que puedan reducir al mínimo la carga microbiana sin generar residuos en la canal son de suma importancia para la calidad del producto final y la seguridad alimentaria.

Con esto en mente, ICC Brazil continúa innovando en soluciones que pueden agregar a la cadena de producción animal por medio de productos que, además de ayudar a la microbiota ruminal, promueven una mejora en la salud intestinal y el sistema inmunológico de los animales, previniendo/controlando la colonización de bacterias patógenas y reduciendo la contaminación de los productos finales.

Por ser naturales, los aditivos promueven la seguridad alimentaria y también tienen excelente costo/beneficio, favoreciendo la rentabilidad para el productor y un producto de excelente calidad para el consumidor final.

RumenYeast® consiste en la levadura Saccharomyces cerevisiae pura sometida a una autólisis y contiene los sólidos solubles por fermentación del medio y del contenido celular interno.

El producto final contiene:

  • Vitaminas
  • Péptidos
  • Aminoácidos libres
  • Carbohidratos funcionales, como MOS y β-glucanos

 Los β-glucanos proporcionan inmunomodulación del sistema inmunológico innato al estimular la producción de citocinas que desencadenan un aumento de las células fagocíticas, la primera línea de defensa del cuerpo.

Los β-D-glucanos de la pared de las levaduras son capaces de unirse a las diversas micotoxinas, mientras que los α-D-mananos inhiben la actividad tóxica de las micotoxinas, probablemente debido a la interacción con los radicales de estos compuestos (MADRIGAL-BUJAIDAR et al., 2002).

Además de estos beneficios, podemos agregar el efecto de aglutinación de las bacterias patógenas por el MOS (manano oligosacáridos), concediendo una mayor integridad a las vellosidades, es decir, la permeabilidad intestinal es reducida, favoreciendo una barrera protectora contra bacterias y micotoxinas para el torrente sanguíneo.

 

RumenYeast® es la nutrición ideal para la microbiota ruminal, ya que, además de promover la salud intestinal y el fortalecimiento del sistema inmune, actúa en el mantenimiento del pH y la estimulación de las bacterias celulolíticas, proporcionando una mejor condición del rumen.

 

Un estudio realizado en el Núcleo de Producción Animal (NUPRAN) en UNICENTRO, Guarapuava-PR, por el equipo del Prof. Dr. Mikael Neumann y de la Prof. Dra. Heloísa Bertagnon (datos no publicados) evaluó el efecto de RumenYeast® en la reducción de coliformes totales y Escherichia coli en las heces y la carcasa bovina en el momento del abate tras la evisceración.

La suplementación con RumenYeast® en las dietas promovió la reducción de la excreción fecal de coliformes totales y Escherichia coli, favoreciendo la menor contaminación de estos agentes en la carcasa después de la evisceración (Cuadros 1 y 2).

 

Cuadro 1. Efecto de la suplementación con RumenYeast® en los conteos de E. coli y coliformes totales en la microbiota fecal (log UFC/g de heces) de bovinos confinados.

*Letras minúsculas diferentes en la misma línea indican diferencia estadística en la interacción tiempo, prueba T, letras mayúsculas diferentes en la misma columna indican diferencia estadística, para interacción tratamiento, P<0,05%.

EEP: error estándar de promedio.

 

Cuadro 2. Efecto de la suplementación con RumenYeast® en los conteos de E. coli, coliformes totales y mesófilos en la superficie de la carcasa (log10/cm2) de bovinos confinados.

* Letras mayúsculas diferentes en la misma columna indican diferencia estadística entre grupos, prueba de Tukey, P<0,05.

EEP: error estándar de promedio.

Los nutrientes contenidos en los aditivos a base de levadura son usados para la multiplicación de microorganismos ruminales, aumentando la fermentación de la dieta, otros son absorbidos (fagocitados) estimulando una respuesta inmunológica más eficaz por medio de los leucocitos (glóbulos blancos) para combatir los agentes infecciosos (WILLIANS et al., 1996).

Además de mejorar la respuesta del sistema inmune de los animales, pueden favorecer el crecimiento de bacterias beneficiosas y controlar la población patógena, como fue demostrado en otro estudio realizado con corderos en la Universidad Autónoma de Baja California, México, por el equipo del Prof. Dr. Alejandro Plascencia Jorquera (datos no publicados).

Los corderos fueron agrupados en cuatro tratamientos:

  • Control
  • RumenYeast® (3g/cabeza/día)
  • Levadura viva (Saccharomyces cerevisiae viva – 3 g/cabeza/día) 
  • Levadura viva + RumenYeast® (1,5 g/cabeza/día de levadura viva + 1,5 g/cabeza/día de RumenYeast®).

El objetivo de la prueba era evaluar el efecto de los aditivos de levadura en la reducción del conteo de bacterias ruminales y fecales.

La combinación de RumenYeast® con levadura viva redujo el conteo de Clostridium aminophilum y E. Coli O 157: H7 ruminal. La reducción de algunas bacterias ruminales productoras de amoníaco, como Clostridium aminophilum y Clostridium sticklanii, puede tener un efecto importante en la mejora de la retención de nitrógeno, como fue observado en los resultados complementarios de este estudio, donde hubo una reducción de N-NH3 ruminal con la adición de RumenYeast®, así como con la combinación de RumenYeast® y levadura viva. El conteo de E. Coli O 157: H7 en las heces fue reducido con la inclusión de RumenYeast® en la dieta, y el mismo efecto fue observado en la combinación de RumenYeast® y levadura viva (Cuadro 3).

Cuadro 3 – Efecto de la suplementación con levadura viva y RumenYeast® en el conteo ruminal y fecal de Clostridium aminophilum, Clostridium sticklanii y E. Coli O 157:H7.

* Cuantificación de bacterias ruminales por PCR en tiempo real (log10/mL o por g).

** Los valores seguidos por letras diferentes en la misma línea difieren estadísticamente entre sí (P<0,05).

Estudio realizado por el Prof. Dr. Alejandro Plascencia Jorquera en el Instituto de Investigaciones en Ciencias Veterinarias, Universidad Autónoma de Baja California, México, 2018.

La reducción estadística del número de UFC de E. coli O157:H7 en las heces de corderos demostrada por la suplementación con RumenYeast® de la dieta es de suma importancia para el control de esta bacteria, y también de la contaminación que puede provocar en la carcasa animal.

RumenYeast® es un aditivo natural que ayuda a controlar los patógenos, inclusive cuando es usado en dosis bajas.

La salud y la nutrición son factores de gran importancia que influyen directamente en el control de los patógenos. La producción brasileña, a su vez, incluso frente a la crisis del último año, consiguió suplir la demanda e intensificó su producción en este período turbulento, garantizando la eficiencia de factores relacionados al agronegocio y bioseguridad de los productos.

  • Aun así, la seguridad alimentaria debe ser trabajada en toda la cadena de producción, ya que está directamente relacionada con la garantía de calidad del producto final y la salud pública.

La mejora de la salud de los animales proporciona una mejor productividad, un menor gasto en antibióticos para el tratamiento de los animales enfermos, una menor resistencia bacteriana debido a tratamientos incompletos y también una menor transmisión de enfermedades entre los animales.

De ese modo, la adopción de la suplementación con RumenYeast® no sólo ofrece una combinación ideal para la degradación ruminal, sino que favorece un mejor control sanitario y la reducción de los índices de contaminación, resultando en menores riesgos de enfermedades transmitidas a los consumidores.

 



REVISTA NUTRINEWS +

Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

nutriNews Junio 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube