Desarrollo óseo y calidad del cascarón óptimos

03/10/2019

Aditivos

Aditivos

get_the_title

Miavit GmbH

  • Robert-Bosch-Straße 3
    49632 Essen (Oldenburg) - Alemania
  • +34 600 41 98 09
  • Web
Escrito por: Javier Prieto & Inés Añover Servicio Técnico de Avicultura MIAVIT NUTRICIÓN ANIMAL
Servicio Técnico de Avicultura MIAVIT NUTRICIÓN ANIMAL
Revista: Trimestre3 LATAM 2019

Las aves nacen con el esqueleto formado casi exclusivamente por tejido cartilaginoso, con solo unas zonas periféricas calcificadas. Estas pueden calcificarse mediante dos tipos de osificación para formar el hueso estructural:

  • Intramembranosa, en la que el hueso se ensancha a partir de tejido conjuntivo
  • Endocondral, en la que el hueso crece en longitud a partir de las placas de crecimiento cartilaginosas.

De este modo, tendremos dos tipos de hueso estructural:

  • Hueso cortical, en su mayor parte.
  • Hueso trabecular en las epífisis de los huesos largos, en los huesos planos y en las vértebras, que es menos denso y con mayor capacidad de osteogénesis.

 

En torno a la semana 12.  Las placas de crecimiento de los huesos de las pollitas se calcifican alcanzando su tamaño permanente, sin embargo, los huesos continúan su crecimiento en grosor.

Un buen mantenimiento del hueso estructural es fundamental, ya que su cantidad va disminuyendo una vez alcanzada la madurez, por lo que las aves de puesta son bastante propensas a la osteoporosis. Este tipo de hueso sólo se puede regenerar provocando una muda forzada.

 

A las 16 semanas …. El crecimiento de los huesos estructurales cesa alrededor de la semana 16 en las hembras, con la aparición de altos niveles de estrógenos. Es entonces cuando comienza la formación de otro tipo de hueso en las cavidades internas de algunos huesos: el medular, que va a desempeñar un papel importante en el aporte mineral para la formación del cascarón del huevo.

Únicamente se desarrolla como hueso medular aproximadamente un tercio del total de huesos de las aves, entre ellos el fémur, la tibia, el peroné, el cúbito y las costillas, su característica común es que se trata de huesos bien vascularizados para permitir el intercambio de minerales.

Los minerales acumulados en el hueso medular se movilizan cuando el aporte de calcio nutricional es insuficiente.

Es importante resaltar además que la calidad del cascarón será mayor cuanto mayor sea el aporte de calcio nutricional.

Por ello es importante el aporte extra de calcio en los periodos nocturnos, cuando se está formando la cáscara del huevo.

Nunca el 100 % del aporte de calcio de la cáscara va a ser nutricional y siempre se moviliza parte del hueso medular para la formación del cascarón, por tanto, debemos de asegurarnos de la correcta formación de los depósitos de hueso medular, que nos proporcionaran un correcto metabolismo del calcio durante toda la vida productiva de los animales.

  • El fósforo mineral liberado en el proceso de resorción no se utiliza para formar el cascarón y es eliminado por la orina, con lo que necesita ser reemplazado una vez que se vuelva a formar el hueso.
  • Otros oligoelementos importantes son el manganeso, cobre, el zinc y el hierro. Son necesarios unos niveles mínimos de cada uno de estos minerales para que el resto sea fijado, y no sólo influyen en la calidad de la cáscara sino también del albumen.
  • Existen otros minerales que influyen en la osificación y calidad del cascarón, como es el caso del magnesio, que es el tercer componente en proporción en hueso y el segundo en cascarón, y le confiere dureza y espesor.

 

En los animales de producción de carne, además cabe destacar que el rápido ritmo de crecimiento de las estirpes comerciales hace que este depósito acelerado de minerales les predisponga a ciertas enfermedades como:

  • el síndrome del hueso negro
  • la discondroplasia tibial
  • el raquitismo

 

Por todo ello, se debe por lo que se debe prestar mucha atención: ICONO de ATENCIÓN

  • en la formulación al balance Ca/P
  • a la cantidad de fósforo digestible
  • y a una dosificación adecuada y homogénea de fitasas.

 

Además, debemos incluir en la ración niveles adecuados de vitamina D, precursor del 1,25-dihidroxicolecalciferol, que es fundamental para la absorción intestinal de Calcio.

En aves de puesta, si los requerimientos minerales son muy elevados y los niveles de calcio en sangre no son suficientes comenzarán a gastarse los depósitos de calcio del hueso medular.

Cuando estos se agoten, empiezan a usarse las reservas de hueso estructural, como consecuencia se produce la denominada fatiga de las baterías, que provoca la postración de los animales.

Las gallinas no pueden moverse ni acceder a agua y alimento, disminuye considerablemente la calidad del cascarón y se presentan fracturas de cabeza del fémur y de la quilla.

La quilla además puede presentar forma sigmoidea en los animales afectados.

 

El estrés térmico y el depósito de minerales

El depósito de minerales también se ve afectado por el estrés térmico. Las aves, debido a su baja capacidad termorreguladora jadean para evaporar calor, este jadeo produce una hiperoxigenación, por consiguiente, los niveles de CO2 de la sangre bajan. Para compensar su carencia la siguiente ecuación se ve desplazada hacia la derecha:

H+ + HCO3<–> H2CO3 <–> CO2 + H2O

Esto quiere decir que la acidez de la sangre disminuye, produciéndose una alcalosis respiratoria.

  • Los minerales se disuelven mejor en medios ácidos que en básicos, y como consecuencia se disminuirá la capacidad de difusión de calcio y fósforo en el torrente sanguíneo produciéndose problemas de osificación y disminución de la calidad del cascarón.
  • Por otra parte, se producirá una pérdida de iones bicarbonato por la orina para restaurar el pH normal de la sangre, lo que limita el intercambio de iones a nivel uterino.

 Es importante :

Evitar el jadeo

Es muy importante mantener un ambiente adecuado en las naves, si esto no es posible, se debe aminorar el jadeo bajando la temperatura del agua de bebida, añadiendo productos refrescantes y contrarrestando la pérdida mineral lo antes posible.

Fortalecer la salud hepática

Fortalecer la salud hepática es imprescindible para garantizar una óptima calidad de huevo, no sólo de la clara y la yema, sino también de la cáscara, ya que es el encargado de metabolizar la vitamina D3 en 25-hidroxicolecalciferol, que pasará a riñón metabolizándose a 1,25-dihidroxicolecalciferol, que es la forma activa que influye en la reabsorción de calcio a nivel intestinal.

Daños hepáticos debido a micotoxinas como el denominado síndrome del hígado graso hemorrágico en ponedoras o deterioros de su funcionalidad en animales al final del ciclo productivo debido a su intensa actividad por su participación en el metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas son factores que pueden afectar a la calidad óptima del hueso y cascarón.

Para garantizar una correcta dosificación y una óptima calidad de cáscara se dispone de una serie de productos líquidos para su administración en agua de bebida, lo que permite una respuesta rápida ante problemas agudos y una dosificación homogénea.

MiaPhos es un alimento complementario líquido* para aves con compuestos de fósforo de alta biodisponibilidad, calcio, magnesio, sodio, cobre, manganeso y zinc. Está especialmente diseñado para mejorar la biodisponibilidad mineral en periodos de alta exigencia y proporcionar un aporte extra de fósforo y microminerales.

Se recomienda su uso en aves de producción de carne durante las tres primeras semanas de vida de modo pulsátil para una correcta formación del hueso estructural y prevenir de este modo problemas locomotores en las últimas fases del cebo.

En animales de recría su administración en primeras etapas y últimos estadios de formación del hueso estructural garantizan una correcta osificación antes de la fase de madurez sexual.

También es interesante su aplicación en prepuesta, una vez las aves han comenzado a sintetizar el hueso medular.

En el inicio y pico de puesta, ayuda a reponer los niveles de fósforo y microminerales movilizados.

Su aplicación a partir de la semana 37 de forma pulsátil; 3 días cada 4 semanas, previene frente al deterioro de los depósitos minerales óseos en los últimos estadios del ciclo de puesta de las aves.

Prueba experimental

Objetivo

En una prueba reciente realizada por MIAVIT, con la colaboración de una entidad independiente, se ha probado en broilers el beneficio de la suplementación con este alimento complementario líquido*  en situaciones de desafío.

Material & Métodos

Esta prueba ha sido efectuada en 180 animales en el grupo de prueba y 130 aves en el grupo control, ambos grupos fueron sometidos a dos periodos de estrés térmico (35 °C) de 5 días, entre los días 13 y 18 y los días 26 y 31, ya que la demanda de minerales se incrementa dramáticamente durante los periodos de altas exigencias térmicas afectando, por tanto, a la salud ósea.

  • Se administró durante dichos periodos de estrés a una dosis de 1 l cada 1000 litros de agua de bebida.
  • El grupo control no recibió ningún tipo de suplementación.
  • Se evaluaron posteriormente los parámetros productivos y la resistencia de los huesos.

 

Resultados

Esta prueba demostró que el alimento complementario líquido* puesto en prueba mejora la resistencia de los huesos significativamente, mostrando un incremento de la fuerza de resistencia a la rotura del hueso de 312 Newton a 355 Newton.

Además, los huesos de los animales tratados resultaron ser más grandes.

Aparato para medir la resistencia ósea

Los animales suplementados con MiaPhos tuvieron una mejor calidad de los huesos, lo que es un indicador de una mejor absorción mineral y bienestar animal durante situaciones de estrés. Adicionalmente, todos los parámetros productivos (IC, GMD, FEEP) se mejoraron con respecto al control.


Este compuesto contiene calcio y 25-hidroxicolecalciferol, que es un metabolito biológicamente más activo que la vitamina D3, y proporciona una dosis mayor de vitamina D3 a una tasa de inclusión más baja.

 

Previniendo la osteoporosis con MiaCalcium PRIME D

Además no necesita activarse ya en el hígado, al contrario de la vitamina D3, de modo que se recomienda usar en caso de problemas de calidad de cáscara cuando el hígado esté afectado, como es el caso del síndrome del hígado graso hemorrágico en ponedoras.

Un aporte de este compuesto en ponedoras de a partir de la semana 38 de forma pulsátil; 5 días cada 6 semanas mejora la calidad de cáscara de huevo y previene frente a la osteoporosis.

Su administración reduce la incidencia del síndrome del hueso negro en avicultura de carne.

Conclusión

El desarrollo del sistema óseo en aves es un proceso fundamental que va a influir considerablemente en los futuros rendimientos de los animales, de modo que es muy importante proveer la cantidad correcta de minerales y vitaminas para asegurar el desarrollo óseo en los primeros estadios y garantizar un correcto desarrollo, resorción y depleción del hueso medular



Dejar un comentario