Diferentes parámetros evaluados en dietas del cerdo criollo

07/06/2019

Formulación Investigación

Formulación Investigación

Diferentes parámetros evaluados en dietas del cerdo criollo
Escrito por: Manuel Paredes Arana, Luis Vallejos Fernández & José Mantilla Guerra

En Perú, 95,7% de la producción de cerdos proviene de unidades agropecuarias con piaras menores de 10 animales, siendo el cerdo criollo el principal genotipo con 67,2% de la población porcina nacional.

 

El cerdo criollo es criado bajo condiciones extensivas y de traspatio con la finalidad de obtener carne y manteca, es alimentado con residuos de cocina, forrajes o subproductos agroindustriales, y el sacrificio y procesado, en muchos casos, se realiza en las propias casas – Santana, 1999, lo que conlleva a bajos índices productivos, con peso corporal de beneficio de 44 kg por animal en promedio -Ramos, 2008.

 

Algunos investigadores sugieren que el cerdo criollo no requiere estar bajo crianza intensiva -Barba et al., 1997; sin embargo, se siguen evaluando estrategias técnicas y económicamente viables, como ocurre con los sistemas de producción del cerdo ibérico -Paz y Hernández 1989. FEDNA, 2013 sigue aportando normas de nutrición para un mejor desempeño del cerdo criollo

 

Objetivo

El presente estudio tuvo por objetivo evaluar la respuesta productiva, características de la canal y calidad de la carne del cerdo criollo negro de la provincia andina de Cajamarca frente a una dieta conteniendo maíz y soya y otra dieta empleada mayoritariamente por los criadores de cerdos criollos en Cajamarca, con base a desechos de restaurante enriquecidos con residuos de camal de aves.

 

Materiales & Métodos

 

Animales: 32 cerdos lechones destetados
Dietas: 2 raciones
Duración: 120 días

Este trabajo se efectúo en la granja de cerdos de la Universidad Nacional de Cajamarca, UNC, a 2750 msnm, entre marzo y julio de 2010. Se utilizaron 32 lechones criollo negro cajamarquino, entre 30 y 45 días de edad, y fueron evaluados por un período de engorde de 120 días.

 

Tratamientos
Los lechones fueron distribuidos en cuatro tratamientos, donde cada tratamiento tuvo cuatro repeticiones y cada repetición fue de dos animales:

  • Dos tratamientos con ocho lechones alimentados con desechos de restaurante y residuos de camal de aves, siendo uno con hembras (HDRRA) y el otro con machos castrados (MDRRA), y
  • Dos tratamientos con ocho lechones que recibieron alimento concentrado de maíz y soja, siendo uno con hembras (H-C) y el otro con machos castrados (M-C).

 

El suministro de alimento fue ad libitum. La primera ronda de alimento se ofreció diariamente a las 08:00, previo retiro y pesada de los residuos de alimento del día anterior, y la segunda ronda se ofreció a las 16:00. El alimento fue pesado previo a su reparto. El agua fue suministrada en bebederos de concreto con capacidad de 10 L, con flujo de agua permanente.

 

Control de Peso
Los controles de peso de los cerdos se efectuaron cada 30 días. Para los primeros 60 días del experimento se hizo en una balanza de plataforma E-ACCURA de 60 kg de capacidad y de ±0.01 kg de precisión. Las pesadas posteriores fueron realizadas en una báscula Torrey tipo jaula con capacidad de 500 kg y una precisión de ±0.05 kg. Se registró el consumo de alimento en una tarjeta de alimentación por cada corral. Para el cálculo de la conversión alimenticia (CA) se utilizó la fórmula CA = Consumo de alimento (en MS) / Ganancia de peso corporal.

 

Sacrificio
Los cerdos fueron sacrificados a los 120 días de edad en el camal municipal de Cajamarca. Los pesos de la canal caliente se determinaron a los 45 min post mortem en una balanza monorriel (Cardinal, SP-1000 LM), de 453.6 kg de capacidad (1000 libras), y se tomaron las medidas lineales de las canales con cinta métrica sobre la hemicanal derecha colgada. Se tomó como referencia para el estudio morfométrico de las canales el esquema reportado por Galián (2007). Además, se tomaron muestras del músculo Longissimus lumbar a partir de la media canal derecha y a nivel de la última costilla, para su análisis en el LCA de la UNC.

 

Resultados

  • Las hembras alimentadas con DRRA tuvieron 10 kg más de peso corporal que los machos castrados (p<0,05), mientras que la respuesta fue opuesta en el caso del alimento balanceado, donde los machos castrados superaron en 12 kg a las hembras (p<0,05). De acuerdo al sexo, las hembras alimentadas con DRRA adquirieron 7,93 kg más de peso corporal que las que consumieron concentrado, mientras que machos que consumieron concentrado alcanzaron 14,07 kg más de peso que los que consumieron DRRA. Resultados similares fueron, por lo tanto, encontrados para la ganancia diaria de peso.
  • El análisis estadístico del peso vivo final mostró interacción significativa entre las variables sexo y tipo de alimentación (p<0,05). Se corrobora que el cerdo criollo macho castrado tuvo una mejor respuesta en peso corporal a una dieta mejor balanceada que las hembras. Asimismo, las hembras, en condiciones alimenticias de desequilibrios nutricionales, pueden alcanzar un mejor peso corporal que los machos castrados.
  • Los machos castrados consumieron más alimento concentrado que las hembras (1,42 vs. 1,30 kg de MS), aunque sin diferencias significativas. Asimismo, el consumo de DRRA fue similar entre sexos (1,38 y 1,4 0 kg de MS).
  • En la conversión alimenticia se observó una interacción significativa entre sexo y tipo de alimento (p<0.,0 5). Las hembras tuvieron mejor conversión alimenticia con DRRA que con concentrado, dado que necesitaron consumir 290 g menos de MS para obtener una ganancia de 1 kg de peso vivo durante el periodo de engorde de 120 días. La conversión alimenticia fue menos eficiente en machos castrados alimentados con DRRA que en los que consumieron concentrado.
  • El peso de la canal caliente (PCC) no se vio influenciada por el sexo o el tipo de alimento
  • El rendimiento en canal tampoco fue influenciado por el sexo o el tipo de alimento, aunque se pudieron encontrar ligeras diferencias a favor de machos castrados alimentados con concentrado en relación a aquellos que consumieron DRRA, así como en machos castrados en relación a las hembra
  • La longitud de la canal fue mayor en machos que en hembras (p<0.05).
  • El perímetro máximo del jamón es un factor de gran importancia en la industria porcina. Los valores obtenidos de 69,4 ± 2,5 cm para el grupo de machos castrados alimentados con concentrado.
  • Las longitudes de la mano y de la pata, así como el perímetro de la caña fueron mayores en los machos que en las hembras (p<0,05), En forma similar, el perímetro de la caña fue significativamente mayor en cerdos alimentados con concentrado que con DRRA (p<0,05).
  • No se encontraron diferencias significativas en humedad, pérdida de peso de la carne por goteo, grasa intramuscular y cenizas entre sexos o entre tipo de alimentación, ni en la interacción sexo x tipo de alimento.
  • El contenido de ácido oleico fue mayor en cerdos alimentados con DRRA (p<0,01), mientras que el porcentaje de proteína en la carne fue mayor en cerdos alimentados con concentrado (p<0,05).

 

Conclusiones

  • Los cerdos alimentados con concentrado obtuvieron una mayor ganancia media diaria de peso y mejor conversión alimenticia y mayor proteína y menor contenido de ácido oleico en la carne que los cerdos alimentados con desechos de restaurantes y residuos de camal de aves.

 

  • Los machos presentaron una mayor ganancia media diaria de peso y las hembras presentaron una mejor conversión alimenticia.

 

  • Se encontró una interacción significativa entre sexo y tipo de alimento en la conversión alimenticia (p<0,05). Las hembras tuvieron mejor conversión alimenticia con DRRA que con concentrado, mientras que en machos mostraron una mejor conversión alimenticia con el concentrado.

 

  • Los machos castrados tuvieron mayores longitudes de canal, de mano y de pata, así como mayor perímetro de jamón y caña.

 

  • El tipo de alimento no hizo variar las características de la canal, y la calidad de carne no se vio influenciada por el sexo del cerdo.

 

Departamento Académico de Ciencias Pecuarias, Facultad de Ingeniería en Ciencias Pecuarias, Universidad Nacional de Cajamarca, Perú. Revista De Investigaciones Veterinarias Del Perú, 28(4), 894-903. https://doi.org/10.15381/rivep.v28i4.13879



Dejar un comentario