Eficacia de los simbióticos como aditivo para alimento en porcinos

17/04/2020

Aditivos Investigación

Aditivos Investigación

simbióticos

Los lechones prematuros nacen con un intestino, unos sistemas inmunitario y cerebral inmaduros, predisponiéndolos a complicaciones a corto y largo plazo. Por tanto, en este estudio, se investiga si los simbióticos al combinarlos con glutamina estimulan el desarrollo cerebral y el sistema inmunitario en cerdos prematuros.

 

Los simbióticos fueron definidos en los años noventa por Gibson y Roberfroid -1995, como una mezcla de probióticos y prebióticos que tiene un efecto beneficioso sobre el huésped, mejorando la supervivencia y la implantación de los suplementos dietéticos microbianos vivos en el tracto gastrointestinal.

 

El estudio de la eficacia de los simbióticos como aditivos para alimento está siendo motivo de nuevas investigaciones y actualmente existen productos simbióticos registrados como aditivos para alimentación animal.

 

Ante los desafíos planteados por las futuras normativas en cuanto al uso de medicamentos en producción animal, con toda seguridad los probióticos, prebióticos o combinaciones de ambos van a tener rol aún más importante del que ya están jugando actualmente en nutrición y salud porcina.

 

Objetivo

La hipótesis de este estudio se basó en que una dieta láctea suplementada con prebióticos y probióticos (es decir, simbióticos) y glutamina mejoraría la maduración intestinal, cerebral y del sistema inmunitario en recién nacidos prematuros, utilizando cerdos prematuros como modelo.

 

Materiales & Métodos

Animales: 40 cerdos prematuros

Dietas: 2 tratamientos

Período: 23 días

Los cerdos prematuros (Landrace x Yorkshire x Duroc, N°= 40, recibidos por cesárea al 90% de la gestación) fueron criados individualmente hasta el día 23 después del nacimiento bajo condiciones altamente estandarizadas.

 

Tratamientos

  1. Los lechones en el grupo de intervención (PPG (por sus siglas en inglés), N°= 20) fueron alimentados con volúmenes crecientes de leche bovina suplementada con prebióticos (fructo-oligosacáridos de cadena corta y cadena larga 9:1, 4–12 g/L), probióticos (Bifidobacterium breve M16-V, 3 × 109 UFC/d) y L-glutamina [0,15–0,30 g/ (kg · d)].
  2. Cerdos alimentados con leche bovina con compuestos de placebo añadidos como control (CON, N° = 20)
  • Se midieron los puntos finales clínicos, gastrointestinales, inmunológicos, cognitivos y neurológicos.

 

Resultados

  • Los cerdos PPG mostraron más diarrea, pero la ganancia de peso, la composición corporal y los parámetros intestinales fueron similares entre los grupos.

 

  • El rendimiento cognitivo, evaluado en un laberinto en T (T-maze), fue significativamente mayor en cerdos PPG (P <0,01), mientras que la función motora y el interés exploratorio fueron similares entre los grupos.

 

  • Usando imágenes de difusión ex vivo, el índice de dispersión de orientación en la materia gris en regiones corticales del cerebro fue 50% más alto (P = 0,04), y el valor de anisotropía fraccional fue 7% más bajo (P = 0,05) en cerdos PPG en comparación con cerdos CON, consistente con un aumento de las ramificaciones dendríticas en PPG.

 

  • En las fibras asociativas, la difusividad radial fue menor y la anisotropía fraccional fue mayor en los cerdos PPG en comparación con los cerdos CON (todos P <0,05), mientras que las medidas en la cápsula interna mostraron una tendencia hacia difusividad radial y difusividad media reducida (ambas P= 0,09).

 

  • El día 23, los cerdos en el grupo PPG mostraron un mayor número de leucocitos en sangre (+ 43%), recuentos de neutrófilos (+ 100%) y tasas fagocíticas (+ 24%), en relación con CON, todos P<0,05.

 

Conclusión

Los cerdos prematuros suplementados con Bifidobacterium breve, galacto y fructo-oligosacáridos, y L-glutamina mostraron un mejorado desarrollo neuronal e inmunológico.

 

Los resultados indican que el potencial de las intervenciones nutricionales dirigidas después del parto prematuro, sirven para apoyar el desarrollo de sistemas importantes como el inmunitario y cerebral.

 

Fuente: Autores: Anders D Andersen, Duc Ninh Nguyen, Louise Langhorn, Ingrid B Renes, Ruurd M van Elburg, Anita Hartog, Sebastian Tims, Yohan van de Looij, Per T Sangild, Thomas Thymann. Journal of Nutrition, https://doi.org/10.1093/jn/nxy243

 

 





Dejar un comentario