Eficacia de los cultivos activos de levaduras en la mejora de digestibilidad

09/05/2017

Aditivos

Aditivos

get_the_title

AMBiotec

  • C/Doctor Severo Ochoa, parcela 102. Polígono Industrial Torrehierro.
    45600 Talavera de la Reina - España
  • 628982412
  • Web
Escrito por: Carmen Yuste García
Veterinaria
Revista: NutriNews Junio 2017

La digestibilidad de la fibra en los forrajes es el mayor reto en la nutrición de rumiantes y la mejora de ésta pasa por emplear aditivos

La digestibilidad de la fibra presente en los forrajes es el mayor reto en la nutrición de los rumiantes de producción de leche (Fibra Neutro Detergente; FND, Van Soest, 1967), pues de ello depende la salud del rumen y por ende, la del propio animal y el contenido de grasa del producto final: la leche.

La mejora de la digestibilidad de los forrajes pasa por evitar que se cosechen en tarde y por el empleo de aditivos:

  • Enzimas exógenas (celulasa y hemicelulasa) -no registradas para tal fin en la UE
  • Empleo de probióticos, como la levadura Saccharomyces cerevisiae
  • Administración de raciones adecuadas que aporten los nutrientes necesarios a la microbiota

Eficacia de las levaduras

El siguiente cuadro refleja cómo la levadura de cerveza (Saccharomyces cerevisiae) mejora los parámetros ruminales y con ello la eficiencia alimentaria:

Favorece el empleo del lactato

Bacterias lactofermentadoras (Megasphera elsdenii, Selenomona ruminantium). (Chaucheyras et al. ,1995; Rossi et al., 1995; Callaway and Martin, 1997)

Suben el pH o lo mantienen en zona menos ácida

-1.6% (Rose, 2002) 

Incrementan la formación de ácidos grasos volátiles (AGV)

– 5.4% (Rose, 2002) 

Incrementan el poder tampón de la dieta

9-12% (Chaucheyras-Durand and Fonty, 2002)

Estimulan el crecimiento de los protozoos

Aumenta la proteína intestinal (Brossard, 2004)

Incrementan la ingesta de Materia Seca y la producción de leche

(Robinson, 2002)

Son más evidentes los efectos en raciones altas en concentrado

(Erasmus et al. 1992)

Consumen Oxígeno del rumen

Muy tóxico para las bacterias celulolíticas. Mantienen el ambiente ruminal anaerobio (<10 ml O2/L) en condiciones óptimas para estas bacterias

Este probiótico se incorpora a los piensos compuestos desde la década de los 90, cuando la industria de la nutrición animal introdujo las “levaduras seco-activas” -tal y como las conocemos en la actualidad- como “aditivos zootécnicos estabilizadores de la flora intestinal” en la reglamentación de la UE.

Los investigadores tratan ahora de desentrañar si ambas formas de presentación de este microorganismo (secas y cultivos activos) tienen similar comportamiento y eficacia en la dieta de los rumiantes.

La principal característica de la levadura Saccharomyces cerevisiae es su gran capacidad metabólica, tanto en presencia como en ausencia de oxígeno, esta última -anaeróbica- empleada habitualmente en procesos de elaboración de pan o en la fermentación alcohólica.

Sin embargo, la capacidad respiratoria de esta levadura o consumo de oxígeno interesa más en el campo de la nutrición de los rumiantes, ya que el oxígeno presente en el rumen (Newbold, 1991) es muy tóxico para las bacterias celulolíticas.

Así, el empleo de levaduras activas metabólicamente de manera aerobia se impone sobre las levaduras seco-activas, que, por otro lado, deben revivificarse al llegar al rumen, un proceso que exige condiciones especiales de:

  • Humedad
  • Temperatura
  • Nutrientes

Se tiene que tener en cuenta el tiempo de adaptación (“lag”) a las condiciones ambientales desde su estado latente a la plena actividad, cuya duración es muy variable y puede alargarse hasta una hora.

Gráfico 1. Evolución en el tiempo de cultivos de levaduras y bacterias.

Teniendo en cuenta la velocidad de tránsito en el rumen de la fracción líquida de la ingesta (hasta 15%/hora), es importante que las levaduras actúen desde su llegada al mismo.

Los cultivos activos de levaduras están compuestos por una cepa seleccionada de levadura con gran actividad metabólica y un sustrato que aporta todos los nutrientes necesarios para su hidratación, activación metabólica y multiplicación fuera del rumen.

Dicha activación del cultivo se lleva a cabo en un fermentador que mantiene estable la temperatura y permite a las levaduras emplear la vía metabólica aeróbica.

La Figura 1 muestra cómo la ruta aeróbica es 18 veces más eficiente en el aprovechamiento de la energía empleada por la levadura (36 ATP vs 2 ATP), es decir, que la presencia de oxígeno favorece su crecimiento y multiplicación.

Figura 1. Metabolismo aeróbico y anaeróbico de las levaduras

En resumen, el cultivo activo de la levadura Saccharomyces cerevisiae permite desarrollar el tiempo de adaptación en un fermentador (ausencia de tiempo lag).

VENTAJAS RUMIANTES

  • Efecto inmediato de la levadura al llegar al rumen
  • Mayor eficiencia energética
  • Notable reducción de la concentración de oxígeno en el rumen, debido a su metabolismo aerobio, lo que favorece la actividad de las bacterias celulolíticas.

CULTIVO ACTIVO LEVADURAS VS LEVADURAS SECO-ACTIVAS

Es importante destacar que dichos cultivos de levaduras además aportan un arsenal de metabolitos propios de la actividad estos organismos.

Estos se cifran en 340 y son los responsables de aportar nutrientes a la microbiota ruminal.

El aporte de estos metabolitos sin que sufran el tratamiento térmico propio de las levaduras “seco-activas” hace que su influencia en la salud ruminal sea más elevada y evidente.

Tabla 1. Resumen de resultados del cultivo activo levaduras frente al de levaduras seco-activas

5-10 VECES MÁS EFECTIVAS QUE LAS LEVADURAS SECO-ACTIVAS

Conociendo entonces el punto débil de las levaduras seco-activas, su retardo en el período de activación metabólica y la vía metabólica que pueden adoptar una vez activadas, podemos deducir que los cultivos activos de levaduras representan un gran avance en el uso de Saccharomyces cerevisiae y permiten incrementar de 5 a 10 veces la eficiencia de los parámetros ruminales y productivos, un hecho constatable en las granjas de muy alta producción en las que se emplea.

Dejar un comentario