El conocimiento de las dietas latinoamericanas. La experiencia peruana

01/04/2020

Formulación

Formulación

Escrito por: Wilfredo Ochoa
Ing. Zootecnista. Especialista en Nutrición avícola
Revista: NutriNews Marzo 2020

A diferencia de Europa donde el trigo es la principal fuente de energía, y se emplean tortas de soja de baja proteína, colza o harina de girasol, las dietas en Sudamérica se basan principalmente en cereales como el maíz, oleaginosas como frijol de soja, que  se usa procesadas como harina integral y/o torta (que es el co-producto de la extracción del aceite) y en un menor porcentaje se trabaja con girasol también, en forma de harina integral y torta.

Como fuente de energía se trabaja con aceite de soja, aceite de palma, aceite acidulado de soja (oleína de soja), aceite acidulado vegetal (oleína vegetal), mezcla de soja, girasol y Ácidos grasos de palma y sus blends con aceite de palma.

 

MAÍZ

El maíz es el ingrediente alimenticio más importante en aves y proporciona aproximadamente 65% de la energía y 20% de la proteína en las dietas (Cowieson, 2005).

  • La producción nacional de maíz es insuficiente para cubrir la demanda, por lo que el Perú importa maíces de distintos países, principalmente de los EEUU. 

 

Dureza y vitreosidad del maíz

El maíz de los EE.UU. es semiblando y dentado, y contiene dos tipos de células de endosperma en el mismo grano. 

  • Parte del endosperma consiste en células que con una combinación cristalina dura de almidones y proteínas. 
  • El resto del endosperma consiste en una combinación de almidón y proteína más blanda y opaca. 

 

Debido a estas características, las variedades de alta producción norteamericanas son semiblandas y se quiebran más fácilmente que las variedades más duras, como son los maíces sudamericanos, de origen argentino, brasilero o boliviano. 

 

El grano blando requiere menos energía y menos tiempo para moler que el grano duro.

Teniendo estas diferencias de genética de granos de maíz, nos toca revisar la vitreosidad en los granos de maíz, parámetro relacionado con la dureza del grano. 

↳ La vitreosidad es una medida de la cantidad de endospermo vítreo o duro presente en el grano y está relacionada con la evolución desarrollada por el grano para protegerse del proceso de digestión y el clima. 

El maíz de Norte América tiende a tener menor grado de dureza que el Sudamericano. 

Las prolaminas (proteínas) del maíz, como las zeínas, tienden a concentrarse más en maíz vítreo, donde se  muestra una correlación alta entre el contenido de proteína y dureza del grano. 

Por otro lado, existe una relación positiva entre los polisacáridos no amiláceos y la dureza del maíz

No todas las proteínas del maíz se asocian con el grado de dureza, únicamente las prolaminas. 

Los datos sugieren que mayor dureza se correlaciona con un mayor porcentaje de prolina y una reducción de ácido aspártico, lisina y triptófano como parte del contenido de proteína total del maíz. 

La prolina está muy involucrada en determinar la arquitectura de la proteína y se encuentra en altas concentraciones en la γ-zeína. 

Las muestras de sorgo también muestran una correlación entre la dureza del grano y su contenido de proteína. En el sorgo, un contenido elevado de proteína se relaciona con una mayor cantidad de kafirinas.

 

Tabla 1 Resultados NIRS, componentes por maíces de origen USA y argentino AB vista CQR

 

Índice de solubilidad de proteína (PSI)

El valor de índice de solubilidad de la proteína (PSI, Protein Solubility Index por sus siglas en inglés) es otro importante valor a tener en cuenta, nos mide la calidad de la proteína del maíz. 

Este valor se genera por el proceso de secado. Después de la cosecha, el maíz y el sorgo pasan por diferentes tipos de procesamiento antes de ser utilizados como materia prima en la alimentación animal. 

Uno de los procesos más perjudiciales es el secado, en el cual el contenido de humedad es reducido para evitar la germinación y el deterioro, durante el almacenamiento. 

El maíz cosechado con altos niveles de humedad requiere de un proceso de secado más riguroso que cambiará las características del grano y de la disponibilidad de los nutrientes. 

El Índice de Solubilidad de la Proteína (PSI) es un indicador de la severidad del proceso de secado en las muestras de maíz, y tiene una correlación alta con el aprovechamiento del almidón. 

↳ Lo mejor es tener valores altos (sobre 40), para que el ave absorba rápidamente los aminoácidos del maíz, pero si tenemos un PSI bajo, la proteína se demorará en ser digerida, siendo menos eficiente la absorción de los aminoácidos, y creando problemas de mala digestión.

 

Clasificación según calidad de maíz

El maíz de los EE.UU. se exporta bajo contratos que especifican US #2

  • El límite de la clasificación de US #2 es 3% de granos quebrados y material extraño. 

Esto significa que el grano que sale del silo del exportador rumbo al barco no puede contener más de un promedio de 3% de material que pasa por un tamiz de 12/64 pulgadas (4.8 mm) de huecos redondos. 

  • Para la clasificación US #2 se limita al 5% los granos dañados, o sea, decolorados por la acción del clima o plagas. No obstante, el contenido promedio de granos dañados del maíz de exportación es menos del 3%.

 

Figura 1. Maíz pasado por limpiador, productos de la limpieza del maíz.

Cuando el grano de maíz, ingresa a las plantas de alimentos, pasa por un proceso de limpieza del grano, donde se separan las impurezas del grano entero. 

Debido a que los granos americanos son semiblandos y se quiebran más fácilmente que las variedades más duras sudamericanas, presentan 0.43% más de polvillo (0.67% vs 0.24%) comparado con los maíces sudamericanos. Esta diferencia es importante tenerla en cuenta en las negociaciones de los contratos.


HARINA o TORTA DE SOJA 

La soja es el ingrediente proteico más importante en la alimentación de aves y al menos desde un punto de vista de América del Norte, es considerada relativamente uniforme en calidad. Sin embargo, dependiendo del proceso, la harina o torta de soja presenta variaciones sustanciales en los parámetros que podrían afectar su valor nutricional para las aves

Índice de Actividad Ureásica (IAU)

El IAU es un método que mide rápidamente los factores anti-nutricionales residuales después del procesamiento de las tortas de sojas, harinas extrusadas y sojas desactivadas. 

Cuando la relación entre la ureasa y los inhibidores de tripsina en tortas de soja son críticamente examinadas, la correlación entre estos dos indicadores es alta, confirmando que medir el IAU en sojas procesadas es un método aceptable para estimar el contenido de inhibidores de tripsina y   es bueno establecer que los factores anti-nutricionales encontrados en la soja tienen efectos negativos en los resultados de los pollos.

Tabla 2. Resultados de actividad ureásica, inhibidores de tripsina y su relación con presencia de pasaje de alimento.

 

Incidencias en los rendimientos en aves

Cuando estas variaciones en el procesamiento del frijol de soja ocurren y se trasladan a campo, observamos problemas, como reducción del consumo de las aves, des-uniformidad del lote y reducción de ganancia de peso.

Figura 2. Hallazgos de necropsias en pollos de 11 días de edad alimentados con soja integral mal procesadas, el asa duodenal en la derecha es el control.

 

Eficiencia alimentaria y zona de termoneutralidad

Si consideramos la zona termoneutral de 19 a 27 °C, como zona de máxima eficiencia del pollo, estos valores coinciden con los valores mínimos y máximos de temperatura a lo largo del año, de ahí que, en Perú, se observan muy buenos parámetros de eficiencia en respuesta productiva de ganancia de peso, consumo y conversión alimentar.

Gráfico 1. Temperatura ambiental y zona de termoneutralidad de las aves


En Lima, donde se desarrolla el 70% de la avicultura, las diferencias entre la temperatura mínima y máxima no son muy amplias a lo largo del año, pudiendo ser máximo de 6-7 °C. No vamos a ver temperaturas máximas de 35 °C, o mínimas de 2 °C.

 

Tabla 3. Promedio de temperatura y humedad para Lima Oeste

 

La temperatura más alta es en el mes de Febrero (26.5), la temperatura más baja en los meses de agosto y setiembre (14.6) y llueve con mayor intensidad en el mes de julio (18 mm/mes).

 

Gráfica 2. Promedio de temperatura y precipitación para Lima Oeste

Otro punto importante es la baja precipitación, lo que te permite almacenar el maíz sobre losas en piso de concreto a la intemperie, pero complica el manejo para los meses de invierno de julio y agosto. 

El contenido de humedad del maíz no es un factor de clasificación del grano, pero si es una variable a considerar

↪ Un límite de 14.0 % como máximo para la humedad del grano es un parámetro de calidad considerando que todavía gran parte del maíz se almacena en losas en piso de concreto, tanto en las plantas de alimentos, como en los almacenes del puerto de llegada: Callao.

 

Figura 3.  Maíz almacenado en planta de alimentos.

 

En el siguiente cuadro, se observa una correlación entre la humedad del grano y los resultados productivos, expresados en conversión alimenticia durante la época de verano (Enero a Marzo) y la época de invierno (Junio a Agosto).

 

Gráfico 3. Correlación de humedad del maíz y conversión alimentaria.

Densidades nutricionales

Debido a las condiciones medioambientales, donde no hay grandes cambios en las temperaturas mínimas y máximas durante el año, se observa que las aves responden eficientemente a dietas de baja, media y alta densidad, un ensayo desarrollado, mostró diferencias principalmente en peso vivo, para tres niveles nutricionales, la presentación del alimento fue harina y peletizado.

 

Tabla 4. Densidades nutricionales de 3 niveles de energía.

Los resultados productivos se muestran en el siguiente cuadro.

Tabla 5. Resultados productivos de 3 planos nutricionales en presentación harina y peletizado.

En alimento en harina:

  • Cuando se incrementó la EM del alimento de 2950 a 3100 Kcal (150 Kcal), se observan diferencias significativas en peso vivo, (99 g). En la conversión alimenticia, se observa una mejora de 80g menos de alimento por 1 Kg de carne producido. 
  • Cuando pasamos de 3100 Kcal a 3250 Kcal, se observan diferencias significativas en peso vivo, (102 g) y una mejora en la conversión alimenticia, 90g menos de alimento por 1 Kg de carne producido.

 

En alimento Peletizado:

  • Se observa una respuesta positiva en el peso vivo con el incremento de la energía metabolizable del alimento de 2950 a 3100 Kcal (80 g). En la conversión alimenticia, se observó una mejora de 50 g/Kg carne producido, cuando pasamos de 2950 Kcal a 3100 Kcal 
  • No se observó diferencias en el peso cuando se incrementó la energía de 3100 a 3250 Kcal y en conversión alimenticia, se ganaron 60 g por cada 1 Kg de peso vivo cuando pasamos de 3100 a 3250 Kcal. 

Estos resultados en conversión alimenticia son explicados por las mermas y los desperdicios que se observan en los comederos y en los bebederos en los galpones.

 

Figura 4. Presentación de alimento en granja en comederos manuales y bebederos tipo plasson.

Instalaciones

Las granjas se ubican a lo largo de la costa, son zonas desérticas y se agrupan en 10 a 12 galpones de 150 a 200 metros de largo cada uno.

 

Figura 5. Foto de una granja situada en la costa peruana.

 

El costo para la instalación de galpones manuales de 150 metros de largo es aproximadamente de 27,000 euros, donde la densidad de crianza es 11 pollos/m2, y en peso 28 Kg/m2.

En los últimos 5 años se ha observado una reconversión tecnológica en las granjas con la implementar comederos automáticos y bebederos niples donde se invierten aprox. 40,000 euros, donde la densidad de crianza es 13 pollos/m2, y en peso 33 Kg/m2.





Dejar un comentario