18 Nov 2020

El papel de los aditivos en la salud intestinal de cerdos y aves. Parte II



En la primera parte de esta revisión sobre aditivos ( El papel de los aditivos en la salud intestinal de cerdos y aves. Parte I) hicimos hincapié en los diversos factores que amenazan a la salud intestinal y algunos de los aditivos disponibles para evitar estos trastornos:

  • Probióticos
  • Prebióticos
  • Ácidos grasos de cadena media

En esta segunda parte, revisaremos otros aditivos importantes en el cuidado del tracto gastrointestinal de las aves y los cerdos como son:

  • Aglutinantes de micotoxinas
  • Aminoácidos
  • Emulsionantes

 

Aglutinantes de micotoxinas

Dado que el epitelio gastrointestinal es la primera barrera que entra en contacto con las micotoxinas luego de la ingestión, se han realizado varios estudios para conocer el efecto de las micotoxinas en la integridad intestinal con micotoxinas como: DON, Toxina T-2, zearalenona y aflatoxina B1 (AFB1).

Pinton y col. (2010), mostraron que DON directamente afectó la expresión de proteínas de unión estrecha, resultando en un aumento del paso de metabolitos desde el lumen.

Goosens y col. (2012), estudiaron el efecto de las toxinas de Fusarium sobre las células epiteliales y encontraron una respuesta dosis:efecto sobre la viabilidad celular, apoptosis y necrosis.

  • La toxina T2 resultó ser la de mayor poder necrotizante y se consideró la más tóxica.

Bracarense y col. (2011) realizaron un experimento en el que DON (0,003%) o FB1 (0,006%) o ambos se agregaron a las dietas de lechones. Los autores observaron que los lechones que habían recibido estas micotoxinas durante un período de 5 semanas mostraron atrofia y fusión de las vellosidades, disminución de la altura de las vellosidades y se redujo el número de células caliciformes y linfocitos en el yeyuno.

Algunos cuadros clínicos asociados con micotoxicosis en gallinas La aflatoxina es probablemente la micotoxina más estudiada. Su principal efecto negativo es sobre el metabolismo del hígado. Sin embargo, la alflatoxina también tiene un efecto directo sobre la integridad epitelial a través de la inhibición de la síntesis de proteínas en los enterocitos.

Existen una variedad de sustancias que tienen la capacidad de unirse a micotoxinas. Los agentes aglutinantes de micotoxinas más utilizados e investigado son los aluminosilicatos, las arcillas y las zeolitas. Estos son  adsorbentes naturales que incluyen aluminosilicatos de calcio y sodio hidratados (HSCAS), bentonita y zeolita.

La mayoría de estos productos son aglutinantes eficientes de aflatoxinas. Schell et al. (1993) observaron que la contaminación del maíz reducía la ingesta de alimento en los cerdos y que el efecto negativo podía contrarrestarse mediante la adición de bentonita al 0,5% o HSCAS.

Sin embargo, estos absorbentes naturales tienen una actividad limitada o nula frente a otros tipos de micotoxinas.

Otras sustancias con capacidad de unión a toxinas incluyen los componentes de la pared celular de las levaduras:

  • Algunos estudios han demostrado que la fracción ß-glucano de la pared celular de levaduras como Saccharomyces cereviceae puede ser eficaz para unir una amplia gama de micotoxinas. A diferencia de las arcillas, se pueden agregar a niveles bajos y son biodegradables.

 

Zhao y col. (2012) concluyeron en un experimento realizado con pollos de engorde que un producto HSCAS mejoró eficazmente el efecto negativo de AFB1 sobre el rendimiento del crecimiento y el daño hepático, mientras que un producto de la pared celular de levadura fue menos efectivo, especialmente a concentraciones de AFB1 de 0,002%.

 

Recientemente, se ha registrado en la UE para cerdos una fumonisina esterasa que hidroliza FB1 (EFSA, 2014). Aunque actualmente no se dispone de datos suficientes, es probable que esta enzima pueda afectar positivamente la ingesta de alimento.

 

Ácidos orgánicos

Se ha informado que el uso de ácidos orgánicos afecta positivamente la producción de aves de corral por exclusión competitiva:

  • Mejora de la utilización de los nutrientes
  • Mayor crecimiento
  • Mayor eficiencia de conversión alimenticia

Los ácidos orgánicos en forma no disociada pueden penetrar la pared celular de las bacterias y alterar la fisiología normal de algunas de ellas.

Aparte de la actividad antimicrobiana, reducen el pH de la digesta, aumentan la secreción pancreática y tienen efectos tróficos en el mucosa del TGI.

Se ha informado que la acidificación con varios ácidos orgánicos reduce la producción de componentes tóxicos por las bacterias y la colonización de patógenos en el intestino, evitando así el daño a las células epiteliales, mejorando también la digestibilidad de las proteínas y del calcio, fósforo, magnesio y zinc.

En los cerdos, un modo de acción adicional, en comparación con las aves de corral, es el efecto sobre el vaciado gástrico:

  • Para los cerdos, una propiedad química importante es el valor PKa del ácido. Para bajar el pH en el estómago es importante un valor de PKa inferior a 4,5. Un ácido con un valor más alto actuará como un tampón a pH más bajo y, por lo tanto, puede tener un efecto negativo sobre la activación de la pepsina, cuyo pH óptimo es entre 2 y 3.6.
Los ácidos orgánicos con un valor de PKa bajo son:

-ácido fórmico

-ácido láctico

-ácido fumárico

-ácido cítrico

Los ácidos orgánicos fuertes redujeron la tasa de vaciado gástrico, probablemente debido a la mayor cantidad de bicarbonato necesaria de los jugos pancreáticos para neutralizar la acidez en el duodeno.

 

Aminoácidos

Los aminoácidos cristalinos (AA) normalmente no se consideran aditivos alimentarios. Los AA tienen un efecto directo sobre la ingesta de alimento y también tienen efectos específicos en los cerdos y aves de corral que sufren trastornos gastrointestinales.

Las dietas formuladas con altos niveles de AA cristalinos dieron como resultado niveles más bajos de proteína cruda. En consecuencia, la cantidad de proteína no digerida en el íleon terminal se reducirá, resultando en menos sustrato nitrogenado para la microflora. Además, la digestibilidad de los AA dependerá menos de las enzimas digestivas.

Kerr y col. (2003), informaron que en los cerdos en crecimiento-finalización, alimentados con dietas bajas en proteína cruda, la producción de calor  fue menor tanto en ambiente termoneutral como con altas temperaturas.

 

En aves de corral, el efecto del contenido de proteína cruda sobre la ingesta de alimento es menos claro y con altas temperaturas los niveles bajos de proteína parecen castigar el rendimiento de los animales (Pereira de Oliveira et al., 2012).

  • En explotaciones con malas condiciones sanitarias, en las que se encuentra una mayor competencia inmunitaria de los animales, surgen los requerimientos específicos de AA. La producción de proteínas de fase aguda y la respuesta inmune conducen, en relación con la lisina (Lys), a mayores requisitos de Treonina, Triptófano y, en menor medida, a AA azufrados. 

Otro AA que puede jugar un papel importante en condiciones de desafío es el glutamato. Burrin y Stoll (2009) sugirieron que el glutamato estimula la proliferación de los enterocitos y es una fuente de energía para la pared intestinal. Mejorando la salud intestinal también se esperan efectos positivos sobre la ingesta de alimento en cerdos y aves de corral.

 

Emulsionantes

Los emulsionantes son un amplio grupo de moléculas con un extremo hidrófilo e hidrófobo. Esta propiedad estimula la dispersión de moléculas grasas en soluciones acuosas. En el TGI estimulan la formación de micelas y así promueven la digestibilidad de las grasas.

Sin embargo, los efectos de los emulsionantes en las dietas de cerdos y aves de corral sobre el rendimiento son inconsistentes. La principal razón de la variación en los resultados es la interacción entre la composición de grasas de la dieta (grasas insaturadas frente a grasas saturadas) y la emulsificación:

  • Las grasas insaturadas se dispersan mejor que las grasas saturadas ricas en C16:0 y C18:0. Por lo tanto, en dietas en las que la relación de grasas insaturadas/saturadas es mayor a 2.5, los emulsionantes no mejoran la digestibilidad.

 

  • Sin embargo, si se utilizan muchas grasas saturadas (sebo y aceite de palma) y la proporción de insaturados/saturados es menor a 2.0 los emulsionantes pueden ser beneficiosos para mejorar la digestibilidad de las grasas y el rendimiento de los animales.

Por tanto, se puede concluir que los emulsionantes no tienen un efecto constante en la promoción de la ingesta de alimento en cerdos y aves de corral.

 



REVISTA NUTRINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

nutriNews Septiembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube

 
Siga en directo, Hoy 27 de Noviembre a las 22:00 (hora española), la gala de los premios Por D'or 2020 en nuestro canal de Youtube.