Estudio comparativo de productos para el control de micotoxinas

03/10/2019

Aditivos Micotoxinas Salud Animal

get_the_title

Orffa

  • Vierlinghstraat 51
    4251 Werkendam - The Netherlands
  • Miguel +34 629 17 00 70 / Prado +34 639 38 44 78
  • Web
Escrito por: Brecht Bruneel1 & Arno van der Aa2
1Gerente técnico internacional, Orffa Additives BV, Países Bajos; 2Gerente de desarrollo comercial, Orffa Additives BV, Países Bajos
Revista: Trimestre3 LATAM 2019

La coexistencia de múltiples micotoxinas en alimentos para animales tiene una seria repercusión en el rendimiento y el bienestar de los animales de producción.

Diversas preparaciones para la gestión de micotoxinas pueden mitigar esta amenaza, mediante el secuestro de las micotoxinas dentro del tracto digestivo.

 

EL DESAFÍO DE LAS MICOTOXINAS

En todo el mundo, la contaminación de alimentos para animales con micotoxinas se da a un nivel más alto del que generalmente se supone. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)  declaró en 2001 que no menos de 25% de los alimentos para animales, a nivel mundial, están contaminados (FAO, 2001).

Actualizaciones científicas recientes indican un porcentaje aún mayor de alimentos contaminados y hacen hincapié, en particular, en la coexistencia de micotoxinas a niveles bajos.

Debido a su toxicidad, las micotoxinas afectan el sistema inmunológico y pueden causar una depresión en la salud, el crecimiento y la fertilidad. Poder mitigar esta amenaza en los animales es un desafío; pero ello puede lograrse mediante la prevención (control de moho mejorando la gestión del almacenamiento de los alimentos para animales), la adsorción y la desactivación de las micotoxinas.

Para reducir el impacto negativo de micotoxinas específicas que solo pueden secuestrarse o desactivarse a niveles bajos, se revela como necesario proporcionar apoyo al hígado y a la barrera intestinal.

 

MITIGAR LA AMENAZA DE LAS MICOTOXINAS VA MÁS ALLÁ DE SOLO SU SECUESTRO

Los productos comerciales para el control de micotoxinas están hechos (parcialmente) a base de adsorbentes. Estos adsorbentes tienen la capacidad de secuestrar, hasta cierto punto, micotoxinas específicas en el tracto gastrointestinal.

 

La eficiencia secuestradora de un adsorbente con respecto a una micotoxina específica está en función de la estructura química del adsorbente y de la micotoxina.

 

Los adsorbentes más evaluados/utilizados son:

  • Los aluminosilicatos, principalmente las zeolitas
  • Los aluminosilicatos de calcio y sodio hidratados (HSCAS)
  • Las arcillas que contienen aluminosilicatos

La mayoría de los aluminosilicatos pueden mitigar los efectos tóxicos de las micotoxinas polares, como las aflatoxinas y las fumonisinas.

 

Los productos derivados de las levaduras también son conocidos por sus propiedades secuestradoras, pero aquí se centra más la atención en las micotoxinas no polares.

 

Estudios para la evaluación de diferentes agentes secuestrantes han demostrado que los productos derivados de la pared celular de levaduras adsorben de manera eficiente la zearalenona, la que es más difícil de ser secuestrada por los aluminosilicatos.

La adsorción de micotoxinas es una estrategia válida, pero en el caso de algunas de ellas el secuestro completo no es posible. En especial los tricotecenos son difíciles de secuestrar y tienen un conocido efecto nocivo sobre las células intestinales y el hígado.

Se sabe que el deoxinivalenol (DON) disminuye la altura de las vellosidades y reduce la resistencia eléctrica transepitelial (TEER), lo que conduce a una menor absorción y digestión de los nutrientes de la dieta y a un
aumento de la permeabilidad de la barrera intestinal.

Estas condiciones predisponen al desarrollo de enteritis necrótica en pollos de engorde, inducida por C. perfringens. En este caso, un osmorregulador puede desempeñar un papel de apoyo, porque ayuda a mantener la semipermeabilidad de la membrana epitelial.

Como medida preventiva son útiles los inhibidores de moho, ya que reducen el crecimiento de hongos productores de micotoxinas en el alimento para animales. Para reducir el crecimiento de especies de Aspergillus y la producción de micotoxinas como tales, es posible utilizar de manera efectiva compuestos específicos.

 

MODELO PARA COMPARAR LA CAPACIDAD DE SECUESTRO

 

 

El Centro de Excelencia en Micotoxicología y Salud Pública (Universidad de Gante, Bélgica, miembro de MYTOX) estableció junto con Orffa un modelo in vitro, para probar diferentes compuestos individuales y mezclas, en cuanto a su capacidad de secuestro (%) de micotoxinas. Se analizó el secuestro de micotoxinas por parte del adsorbente a pH3 y posteriormente se elevó a pH7.

La mezcla estándar analizada de micotoxinas estaba compuesta por:

  • Aflatoxinas (AFB1, AFB2, AFG1, AFG2)
  • Fumonisinas (FB1, FB2)
  • Zearalenona (ZEN)
  • Ocratoxina (OTA)
  • Deoxinivalenol (DON)
  • Toxina HT-2 (HT-2)
  • Toxina T-2 (T-2)
  • Eniatina B (ENN B)

El modelo fue aplicado para analizar un gran número de ingredientes. Estos pueden dividirse en:

  • Adsorbentes inorgánicos
  • Adsorbentes a base de levaduras y adsorbentes orgánicos (sin levaduras)

También se evaluaron diversas composiciones de ingredientes. Esta evaluación condujo al descubrimiento de la mejor composición sinérgica, que consta de 5 ingredientes.

 

ESTUDIO COMPARATIVO

Con el modelo in vitro desarrollado se estableció un estudio comparativo (Tabla 1) que comparó la mejor
composición sinérgica. Se comparó el producto Excential Toxin Plus con productos comerciales para el control
de micotoxinas (A-S).

Las muestras provinieron de todo el mundo. Se analizaron en total 20 productos diferentes.

Para realizar una evaluación de la capacidad de secuestro general, los porcentajes de secuestro obtenidos del estudio
se convierten por medio del uso de la siguiente leyenda:

  • Secuestro completo (“+++” >90 %)
  • Secuestro parcial (“++” >50 %; <90 %)
  • Secuestro limitado (“+” >10 %; <50 %)
  • Secuestro no significativo (“0”<10 %)

 

En el estudio se incluyeron seis productos de primera calidad, comercializados a precios significativamente más altos, marcados con un asterisco (por ejemplo, A*).

  • Aflatoxinas. La mayoría de los productos secuestran de forma completa las aflatoxinas evaluadas.

 

  • Fumonisinas. En el caso de las fumonisinas, 12 preparaciones muestran un claro efecto negativo del pH. Estas preparaciones liberan en cierta medida las fumonisinas secuestradas, a pH7. En 13 de las 20 preparaciones, con respecto a al menos 1 tipo de FUM y nivel de pH, no hay secuestro en absoluto.

 

  • Zearalenona. Solo tres productos logran secuestrar completamente la ZEN a pH3. A niveles de pH más altos, en 14 muestras el secuestro es nulo o limitado.

 

  • Eniatina B. En contraste con ello, todos los productos secuestran completamente la eniatina B.

 

  • Ocratoxina. En el caso de la ocratoxina, la capacidad de secuestro no es significativa en tres de ellos (<10%) tanto a pH3 como a pH7 y en 14 preparaciones no se ve una capacidad de secuestro significativa a pH7.

 

  • Tricotecenos. Los tricotecenos (DON, T-2 y HT-2) son, en general, difíciles de secuestrar. En cuanto al DON en particular, una gran parte no es secuestrado por ningún producto y es detectado en el sobrenadante por LC-MS/MS. Ello sugiere que, en cualquiera de las preparaciones, la biotransformación en metabolitos menos tóxicos es mínima.

Ver resultados 

  • Secuestro completo (“+++” >90 %)
  • Secuestro parcial (“++” >50 %; <90 %)
  • Secuestro limitado (“+” >10 %; <50 %)
  • Secuestro no significativo (“0”<10 %)

 

Eficacia de los secuestrantes empleados en el estudio comparativo, en base al nivel de pH.
A*, C*, F*, G*, K* y M* son productos comercializados a un precio más elevado que ETP1.

 

 

 

CONSIDERACIONES PARA LOS FORMULADORES DE ALIMENTOS PARA ANIMALES

Los adsorbentes pueden ser la primera línea de defensa contra algunas micotoxinas dentro del animal, pero también hay que centrarse en otros tipos de defensas, contra las micotoxinas que no son fáciles de secuestrar.

La biotransformación del DON se está convirtiendo en un término popular, pero en los productos comerciales para el control de micotoxinas analizados, los análisis de sobrenadantes no muestran una reducción efectiva de los niveles de DON.

Se ha reportado que el DON tiene repercusión en el intestino delgado, al reducir la altura de las vellosidades y aumentar la permeabilidad. Un compuesto osmorregulador puede ser un aditivo valioso y puede aliviar los impactos negativos de los problemas relacionados con el DON.

Además de eso, algún agente hepatoprotector podría resultar interesante, ya que se acumula en el hígado y, por tanto, lo protege. Ello es de particular interés, pues el hígado es uno de los órganos que más sufre durante la micotoxicosis.

Por otro lado, los inhibidores de moho pueden usarse como medida preventiva, ya que suprimen el crecimiento de
hongos durante el almacenamiento y, de esta manera, se reduce la producción de micotoxinas. ¡El secuestro de micotoxinas es solo una parte de la solución!

Para obtener más información, puede ponerse en contacto con los autores a través de:

Bruneel@orffa.com
Aa@orffa.com

 





Dejar un comentario