¿Existen aditivos para combatir contra la PPA y otras enfermedades?

28/02/2019

Aditivos Salud Animal

Aditivos Salud Animal

¿Es posible utilizar aditivos en el pienso para luchar contra virus del porcino como los de la PPA, PPC, fiebre aftosa o enfermedad de Aujeszky?

El Swine Health Information Center, el Pipestone Applied Research Group y las universidades estatales de Dakota del Sur y Kansas, están investigando la posibilidad de utilizar aditivos en el pienso para combatir la transmisión de enfermedades víricas, como la peste porcina africana, la fiebre aftosa o la peste porcina clásica, entre otras.

El doctor Paul Saundberg, director ejecutivo del Swine Health Information Centre, explica en esta noticia de Farmscape.ca que han encontrado 10 productos diferentes que muestran potencial para reducir la transmisión de enfermedades víricas del cerdo a través del pienso.

Saundberg comenta que, aunque están interesados en cualquier virus, se están centrando en los que más problemas pueden causar en la producción porcina mundial, como los virus de la peste porcina africana y clásica, fiebre aftosa y enfermedad de Aujeszky.

En las investigaciones llevadas a cabo en el Swine Health Information Center se ha utilizado como modelo el Seneca Valley virus, especie vírica que forma parte de la familia Picornaviridae (como el de la fiebre aftosa). Este virus puede sobrevivir en el pienso durante más tiempo que el resto de los virus de interés que se han incluido en estos estudios.

 

¿Qué aditivos se están mostrando más eficaces para eliminar los virus del pienso?

Entre las sustancias de más interés y que parece que tienen más actividad se incluyen ácidos grasos de cadena media y productos derivados del formaldehído, aunque Saundberg explica que están comprobando la actividad de otros aditivos.

A pesar de que, según los resultados preliminares de las investigaciones, no parece haber ninguna sustancia que elimine totalmente el riesgo de transmisión acabando con todas las partículas víricas del pienso, sí que se podrá reducir la cantidad total de virus en los alimentos, de manera que se disminuya de forma apreciable el riesgo de contagio de las enfermedades por esta vía.

 

Fuente: Farmscape.ca

Dejar un comentario