Fitoquímicos bioactivos, un arsenal terapéutico

30/10/2017

Aditivos Formulación

Aditivos Formulación

Escrito por: Rafael Sugráñez Serrano y Carmen Sugráñez Pérez
Agroloma
Revista: NutriNews Septiembre 2017

Con los avances científicos y tecnológicos los fitoquímicos bioactivos se están incorporando al circuito sanitario de la medicina y farmacología occidental consolidando su conocimiento e importancia.

Los procesos metabólicos que ejercen una función esencial en el reino vegetal (fotosíntesis, respiración, asimilación, transporte o síntesis) utilizan la mayor parte del carbono, del nitrógeno y de la energía en elaborar moléculas comunes a todas las células: aminoácidos, nucleótidos, azúcares, lípidos,..; están presentes en todas las plantas y desempeñan en ellas las mismas funciones.

A diferencia de otros organismos, las plantas destinan una cantidad significativa de sus recursos a la síntesis de una amplia variedad de moléculas orgánicas que no tienen una función directa en los procesos esenciales, los denominados metabolitos secundarios.

Metabolitos secundarios

  • Son miles de moléculas diferentes que se sintetizan en cantidades muy variables (desde más del 5% a pocos ppb) y no de forma generalizada, estando a menudo su producción restringida a un determinado género de plantas, a una familia, o incluso a algunas especies.
  • Pueden encontrarse en la raíz, tallo, hojas, cortezas, flores, frutos o semillas y las distintas partes suelen contener mezclas muy complejas de estos metabolitos (de decenas a centenares) con actividades similares o muy diferentes, únicas o múltiples.

hoja-tomate

Fitoquímicos bioactivos

Los Fitoquímicos bioactivos son moléculas que presentan funciones ecológicas específicas como:

  • Atrayentes o repelentes de animales.
  • Pigmentos . Proporcionan color a flores y frutos, jugando un papel esencial en la reproducción atrayendo a insectos polinizadores o a animales que van a utilizar los frutos como fuente de alimento, contribuyendo de esta forma a la dispersión de semillas.
  • Función protectora frente a predadores, actuando como repelentes, proporcionando a la planta sabores amargos, haciéndolas indigestas o venenosas.
  • Mecanismos de defensa de las plantas frente a diferentes patógenos, actuando como pesticidas naturales y protegiéndolas del estrés oxidativo ocasionado por radiaciones, sequía o temperaturas extremas.

Químicamente, se agrupan en cuatro clases principales.

  1. Terpenos. Entre los que se encuentran hormonas, pigmentos o aceites esenciales. Es el grupo más números; más de 30.000 compuestos.
  2. Compuestos fenólicos. Cumarinas, flavonoides, lignina y taninos.
  3. Glicósidos. Formados por una aglicona y azúcar. Alcohólicos, Cumarínicos, Cianogenéticos, Saponinas,  glucosinolatos.
  4. Alcaloides. Compuestos nitrogenados. Se conocen alrededor de 16.000. Son activos aún en bajas concentraciones con muchos usos en medicina. (cocaína, morfina, atropina, estricnina, etc.)

Más de 100.000 compuestos han sido ya identificados y caracterizados y cientos de nuevas moléculas lo son anualmente.

...
Accede para continuar leyendo todo el contenido, además así podrás descargarte el PDF. Si aún no estás registrado para acceder, hazlo de forma gratuita aquí.

Dejar un comentario