Harina de semilla de algodón en la alimentación porcina

01/03/2019

Formulación Investigación

Formulación Investigación

Harina de semilla de algodón en la alimentación porcina
Escrito por: PAIANO, MOREIRA, CARVALHO, FURLAN, SILVA, KUTSCHENKO & VOORSLUYS

Aunque es un alimento de buena oferta y buen potencial, hay dificultades en la utilización de las harinas de semillas de algodón (FA), en especial por la variación en la composición química. Estas variaciones están asociadas a las diferentes formas de procesamiento de desmontar -la semilla- para obtener el aceite, que resultan en harinas con variaciones en la composición química y en el valor energético, lo que dificulta la elaboración de raciones, PAIANO et al., 2006.

 

Además, las harinas de algodón tienen altos niveles de fibra – 17,92% de Fibra Ácido Detergente (FDA por sus siglas en inglés), 25,15% de Fibra Neutro Detergente (FDN, por sus siglas en inglés) (NRC, 2012), y 13,96% de Fibra Bruta; un indicador de baja energía digestible para los no rumiantes, CHIBA, 2000, menor digestibilidad de los aminoácidos, POZZA et al., 2003, y presencia de factores anti-nutricionales.

El principal factor antinutricional de la harina de algodón es el gosipol, el cual, en los procesos térmicos puede ser complejo con los aminoácidos esenciales, como la lisina, con reducción de la digestibilidad.

 

Con base en lo presentado anteriormente, se propuso este estudio para evaluar la utilización de harina de algodón de alto contenido de proteína (42%) en la alimentación de porcinos en las etapas de crecimiento y finalización (30 a 90 kg), sus efectos sobre el desempeño y la viabilidad económica.

 

Objetivo

Un estudio se realizó con el objetivo de evaluar el uso de la harina de semilla de algodón (FA42) en la alimentación porcina, en las etapas de crecimiento y finalización, sus efectos sobre el desempeño zootécnico, características de la canal y viabilidad económica.

 

Materiales & Métodos

Animales: 40 porcinos mestizos
Dietas: 4 raciones

  • Se utilizaron 40 porcinos mestizos con pesos de 29,7 ± 1,6 a 52,2 ± 3,6 kg para la etapa de crecimiento y de 52,7 ± 2,9 a 86,9 ± 5,0 kg para la etapa de finalización.
  • Para cada etapa fueron formuladas tres raciones (5%, 10% y 15% de FA42). Adicionalmente se formuló una ración sin la inclusión de FA42 (0%).
  • Los cerdos fueron distribuidos al azar en cuatro tratamientos con cuatro repeticiones por tratamiento.

 

Resultados

  • No fueron observados efectos de la inclusión de FA42 para las variables de desempeño en la etapa de crecimiento, pero para la etapa de finalización, hubo un efecto lineal creciente de los niveles de inclusión sobre el consumo y la conversión alimenticia.
  • Las características de la canal y el nitrógeno de la urea plasmática no fueron influenciadas.

 

Conclusiones

  • Los resultados sugieren que la FA42 puede ser utilizada en las raciones de porcinos en la etapa de crecimiento en hasta 15% y en hasta 10% en la etapa de finalización o en sustitución próxima de 50% de la proteína de harina de soja, sin perjuicios al desempeño.
  • Entretanto, el nivel de 5% de inclusión de FA42 fue el que presentó la mejor eficiencia económica.

 

Fuente: Revista Brasileira de Saude e Producao Animal. DOI: 10.1590/S1519-99402014000300016



Dejar un comentario