}

Inmunoglobulinas de huevo como reemplazo del plasma

27/02/2019

Salud Animal

Salud Animal

get_the_title

EW Nutrition

Las Inmunoglobulinas del huevo representan una real posibilidad natural para proteger
lechones destetados

La utilización del plasma porcino en nutrición de lechones es común en España, no solo como fuente de proteína, sino también como una herramienta para reducir trastornos intestinales después del destete.

Sin embargo, investigaciones recientes con respecto a los riesgos para salud asociados con el uso de plasma animal en la nutrición de los lechones, plantean dudas serias.

El gobierno de China, por ejemplo, decidió prohibir temporalmente el uso de sangre porcina y sus subproductos en nutrición animal después del brote de peste porcina africana en Agosto / Septiembre del 2018.

Por eso, es necesario considerar alternativas seguras a este ingrediente y así mantener la salud de los animales, previniendo caídas en el rendimiento.

La peste porcina africana:

¿Es necesario prohibir la sangre porcina como ingrediente en la nutrición animal?

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad viral que afecta a cerdos y jabalís.

El virus causa una enfermedad hemorrágica letal en estos animales.

En algunos casos, los cerdos infectados pueden morir en el transcurso de una semana después de la infección.

Hasta ahora no hay una vacuna contra la PPA. Si el virus afecta una piara, es casi imposible detenerlo, el virus se propaga y contamina a todos los animales.

¿Cómo se infecta de PPA una piara?

Los cerdos pueden ser infectados de diferentes maneras:

  • Contacto con cerdos infectados
  • Contacto con materiales contaminados
  • Contacto con animales alimentados con desperdicios de comida y pienso con ingredientes de origen animal.

Existe el riesgo que la sangre porcina esté contaminada con diferentes tipos de virus como el virus de la PPA. Por eso los productores de cerdos ponen en duda el uso de ingredientes a base de sangre.

En China, por ejemplo, para minimizar los riesgos, el uso de ingredientes procedentes de mataderos de cerdos (incluido el plasma) fue prohibido temporalmente.

Pero esta medida puede causar no solamente un déficit de proteína en la nutrición de los lechones, pero también una reducción de la protección de los lechones destetados en lo que se refiere a trastornos gastrointestinales.

Plasma animal en la nutrición de lechones y sus beneficios en la reducción de la diarrea post-destete (DPD)

El uso de plasma animal influye positivamente el rendimiento post-destete de los lechones. Como se sabe, se usa plasma como un ingrediente de alta palatabilidad que estimula el consumo de pienso.

El resultado es una ganancia de peso más alta y un mejor rendimiento post-destete. Pero, una inspección más profunda del modo de acción del plasma revela propiedades adicionales. El plasma seco es un ingrediente inmunitario y muestra un efecto extra dando soporte a la salud del animal.

» Estudios científicos muestran que la influencia positiva del plasma sobre el crecimiento de los lechones es debida a su fracción de inmunoglobulinas (Tabla 1).

Esta fracción de inmunoglobulinas convierte al plasma en un ingrediente valioso en la nutrición de lechones destetados, ayudando a prevenir diarreas y colaborando con la reducción del uso de antibióticos.

Tabla 1. Rendimiento de lechones destetados a 19 días de edad y alimentados con una dieta conteniendo plasma o diferentes fracciones de plasma durante 15 días después del destete (Gatnau et al., 1995)

 

Las Inmunoglobulinas del huevo: una posibilidad natural para proteger lechones destetados

Las inmunoglobulinas del huevo o IgY (de “Immunoglobulins from Yolk”) son proteínas del sistema inmunitario de las aves, similares a los IgG de los mamíferos. Estas proteínas tienen la función general de identificar y neutralizar sustancias nocivas en el cuerpo.

Las Inmunoglobulinas del huevo: una posibilidad natural para proteger lechones destetados Las IgYs se obtienen mediante un proceso no-invasivo, ya que son un componente natural del huevo.

Como no hay una conexión con sangre y subproductos de matanza – como es el caso del plasma porcino – no hay un riesgo de contaminación.

   Se usan inmunoglobulinas del huevo para soportar los lechones durante periodos críticos de su vida, sobre todo en la etapa en que su sistema inmunitario no está desarrollado completamente.

Datos científicos confirman que las IgYs presentes en el huevo en polvo son capaces de mantener la salud intestinal y el crecimiento de lechones recién destetados (ver tabla 2).

Tabla 2: Efecto de IgY contra diarrea causada por patógenos bacterianos en lechones (adaptado de Li et al., 2015)

IgY: Resultados mejores que con los IgG del plasma – todo depende del origen.

El plasma animal es un subproducto de la matanza de animales. Estos animales probablemente fueron expuestos a varias enfermedades durante su vida. No es posible considerarlo como un producto estandarizado con respecto a su contenido de inmunoglobulinas – ni en cantidad, ni en calidad.

Las inmunoglobulinas contenidas en un lote de plasma pueden ser útiles, o completamente inútiles dependiendo de los patógenos a los que los animales fueron expuestos.

Como una fuente de inmunoglobulinas, Globigen® Jump Start, un producto basado en huevo en polvo, es una alternativa económica y eficiente para reemplazar plasma en las dietas de lechones.

Su contenido de IgY tiene el mismo efecto de protección en el intestino que las IgG.

Debido a su menor inclusión, en comparación con el plasma, el nutricionista puede seleccionar las fuentes de proteína en el mercado de acuerdo con sus precios y disponibilidad.

Debido al contenido de IgY en el producto y junto con los resultados de diferentes estudios en lechones a nivel mundial , nuestra recomendación sería que 40 kg de plasma pueden ser reemplazados por 2 kg de Globigen® Jump Start, complementado con fuentes de proteína de alta digestibilidad.

Da Rosa et al. (2015) realizaron estudios con lechones destetados para valorar la efectividad de las inmunoglobulinas del huevo sobre los parámetros de rendimiento, y evaluarlas como sustituto del plasma animal.

Los animales se dividieron en cuatro grupos, tres de los cuales fueron desafiados con las cepas F4 y F18 de E. coli enterotóxico (ETEC) F4 y F18 (ver tabla 3).

Tabla 3. Diseño experimental *Los lechones fueron desafiados el primer día del periodo experimental, 4 días después destete, y a 26 días de edad. ** En niveles terapeúticos.

 

Los Resultados obtenidos se pueden revisar, en detalle, en la tabla 4.

El control negativo (CN) mostró una ingestión de pienso y una ganancia de peso más baja que el control positivo. Lo cual afectó la conversión de pienso, siendo mejor en el control positivo (CP) en comparación con CN.

El rendimiento de los animales alimentados con Globigen® Jump Start (GJS) y con plasma seco (PS) fue similar al CP, pero el impacto del desafío bacteriano sobre la ganancia de peso fue más bajo en los lechones del grupo alimentado con Globigen® Jump Start que los del grupo con plasma (-14 % y -52 % comparado al control positivo). La ingestión de pienso, sin embargo, fue similar en ambos grupos (-13% y -14% comparado a CP).

Los resultados muestran que los lechones desafiados que recibieron Globigen® Jump Start fueron más eficientes en cuando a conversión de pienso, en comparación con los que recibieron plasma.

Tabla 4. Efecto de IgY y plasma sobre el rendimiento de lechones desafiados (Ingestión de pienso total y Ganancia total de peso por lechón)

 

Conclusión de los estudios

En este ensayo, el producto basado en inmunoglobulinas del huevo mostró una influencia positiva sobre el rendimiento de los lechones. El desempeño fue mejor que el del grupo alimentado con una dieta incluyendo plasma. La razón de esta diferencia puede encontrarse en la especifidad de los anticuerpos.

El tipo y la cantidad de anticuerpos que están disponibles en el plasma dependen de las enfermedades a las que han sido expuestas los animales utilizados en su elaboración. Por el contrario, las IgY en Globigen® Jump Start están estandarizadas apuntando a los patógenos entéricos frecuentes en lechones.

Tal como se muestra en el ensayo, el plasma porcino no es un producto estandardizado y puede o no tener un efecto positivo sobre el rendimiento de los lechones.

Globigen® Jump Start es un producto estandarizado que siempre tiene el mismo potencial para dar soporte a la salud de los animales. Adicionalmente, como no lleva el riesgo de enfermedades infecciosas, Globigen® Jump Start es un producto seguro para la nutrición animal.

 

Dejar un comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de la nutrición animal.