Inmunoglobulinas del huevo (IgY): la alternativa segura al plasma

17/03/2019

Aditivos

Aditivos

get_the_title

EW Nutrition

  • Hogenbögen 1
    49429 Visbek - ALEMANIA
  • +34 696 274 180 / +34 692 732 268
  • Web
Revista: NutriNews Marzo 2019

La utilización del plasma porcino en nutrición de lechones es común en España, no solo como fuente de proteína sino también como una herramienta para la reducción de trastornos intestinales después del destete.

Plasma es un ingrediente de alta palabilidad que estimula el consumo de pienso. Adicionalmente, debido a su contenido de inmunoglobulinas (Gatnau et al., 1995), el plasma es un ingrediente funcional que da soporte a la salud del animal.

Sin embargo, investigaciones recientes señalan riesgos para salud asociados con el uso de plasma animal en la nutrición de lechones, planteando dudas serias sobre el uso de esta materia prima.

Las inmunoglobulinas del huevo: una posibilidad natural para proteger lechones destetados

Esto resultó por ejemplo en una prohibición temporal del uso de plasma en China después del brote de peste africana en Agosto.

Las inmunoglobulinas del huevo o IgY (de “Immunoglobulins from Yolk”) son proteínas del sistema inmunitario de las aves, similares a los IgG de los mamíferos. Estas proteínas tienen la función general de identificar y neutralizar sustancias nocivas en el cuerpo. Las IgYs se obtienen mediante un proceso no-invasivo, ya que son un componente natural del huevo. Como no hay una conexión con sangre y subproductos de matanza – como es el caso del plasma porcino – no hay un riesgo de contaminación.

Se usan inmunoglobulinas del huevo para dar soporte a los lechones durante periodos críticos de su vida, sobre todo en la etapa en que su sistema inmunitario no está completamente desarrollado. Datos científicos confirman que las IgYs presentes en el huevo en polvo son capaces de mantener la salud intestinal y el crecimiento de lechones recién destetados (Marquardt et al., 1999; Yokoyama et. al., 1992).

Observaciones más recientes evalúan la posibilidad de usar inmunoglobulinas como alternativa al óxido de cinc (ZnO) y antibióticos administrados con los alimentos (Hedegaard et al., 2017; Li at al. 2015). Los resultados obtenidos son prometedores.

OBJETIVO

Da Rosa et al. (2015) realizaron estudios con lechones destetados para evaluar la efectividad de las inmunoglobulinas del huevo como sustituto del plasma animal, midiendo parámetros de rendimiento. Se utilizaron lechones después destete. Después 4 días de adaptación se los alocaron en cuatro grupos, tres de los cuales fueron desafiados con las cepas F4 y F18 de E. Coli enterotóxico (ETEC).

MATERIAL & MÉTODOS

RESULTADOS

El control negativo (CN) mostró una ingestión de pienso y una ganancia de peso más baja que el control positivo. Lo cual afectó la conversión de pienso, siendo mejor en el control positivo (CP) en comparación con CN.

Aunque la ingestión de pienso fue similar en el grupo de PS y de GJS, la ganancia de peso en el grupo GSJ fue más alta, significando un menor impacto del desafío bacteriano sobre el grupo GJS. La protección específica de las IgY demostró ser más efectiva que la de las IgG del plasma.

Los resultados muestran que, en comparación con los que recibieron plasma seco, los lechones desafiados que recibieron Globigen® Jump Start fueron más eficientes en cuanto a conversión de pienso.

CONCLUSIONES

  • En este ensayo, el producto basado en inmunoglobulinas de huevo mostró una influencia positiva sobre el rendimiento de los lechones.
  • El desempeño fue mejor que el del grupo alimentado con una dieta incluyendo plasma seco. La razón de esta diferencia puede encontrarse en la especificidad de los anticuerpos.
  • El tipo y la cantidad de anticuerpos que están disponibles en el plasma dependen de las enfermedades a las que han sido expuestas los animales utilizados en su elaboración, por el contrario, las IgY en GJS están estandarizadas apuntando a los patógenos entéricos frecuentes en lechones. Por eso, GJS siempre tiene el mismo potencial para mantener la salud de los animales.
  • Adicionalmente, GJS está constituido por IgY que ofrecen una protección especifica. Además no tiene contacto con subproductos de matanza. Esto hace de GJS no solamente un producto efectivo, sino también seguro para la nutrición animal. Globigen® Jump Start es un producto seguro para la nutrición animal.

Dejar un comentario