Monográfico

Enzimas

get_the_title



AUTOR

Marcio Ceccantini

Responsable científico y técnico División de Digestibilidad de Piensos de Adisseo

Sofia Zenagui

Directora de Marketing División de Digestibilidad de Piensos de Adisseo

Las soluciones sostenibles para la producción de aves de engorde conllevan la utilización de múltiples enzimas dirigidas a los factores antinutricionales en el pienso.

La fitasa y las carbohidrasas siguen siendo la solución más avanzada para ese fin.

De hecho, como esas enzimas actúan sobre distintos sustratos, no cabe duda de su complementariedad para reducir los antinutrientes en los piensos e incrementar la digestibilidad de la dieta.

La combinación de fitasa y carbohidrasas brinda como resultado mejoras significativas en la sostenibilidad y el rendimiento de la producción avícola.

Las dietas para alimentar a las aves de corral de engorde, al igual que a otros animales, contienen una cantidad considerable de fracciones no digeribles.

De hecho, las aves de corral de engorde son incapaces de absorber entre un 20% y un 25% de la materia orgánica presente.

Debido a ello, en las tres últimas décadas, se han desarrollado varias enzimas para mejorar la digestibilidad de los piensos. Esto ha abierto la opción de utilizar diversas materias primas, para reducir los costes en alimentación y sacar partido a los ingredientes alimenticios alternativos locales.

→ El uso simultáneo de diversas clases de enzimas ha supuesto un reto debido sobre todo a la escasez de datos técnicos sobre la forma más idónea de combinarlos, lo que ha llevado a infravalorar esta clase de solución.

→ El empleo de una solución enzimática global que contenga una fitasa en altas dosis y un complejo de carbohidrasas tiene el potencial de reducir considerablemente la huella de carbono de la producción avícola en los recursos terrestres.

Fitato

 

Por qué combinar carbohidrasas y fitasa

La capacidad de las soluciones multienzimáticas eficaces para mejorar la digestibilidad global del pienso se conoce como «Efecto Feedase».

→ Al actuar sobre los factores antinutricionales, una fracción de los nutrientes no digeribles son liberados para ser absorbidos por el animal.

→ Aunque los modos de actuación y los sustratos de las fitasas y las carbohidrasas son distintos, sus efectos sobre la digestibilidad y el rendimiento de la dieta son complementarios.

→ Los mecanismos de captación de los nutrientes por los polisacáridos no amiláceos y el fitato no son los mismos, por lo que cuando ambos se degradan, la liberación de nutrientes es superior.

Desde el punto de vista de la rentabilidad, merece la pena utilizar ambas clases de enzimas a condición de que se utilice una reformulación adecuada.

La finalidad de la enfoque «Feedase» es considerar las diversas enzimas como una solución enzimática global, y definir una matriz nutricional única para ella, en vez de acumular valores de matriz individuales de cada enzima.

¿Por qué sigue resultando eficaz añadir fitasa en dosis elevadas en presencia de carbohidrasas, profundizando en el efecto «Feedase»?

Al reducir el fitato en la dieta con la adición de fitasa, se mejora la disponibilidad de los aminoácidos y los minerales (sobre todo, de P y Ca), al mismo tiempo que se reduce el coste de las aportaciones de minerales y la correspondiente contaminación por el contenido de fósforo orgánico del estiércol, liberando así además más espacio para las materias primas vegetales.

Al aumentar el nivel de inclusión estándar de la fitasa (superdosificación), el fitato se degrada más eficientemente y quedan limitados a volver quelar nutrientes posteriormente, manteniendo los nutrientes libres.

La superdosificación de fitasa es útil para destruir rápidamente el fitato y restringir nuevos complejos no digestivos. Así, se reducen los efectos antinutricionales, y se mejora aún más el rendimiento.

Simultáneamente, al romper las paredes celulares de las plantas, las carbohidrasas liberan más nutrientes.

Al disminuir la viscosidad del bolo alimenticio, las carbohidrasas ayudan a reducir los problemas digestivos vinculados a la alimentación, principalmente en las dietas a base de trigo y cebada.

Además, los polisacáridos cortos, procedentes de la acción de las carbohidrasas sobre los compuestos fibrosos, tienen un efecto prebiótico que favorece la microflora beneficiosa.

Los efectos de esas clases de enzimas son distintos pero complementarios: ninguna clase por sí misma, cualquiera que sea la dosis, equivale a la eficacia de una combinación.

Ambas clases de enzimas degradan los factores antinutricionales, y al hacerlo aumentan la disponibilidad de energía y el valor nutritivo del alimento. Para aprovechar esto al máximo, las enzimas necesitan suficiente «espacio» en la dieta.

→ Para maximizar los beneficios económicos, las especificaciones de la dieta se deben reducir en términos de energía metabolizable (ME), aminoácidos digeribles (dAA), fósforo disponible (avP), calcio (Ca) y sodio (Na).

La demostración de la eficacia de Feedase

En Zootests, en Francia, se realizó una prueba para evaluar el efecto de una solución enzimática global que incluía un complejo de varias carbohidrasas (con un contenido específico de xilanasas, glucanasas y arabinofuranosidasas) y una superdosificación de fitasa (1.000 FTU).

→  Las especificaciones dela formulación de las dietas NC de la prueba fueron inferiores a las del control positivo (Cuadro 1).

Cuadro 1. Dietas de control negativo de la prueba realizada en Zootests, Francia, 2017

→ La ME se redujo en un 3%, 4% o 5%, y los dAA en un 3%, 4,5% o 6%, en tres grupos de tratamiento distintos, junto con una disminución fija de un 0,174% del avP y de un 0,157% del Ca.

→ Estos tres grupos se compararon con o sin el complejo multi-carbohidrasa-fitasa (MCPC).

→ En paralelo, se realizó un control positivo.

→ Todos los grupos de tratamiento utilizaron dietas a base de maíz, trigo y soja.

→ Se midió el rendimiento del crecimiento y las características y mineralización del esqueleto, y los resultados se compararon estadísticamente.

Resultados en Ganancia de peso e Índice de Conversión

La reducción de la ME, los dAA, el avP y el Ca en la dieta redujo significativamente el aumento de peso corporal e incrementó el FCR (P < 0,0001, Figura 1) de una manera similar en las tres dietas NC, sin ningún efecto sobre la ingesta del alimento.

Figura 1. BWG (ganancia de peso corporal) y FCR (índice de conversión del alimento). Fuente: Jlali M., Bello A., Cozannet, P., Alleno C., Ceccantini M. y Preynat A. (2018). Effects of a multi-carbohydrase and phytase complex (MCPC) on growth performance of broilers fed wheat-corn soybean meal-based diets reduced in metabolizable energy and nutrients. [Efectos de un complejo de multi-carbohidrasas y fitasa (MCPC) sobre el rendimiento del crecimiento de las aves de engorde alimentadas con dietas reducidas en energía y nutrientes metabolizables a base de trigo, maíz y harina de soja]. Actas de la XI Conferencia Avícola de Asia Pacífico.

La adición de multi-carbohidrasa y fitasa a las dietas reformuladas devolvió el aumento del peso corporal y el FCR al nivel de los del grupo de control positivo.

 

Resultados en rendimiento de canal, pechuga y muslo

En estos criterios de rendimiento se equipararon a los del control positivo con los NC con adición del complexo multienzimático con fitasa, con independencia de la reformulación de la dieta.

Las dietas con una especificación inferior (NC1, NC2 y NC3) redujeron significativamente el peso del esqueleto, la pechuga y las patas de las aves a los 42 días de edad (P < 0,0001, Figura 2).

En todos los casos, la utilización del enfoque Feedase devolvió las características del esqueleto a los niveles del control positivo.

Esta prueba demostró que añadir esta solución enzimática global a las dietas de las aves de corral de engorde permitiría hacer reducciones significativas en las especificaciones hasta:

  • 5% en la ME
  • 6% en los dAA
  • 0,18% en el avP
  • 0,16% en el Ca

Figura 2. Rendimiento de canal, pechuga y muslo. La adición de multi-carbohidrasa y fitasa a las dietas reformuladas equiparó el rendimiento de la canal, la pechuga y el muslo con el del control. Fuente: Autores (2018), Título. Actas de la XI Conferencia Avícola de Asia Pacífico.

 

El estudio puso de manifiesto que la combinación de enzimas reduce los costes en alimentación, a la vez que mantiene la producción del ave de engorde, el rendimiento de la canal y las características de la tibia.

Una solución valiosa para reducir la huella medioambiental

En esta prueba, cada tonelada de pienso tratado con enzimas tenía:

  • 25 kg menos de aceite de soja
  • 8 kg menos de fosfatos
  • 20 kg menos de harina de soja, que se sustituyeron por 53 kg de maíz.

Esta sustitución representa un ahorro cercano a 17 ha de tierra cultivable por cada 1.000 t de pienso producido, si tenemos en cuenta la diferencia de productividad entre la soja y el maíz.

Además, por cada 1.000 t de pienso se consumen 8 t menos de fosfatos, un limitado recurso natural.

Se puede considerar un segundo impacto en el estiércol. Un suplemento de multi-carbohidrasa disminuyó en un 13% la excreción de amoniaco (Geraert et al., JRA, 1997), y el tratamiento con base al enfoque «Feedase», en comparación con los que no incluyen enzimas en el pienso, redujo la excreción de P en un 37% (Bello A. et al, APPC, 2018).

CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta que los fitatos y los polisacáridos no amiláceos son los factores antinutricionales más importantes en los piensos, ya que reducen su digestibilidad, el uso de un complejo de múltiples carbohidrasas y fitasas puede ahorrar costes sin afectar al rendimiento.

Pero además es una forma eficaz de mejorar la sostenibilidad, al reducir la extensión de tierra cultivable necesaria para producir los ingredientes alimentarios y la presencia de N y P en el estiércol.

Una nueva solución enzimática global que mejora la digestibilidad del alimento, reduciendo significativamente los niveles de nutrientes en la dieta y aumentando la retención de estos.

Así, las aves de corral de engorde precisan menos nutrientes en el pienso y menos recursos naturales, disminuyendo la excreción de nutrientes y mejorando la sostenibilidad de la industria avícola.

Para más información, pueden contactar con sus autores: marcio.ceccantini@adisseo.com sofia.zenagui@adisseo.com



REVISTA NUTRINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

nutriNews Marzo 2021

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube