Cómo las micotoxinas agravan la coccidiosis en aves de corral

10/07/2017

Aditivos Micotoxinas Salud Animal

get_the_title

Biomin

  • Erber Campus 1
    3131 Getzersdorf - Austria
  • +43 2782 803 0
  • Web
Escrito por: Michele Muccio
Mycotoxin Risk Management Product Manager
Revista: NutriNews Septiembre 2017

Las micotoxinas, incluso a niveles bajos, pueden aumentar la infección por Eimeria y agravar la enfermedad en aves de corral.

Las micotoxinas, incluso a niveles bajos, pueden aumentar la infección por Eimeria y agravar la enfermedad en aves de corral.

Efecto del Deoxinivalenol & fumonisinas sobre la incidencia y gravedad de la coccidiosis

Se calcula que la coccidiosis cuesta a la industria avícola US $ 3 mil millones al año, siendo también un factor predisponente bien conocido de la enteritis necrótica, afectación muy extendida en pollos de engorde y responsable de pérdidas anuales de hasta US $ 5-6 mil millones en todo el mundo.

Las micotoxinas en los piensos, incluso a los niveles permitidos, agravan la coccidiosis en las aves de corral. Estas pueden facilitar la colonización de Eimeria en el intestino, por lo que los productores avícolas que buscan reducir el impacto de la coccidiosis en sus cabañas deben vigilar bien la alimentación para detectar la contaminación por micotoxinas.

Abriendo la puerta a la infección

Aunque son necesarias más investigaciones sobre los posibles efectos inmunosupresores en los pollos de engorde de alto rendimiento, parece ser que la exposición crónica a micotoxinas de bajo nivel y el potencial de efectos sinérgicos entre las micotoxinas tendría un efecto negativo sobre la respuesta inmunitaria de los animales.

Se sabe que el deoxinivalenol y las fumonisinas pueden interferir con varias funciones vitales de las células y que alteran las células intestinales, las cuales actúan como barrera entre los patógenos y el organismo del ave, alterando su normal funcionamiento y siendo posible su uso como sustrato de crecimiento por parte de patógenos tales como Eimeria, Clostridium y Escherichia coli.

» El deoxinivalenol y las fumonisinas desempeñan un papel principal como «abrepuertas» que favorecen la colonización de patógenos, como la coccidia, en todo el huésped

anuncio-Biomin-Mycofix

Inseguridad a todo nivel

Incluso en concentraciones permitidas por las directrices europeas y estadounidenses sobre micotoxinas (Tabla 1), el deoxinivalenol, las fumonisinas y una combinación de ambas pueden empeorar la incidencia y severidad de la coccidiosis en aves desafiadas, según estudios realizados.

Tabla 1. Guías de micotoxinas (niveles máximos) en aves

Los pollos alimentados con piensos contaminados con micotoxinas a niveles muy por debajo de las pautas máximas estipuladas en las dietas de iniciación y de crecimiento (Tabla 2) mostraron puntuaciones de lesión considerablemente más altas, un mayor número de ooquistes tanto en yeyuno como en heces, y un mayor recuento de linfocitos (glóbulos blancos).

Tabla 2. Dietas experimentales con bajos niveles de micotoxinas

La puntuación del nivel de lesiones en ciego fue de 1,33 ppm para los grupos alimentados con dietas que contenían micotoxinas frente a 0,42 para las aves que recibieron la dieta control (Figura 1).

El número de ooquistes encontrados en el yeyuno fue tres veces mayor para las aves alimentadas con micotoxinas frente a las del control. De forma similar, el número de ooquistes registrados en las heces fue un 29% mayor para el grupo de deoxinivalenol + fumonisinas y un 46% más alto para las fumonisinas.

...
Accede para continuar leyendo todo el contenido, además así podrás descargarte el PDF. Si aún no estás registrado para acceder, hazlo de forma gratuita aquí.




Dejar un comentario