Materias primas . Torta de camelina

24/02/2018

Materias Primas

Materias Primas

Escrito por: José Luis Cano
Veterinario Nutricionista, INNOVATER
Revista: Marzo 2018

Definición y clasificación

La torta de camelina es un coproducto procedente del proceso de extracción del aceite de la semilla de Camelina sativa.

La camelina es una oleaginosa de la familia Brassicaceae originaria del este de Europa, cultivada desde el neolítico como alimento y por su aceite también utilizado como combustible, para la elaboración de jabón y como remedio medicinal.

  • Se trata de un cultivo anual de invierno muy rústico, adaptado a climas secos, resistente a las heladas, cultivable en suelos poco fértiles y sin grandes exigencias agronómicas.
  • En Europa y Rusia fue un cultivo muy común hasta la década de 1940 cuando fue sustituido por cultivos más productivos. Sin embargo en los últimos años ha habido un creciente interés por este cultivo en Europa, Rusia y en Norteamérica por su aceite muy rico en omega-3 y tocoferoles, siendo empleado para alimentación, cosmética y la producción de biocombustibles de segunda generación apto incluso para aviación.
  • En España se trata de un cultivo emergente, con un creciente interés por parte de los agricultores por su resistencia a la sequía, rentabilidad en suelos áridos y adecuación a estrategias de agricultura sostenible.

Desde un punto de vista legislativo la Torta de Camelina está incluida en el Catálogo de Materias Primas para Piensos, Reglamento UE Nº 68/2013.

Sus niveles máximos en sustancias indeseables vienen regulados por la Directiva 2002/32/CE; R.D.465/2003; R.D.1275/2013 y posteriores modificaciones.

La disponibilidad de Torta de Camelina en el mercado de materias primas es creciente siendo una interesante alternativa como coproducto proteico y energético para nutrición animal.

 

Proceso de obtención

La Torta de Camelina Expeller es un coproducto de la industria extractora de aceite obtenido mediante presión a partir de semillas de camelina tras su descascarillado.

Las semillas de camelina son de pequeño tamaño, de color dorado y con un contenido medio en aceite de un 36-47% (Przbylski, 2005).

La torta resultante tiene un aspecto de láminas troceadas de color marrón, olor característico y agradable, siendo un coproducto altamente proteico y con una cantidad apreciable de grasa.

El proceso de extracción es un factor importante que condiciona su composición química y la digestibilidad de la proteína (Peng et al., 2014).

Composición química

  • Se trata de un producto con un alto contenido en proteína y grasa.

Los niveles de proteína se sitúan entre un 33,9 – 35,7% de la materia total de producto.

Los valores de grasa están como media en un 13,2%. Este contenido en grasa corresponde al aceite de camelina remanente en la torta, de modo que se trata de una grasa muy insaturada (89%) y rica en ácidos grasos Omega-3 con un porcentaje de linolénico del 35%, linoléico del 24,6% y oleico 18,3% (De Blas, 2015; Heuzé, 2017).

  • También es de resaltar su alto contenido en antioxidantes naturales en forma de γ-tocoferol, su contenido es de 700 mg/kg en la fracción grasa (Zurb, J., 1997).
  • Esta materia prima tiene un 10,9% de fibra bruta, un 25,1% de FND y un 14,8% de FAD, con una cantidad moderada de lignina LAD: 4,2%.
  • Su contenido en cenizas es del 5,7%, destacando sus niveles de P con un alto porcentaje de fósforo fítico.

Dado que se trata de un coproducto de la extracción de aceite su composición química se ve influenciada en gran medida por el proceso industrial extractivo siendo de declaración obligatoria su composición en proteína bruta, fibra bruta y grasa (Reglamento UE Nº 68/2013).

Como el resto de especies de la familia de la Brasicaceas, la Camelina sátiva tiene en su composición factores antinutricionales que deben ser tenidos en cuenta a la hora de su utilización en piensos. Los principales son los glucosinolatos, sinapina y ácido erúcico.

  • Los glucosinolatos que contiene la camelina son de baja actividad y su contenido medio está en 25 µmol/g dependiendo de la variedad de camelina analizada (Russo y Reggiani, 2017, 2012; Pekel et al 2015; Almeida et al, 2013; Colombini et al, 2013; Matthaus and Zubr 2000).
  • El contenido en sinapina de la torta de camelina es bajo: 2-4mg/kg, así como el de taninos: 1-2 mg/kg (Matthaus y Zurb 1997).
  • El ácido erúcico (C22:1n-9) se encuentra en una concentración de un 2-5% en el aceite de camelina, por lo que su concentración en el producto final en la torta es baja (Heuzé, 2017).

En general estos valores no son elevados pero al tratarse de una nueva materia prima es conveniente hacer un seguimiento de los factores antinutricionales y de sus características químicas.

Valor nutritivo

 

Uso en alimentación animal

En terneros de cebo, la FDA ha aprobado su utilización hasta un 10% de la dieta. En novillas de reemplazo la torta de camelina mejora los índices de preñez al primer servicio por su aporte en ácidos grasos n-3 (Moriel et al. 2011).

Su utilización en ovejas lecheras a un 3-5% incrementa el contenido en leche de los ácidos grasos poliinsaturados (Szumacher-Strabel et al., 2011). Este enriquecimiento en omega-3 también se ha visto en corderos alimentados con un 10% de torta de camelina (Cieslak et al., 2013).

En gallinas ponedoras , la inclusión de un 5 y 10% de torta de camelina provocó un enriquecimiento de los ácidos grasos omega 3 de los huevos si afectar a la productividad ni a sus cualidades organolépticas (Kakani et al., 2012).

En broilers, inclusiones desde un 5% de torta de camelina redujeron los resultados productivos (Ryhänen et al., 2007; Pekel et al., 2015).

  • Un factor que puede influir en estos resultados es la fibra y los carbohidratos responsables de la viscosidad, de modo que la utilización de carbohidrasas puede aumentar la digestibilidad de los aminoácidos y de la energía metabolizable de la torta de camelina (Woyengo et al., 2016).
  • En otros trabajos niveles de torta de camelina de un 10% no provocaron diferencias significativas en la productividad aunque si cambios en el perfil de ácidos grasos de la carne aumentando los n-3 (Aziza et al., 2010). Estos trabajos indican que en broilers desde los 14 días de vida parece adecuado un nivel de inclusión hasta un 5%.

En cerdos de cebo se ha visto que la digestibilidad ileal estandarizada de los aminoácidos de la torta de camelina es similar a la harina de colza (Almeida et al., 2013). Inclusiones hasta un 10% en dietas de cebo de cerdos no produjeron diferencias significativas en los resultados productivos y si modificaron el perfil de ácidos grasos poliinsaturados en varios tejidos (Flachowsky et al 1997), por lo que su utilización puede ser una fuente para el enriquecimiento de la carne en ácidos grasos omega-3.

La torta de camelina presenta nutrientes funcionales como los ácidos grasos omega-3, tocoferoles naturales, compuestos fenólicos y flavonoides. Estos compuestos tienen un efecto antioxidante sobre la grasa del producto así como en el metabolismo y sistema inmunitario los animales que los consumen (Quezada y Cherian, 2012).

Conclusiones

  • La torta de camelina es un coproducto cada vez más común en el mercado de materias primas.
  • Su cultivo está creciendo y forma parte del esquema de una producción agrícola y ganadera más sostenible.
  • Nutricionalmente aporta proteína y grasa insaturada rica en omega-3 así como antioxidantes y otros componentes funcionales.
  • Su principal factor antinutricional son los glucosinolatos presentando, en general, unos niveles bajos aunque conviene analizarlos, ya que dependen de la variedad de planta, condiciones agronómicas y proceso extractivo.
  • Los trabajos revisados indican que la utilización de la torta de camelina es adecuada en piensos de avicultura hasta un 5% y para piensos de porcino de cebo y rumiantes hasta un 10%, constituyendo una nueva alternativa interesante a las materias primas proteicas disponibles actualmente.

 

 

 

 

Dejar un comentario