Micotoxinas en alimentación animal

09/04/2015

Materias Primas Micotoxinas Seguridad alimentaria

 

 

¿Qué son las micotoxinas y cómo se producen?

Las micotoxinas son metabolitos secundarios producidos por una serie de hongos (Aspergillus, Penicillinium y Fusarium) en condiciones favorables de crecimiento, generalmente, elevada actividad de agua y temperatura, y que afectan principalmente a los cereales. Base principal de la elaboración de los piensos.

 

 

 

¿Cuáles son las principales?

Las principales micotoxinas que se pueden encontrar en los alimentos son:

  • Aflatoxinas: B1, B2 y M1
  • Ocratoxinas: A
  • Tricotecenos:
  • Deoxinivalenol, T2 y HT-2
  • Fumonisinas: B1, B2
  • Zearalenona
  • Patulina

 

¿Qué toxicidad tienen y cuál de ellas es más peligrosa?

Las micotoxinas pueden contaminar los alimentos y/o los piensos, y las materias primas utilizadas para su elaboración.

 Esta circunstancia comporta que si se consumen dichos alimentos o piensos contaminados, se puede generar en el ser humano y en los animales un trastorno toxicológico denominado micotoxicosis.

 

La gravedad de la micotoxicosis depende de una serie de factores:

 

  • Toxicidad de la micotoxina.
  • Biodisponibilidad y concentración de la misma en el alimento.
  • Sinergismos entre las micotoxinas presentes en el mismo alimento, o en varios
  • alimentos componentes de la dieta del consumidor.
  • Cantidad de alimento consumido.
  • Continuidad o intermitencia en la ingestión del alimento contaminado.
  • Peso del individuo, edad y estado fisiológico del mismo.

 

Aunque, se reconozcan como micotoxinas 800 compuestos, sólo 30 tienen propiedades tóxicas de importancia, variando la toxicidad de unas a otras, pero las más tóxicas son la Aflatoxina B1, la ocratoxina A y la Zearalenona por su genotoxicidad (alteración material genético) y carcinogeneidad.

Además, es de especial importancia la Aflatoxina M1, micotoxina derivada de la Aflatoxina B1, que es excretada en la leche de las hembras de los mamíferos por ingesta de pienso contaminado con Aflatoxina B1. Por tanto, entra en el organismo humano a través del consumo de leche.

 

¿Cómo se puede reducir la contaminación de micotoxinas?

 Las principales recomendaciones para reducir la contaminación de los alimentos, piensos y sus materias primas por micotoxinas son cuatro medidas que se enumeran a continuación :

  1. Buenas Prácticas Agrícolas.
  2. Buenas Prácticas de Fabricación
  3. APPCC
  4. Descontaminación y Detoxificación

 

Todas ellas son básicas para conseguir reducir al máximo la prevalencia de las micotoxinas que , aunque se actúe con medidas muy eficaces en el campo, su control posterior a la recolección de los cereales se hace imprescindible.

Por ello, las buenas prácticas de fabricación , con la aplicación de sistemas de evaluación rápida que cada vez se van creando ( ver noticia , «Nuevo sistema sensor que detecta micotoxinas en trigo») son puntos claves a no subestimar , como lo es la última medida básica para garantizar que las alertas por presencia de micotoxinas sea cada vez menor ( ver noticia, «Informe de alertas y notificciones en piensos»), la descontaminación y detoxificación ( ver, «Monográfico Micotoxinas» )

 

 

Fuente : ELIKA

Dejar un comentario