11/02/2016
Aditivos Minerales

Minerales Orgánicos , un aporte seguro para lechones y terneros

Dr. Bastian Hildebrand & Rubén Crespo Sancho
Biochem, Alemania

Existe un riesgo elevado en animales jóvenes de sufrir carencias de microminerales por las bajas reservas corporales y una ingesta inadecuada a través de la leche

Los animales jóvenes tienen un riesgo particular de sufrir carencias de microminerales. Las principales razones son: bajas reservas corporales en el momento del nacimiento, y una ingesta inadecuada de microminerales a través de la leche y del pienso durante las primeras semanas de vida. Además factores de estrés ambiental (como calor, cambio de alojamiento, etc.) y una elevada carga patógena pueden aumentar las necesidades de minerales traza.

 

Importancia de los microminerales en primeras edades

 

Los minerales traza son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo ya que participan en múltiples procesos fisiológicos.

 

En las crías, los niveles de aporte de Zn, Mn, Cu y Fe influyen en varias funciones:

  • Síntesis de hemoglobina
  • Capacidad de regeneración y cicatrización de las heridas
  • Desarrollo óseo y susceptibilidad a problemas de patas
  • Sistema inmunitario y susceptibilidad a infecciones
  • Procesos metabólicos y parámetros productivos.

 

Factores que afectan al aporte real de los microminerales

 

La absorción de los microminerales se da principalmente en el intestino delgado

 

Es importante tener siempre presente que para que un aporte de microminerales sea adecuado, estos tienen que ser absorbidos. Por lo que la ingesta total no da una indicación clara del aporte real. La absorción de los minerales traza ocurre principalmente en la parte anterior del intestino delgado, duodeno-yeyuno, y hay varios factores que influyen en su absorción:

 

  • Contenido corporal del animal
  • Estado sanitario
  • Medio intestinal: pH, flora bacteriana, etc.
  • Composición y procesamiento del pienso
  • Dosis de incorporación de los microminerales
  • Antagonismos en el tracto gastrointestinal: otros minerales, compuestos orgánicos…
  • Fuente mineral utilizada

 

Un aporte excesivo de microminerales provoca situaciones antagónicas

 

A pesar de que la suplementación de los elementos traza se hace siguiendo las recomendaciones de los organismos oficiales, en la práctica se observan situaciones deficitarias. Una de las razones más comunes es que al añadir los minerales en grandes cantidades, por encima de los requerimientos de los animales, se incrementan los antagonismos. Un ejemplo es el uso de niveles farmacológicos de óxido de Zn y sulfato de Cu en piensos de lechones, lo que perjudica la absorción de Fe y Zn (Henry & Miller, 1995).

 

El uso de niveles farmacológicos de óxido de Zn y sulfato de Cu perjudica la absorción de Fe y Zn

 

En general se asume que los antagonistas presentes en el pienso y/o el agua de bebida son múltiples, e interfieren en la correcta absorción de los microminerales. El tipo de fuente utilizada también puede tener un efecto significativo sobre la susceptibilidad a antagonismos y por tanto sobre la digestibilidad de los microminerales (Figura 1).

De hecho, se han documentado in vivo diferencias en cuanto a la biodisponibilidad entre distintas fuentes minerales. Generalmente, los microminerales en forma de óxidos son menos biodisponibles que los sulfatos, mientras que los minerales quelados muestran una mayor absorción de Zn, Mn, Cu y Fe que las fuentes inorgánicas (Ammerman et al., 1995; Jongbloed et al., 2002). Cuando el contenido mineral de los animales es bajo, los quelatos son más eficientes a la hora de compensar dicho déficit (Männer, 2008). Por eso, se observa una tendencia al alza a la sustitución, parcial o total, de las fuentes inorgánicas por distintas fuentes orgánicas.

 

Captura de pantalla 2016-02-11 a la(s) 19.04.21

Figura 1. Diferencia en el comportamiento entre fuentes inorgánicas (sulfatos) y orgánicas (quelatos) en el tracto gastrointestinal (TGI).

Ventajas de los glicinatos:

(1) mayor estabilidad a niveles de pH bajos del TGI superior

(2) menor formación de complejos con otros iones metálicos y otros compuestos del pienso, como fitatos

(3) Reducción de los efectos antagónicos en la absorción entre iones metálicos

(4) Transporte efectivo a la pared intestinal y mejor índice de absorción.

 

Fuentes minerales orgánicas

 

Durante los últimos años han aparecido en el mercado europeo numerosas categorías de fuentes minerales orgánicas de Zn, Mn, Cu y Fe. Todas ellas tienen en común que el micromineral está unido a una molécula orgánica (ligando), que normalmente es uno o varios aminoácidos.

Captura de pantalla 2016-02-11 a la(s) 19.39.21

La primera fuente que se introdujo en Europa fueron los proteinatos (quelatos de metal de aminoácidos hidratado, (EC) N° 1334/2003), en los que el ligando son aminoácidos procedentes de proteína de soja hidrolizada. Sin embargo, en los últimos años han ido surgido nuevos tipos de quelatos que utilizan como ligando un aminoácidos específico o su análogo (metionina, glicina, lisina, MHA).

 

Las diferencias en las propiedades químicas del ligando suponen variaciones en las características físico-químicas entre las distintas categorías de quelatos.

 

Por ejemplo, los glicinatos (quelatos de metal de hidrato de glicina, (EC) N° 479/2006), que se llevan utilizándose con éxito desde hace casi 10 años, se caracterizan, típicamente, por un mayor contenido en metal y, por tanto, un menor índice de incorporación. Además, existen diferencias en la solubilidad en agua que pueden ser relevantes para algunas aplicaciones prácticas.

 

Efecto de la fuente mineral en lechones

 

Un periodo crítico en la vida de los lechones es el que acontece alrededor y después del destete, ya que ocurren multitud de cambios simultáneamente – cambio de pienso, de ubicación, mezcla de camadas, etc. -y además en este periodo, la inmunidad activa así como el contenido de hemoglobina en los lechones no están del todo desarrollados, siendo el riesgo de infecciones y patologías máximo.

 

El cambio de pienso aumenta la susceptibilidad a problemas intestinales, y especialmente los lechones más débiles, en los que además el consumo es menor, necesitan el mejor sustento para mantener su contenido mineral.

 

La biodisponibilidad de los microminerales, que valora la absorción y la retención, provee información valiosa para evaluar el potencial de distintas fuentes minerales sobre el contenido mineral en el organismo de los animales.

 

Un método ampliamente aceptado para evaluar la biodisponibilidad de las distintas fuentes minerales es el método de depleción-repleción (Schlegel, 2006; Männer, 2008).

 

En una prueba experimental llevada a cabo en la Freie Universität Berlin, en Alemania, se investigó el efecto de la fuente mineral sobre la biodisponibilidad en lechones destetados (Hildebrand, 2015).

  • Durante 14 días se administró a los lechones un pienso sin suplementación de Zn, Mn, Cu y Fe para inducir un estado deficitario en dichos microminerales.
  • Posteriormente se administraron tres piensos, suplementados con los mismos niveles de Zn, Mn, Cu y Fe; siguiendo las recomendaciones de GfE 2006, pero utilizando tres fuentes distintas: (1) Sulfatos, (2) Proteinatos, y (3) Glicinatos.
  • La utilización de proteinatos y glicinatos en vez de sulfatos mejoró, numéricamente, el índice de conversión en +3.7% y +5.5% respectivamente (Tabla 1).

Captura de pantalla 2016-02-11 a la(s) 19.09.17

Tabla 1. Parámetros zootécnicos de lechones durante los 17 días de prueba (Media ± SD; n = 4)

  • La mejora de los parámetros productivos del grupo suplementado con fuentes orgánicas se atribuyó al mayor índice de absorción del Zn, Mn, Cu y Fe.
  • Entre los días 45 y 47 de vida se midió la digestibilidad aparente. Los animales suplementados con glicinatos mostraron unos coeficientes de digestibilidad significativamente mayores (Figura 2).

1-2016-02-11-a-la(s)-19.10.50

Figura 2. Digestibilidad aparente de los microminerales, medido entre los días 45 y 47 de vida de los lechones (%; media; n = 12); abc superíndices distintos indican diferencias significativas entre tratamientos (P<0.05)

Además, se tomaron muestras de sangre, observándose la mayor concentración de hemoglobina en los lechones suplementados con glicinatos (Figura 3).

2-2016-02-11-a-la(s)-19.11.04

Figura 3. Contenido de hemoglobina medido 4 veces durante los 17 días de prueba experimental (gramos por litro; medias; n ≥ 6); ** diferencias significativas entre los animales alimentados con glicinatos o con sulfatos (P<0.01).

Captura de pantalla 2016-02-11 a la(s) 19.14.00

Aplicación de minerales orgánicos en terneros

 

Para reducir el riegos de anemia y enfermedades relacionadas en terneros, los lactorremplazantes y piensos se suplementan, generalmente, con Fe, Cu, y Zn (Kuntz, 2013).

 

A la hora de incorporar estos minerales en sustitutos lácteos o alimentación líquida, por ejemplo lactorremplazantes, la utilización de aditivos solubles aporta ventajas a la hora de su utilización.

 

En una prueba de campo realizada en una explotación de vacuno de leche en Alemania, se comparó el efecto de la suplementación con glicinatos frente a sulfatos en terneras hembras (fuente interna).

  • Durante las primeras ocho semanas de vida las terneras fueron alimentadas con leche procedente de la propia explotación a la que se suplementó con dos fuentes distintas: sulfatos y glicinatos, disueltos en tanque de almacenamiento de la leche.
  • Las dosis de suplementación fueron: 50 mg/d Fe, 15 mg/d Zn y 5 mg/d Cu.
  • Esta prueba de campo mostró que la suplementación de la leche entera con microminerales esenciales es necesaria para un desarrollo normal de los terneros.
  • El uso de glicinatos en vez de sulfatos fue más efectivo en la síntesis de hemoglobina y en el crecimiento de las terneras (Figuras 4 y 5).

Captura de pantalla 2016-02-11 a la(s) 19.36.19

Figura 4. Ganancia media diaria durante las primeras 7 semanas de vida (gramos/día; medias; n=20

Captura de pantalla 2016-02-11 a la(s) 19.36.34

Figura 5. Contenido de hemoglobina. Medido en la semana 7 de edad (gramos/litro; medias; n=20)

 

Mejorar el aporte de Fe y Cu ayuda a sustentar la síntesis de hemoglobina y a prevenir los efectos negativos de la anemia. Como se ha mostrado en los dos estudios previos, las fuentes orgánicas garantizan un aporte más seguro de Fe, Cu y del contenido de hemoglobina.

Contrarrestando los efectos de la anemia se disminuye la susceptibilidad a infecciones y enfermedades y tiene un efecto positivo sobre el apetito, el crecimiento y la vitalidad de los lechones y los terneros (Suttle, 2010).

 

Conclusiones

 

  • Es difícil determinar las necesidades exactas de microminerales en los animales jóvenes.

 

  • La utilización de fuentes orgánicas permite un aporte más seguro de Zn, Mn, Cu y Fe que las fuentes inorgánicas (sulfatos, óxidos, etc.), especialmente, durante situaciones críticas, en las que la demanda de elementos traza para los distintos procesos fisiológicos, como la síntesis de hemoglobina, aumenta.

 

  • Además de la eficacia biológica, deben tenerse en cuenta las diferencias a nivel físico-químico entre las distintas fuentes de minerales orgánicos.

 

anuncio-biochem

 

 

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, cookies de terceros de análisis y publicidad. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Para configurar pinche en el siguiente enlace: Como configurar. ACEPTAR

Aviso de cookies