Nueva perspectiva en el uso de preiniciadores en pollos de carne

29/11/2018

Formulación

Formulación

Escrito por: José Ignacio Barragán
Consultor avícola
Revista: NutriNews Noviembre 2018

Cuando la finalidad de los pre-iniciadores era el peso final del pollo

Hace algunos años, las empresas dedicaron mucho tiempo y esfuerzo en tratar de optimizar el uso de los preiniciadores en los programas de alimentación de pollos de carne.

El fin último de aquellos esfuerzos era mejorar sobre todo los pesos finales de los pollos, porque se creía que aumentos de peso iniciales se relacionarían directamente con una mejora del peso final, y por tanto de los datos productivos generales.

Aunque, si bien esto es cierto en términos generales, como tantas otras cosas en avicultura no necesariamente resulta ser de interés para el productor.

En efecto, con dietas mucho más concentradas y ricas en nutrientes se observa una cierta mejora del peso final de los pollos, pero…

  • ni ésta es particularmente elevada (1-2% por ciento más de peso final, siendo interesante, es bastante menos de lo que se ha ganado a los 7 días)
  • ni podemos estar seguros que se va a producir (con correlaciones bajas entre ambos valores)
  • ni finalmente si es una mejora del peso vivo lo que tal vez lo busca principalmente el productor de pollos en estos días.

Por ello, de alguna manera se había dejado de trabajar en esta línea y nos manteníamos con recomendaciones y valores que podemos llamar poco ambiciosos para los objetivos marcados anteriormente.

Cambio en la percepción del uso de los pre-iniciadores

Desde hace un tiempo, algo ha cambiado en la percepción de los productores y ahora la finalidad del uso de los pre-iniciadores se relaciona fundamentalmente con los factores de calidad de canal, y más concretamente con los defectos de las pechugas, que han sido suficientemente tratados en diversos trabajos anteriormente.

  • Modulación de las curvas de crecimiento de los animales . Uno de los elementos comunes en la literatura que trata sobre estos problemas, a la hora de tratar de minimizarlos, es la modulación de las curvas de crecimiento de los animales.

De nuevo, y al igual que en los periodos de problemas metabólicos del pasado, se recomienda tratar de ralentizar el crecimiento de los animales en la segunda fase de la vida, sobre todo en aquellos sacrificados a pesos más altos.

  • Parece estar suficientemente acreditado que un mayor desarrollo de los tejidos musculares en los primeros días de vida de los pollos contribuye a reducir la incidencia de estos procesos degenerativos del músculo, en cierta medida.

De nuevo cobra interés tratar de mejorar el peso de arranque de los pollos industriales, esta vez con un doble objetivo:

  • Incrementar ligeramente el rendimiento de canal de los pollos, así como de la carne de pechuga
  • Reducir la incidencia de los problemas de pechuga ya comentados

Así que de nuevo estamos en la carrera de optimizar el arranque de los animales, y en este sentido me atrevo a recomendar algunos factores que creo que deben ser especialmente analizados.

  • Consumo de alimento de los pollitos
  • Tipo de perfil proteico de las dietas
  • Reducción en tanto sea posible de las contaminaciones bacterianas tempranas

Trataré de desarrollar en parte estos factores, indicando las tendencias por donde creo que se desarrollan las investigaciones.

CONSUMO VOLUNTARIO

Muchas veces en diferentes foros he indicado que, desde mi punto de vista, tan importante o más de lo que come un pollito es cuanto come un pollito.

Podemos hacer dietas particularmente sofisticadas y de alta densidad energética, si los animales no las comen es evidente que el peso no será bueno.

En mi experiencia personal, muchas de las veces en las que tenemos problemas de peso a la primera semana, realmente el problema es de bajo consumo del alimento.

Aquí nos encontramos con el primer problema….

Peso de los pollitos

  • No todas las integraciones, desgraciadamente, tienen registros fiables de los pesos de los pollitos a los 7 y 14 días. Normalmente, si esta información existe, es de poco fiar, o tan limitada que no sirve gran cosa.
  • Lo primero por tanto, si queremos plantear dietas de preinicio útiles, debe ser tener una idea cierta de los pesos y de los consumos de los pollitos a los 7 y 14 días.

 

» Peso medio a los 14 días bajo . Si el peso medio a los 14 días es bajo, pero hay una gran variación en el dato, posiblemente estemos ante un problema de mal manejo de los pollitos a la recepción en ciertas granjas.

Hay que valorar los valores de los cuartiles y ver si realmente es un problema general de consumo y peso o la consecuencia de tener granjas particularmente malas.

»Media baja y desviación pequeña . Otras veces vemos que la media es baja y la desviación pequeña. Es decir, que tenemos realmente un problema de consumo y de peso. Esto puede ser por:

  • problemas de calidad de pollito (tratar de correlacionarlo con la mortalidad inicial)
  • porque los animales realmente coman poco pienso en este periodo

 

Presentación física del pienso

Normalmente, si se aprecia una situación de bajo consumo general, y no asociado a efectos de pollito o clima, es bastante probable que estemos ante un problema de presentación física del alimento.

  • Dietas en harina es conocido que son más conflictivas para el peso inicial, ya que al pollito le cuesta comenzar a comer, particularmente si se trata de harinas pulverulentas y secas, con poca grasa.
  • Migajas muy bien presentadas, de inmejorable aspecto, pueden causar un problema similar, en este caso por exceso de dureza , o por un tamaño inadecuado de las mismas.
  • ...
    Accede para continuar leyendo todo el contenido, además así podrás descargarte el PDF. Si aún no estás registrado para acceder, hazlo de forma gratuita aquí.

Dejar un comentario