nutriFORUM 2018 : Ponencia de Roberto Sainz

23/03/2018

Sin categorizar

Sin categorizar

El pasado 2 de marzo, y dentro del marco del nutriFORUM 2018, Roberto Sainz participó con la ponencia titulada «»

nutriForum 2018 consiguió este año que se acercaran hasta el Palacio de Congresos de La Llotja de Lleida  alrededor de 500 profesionales que disfrutaron, de entre otras, de la ponencia de David Yañez-Ruíz.

Roberto D. Sainz, Ph. D. por la Universidad de California, Davis (Major: Nutrition; minors: Physiological Chemistry and Systems Analysis) en 1986. Desde 2007 hasta la actualidad es Profesor en el Departamento de Ciencias Animales, de la Universidad de California , Davis. Posee más de 200 artículos referenciados en revistas, capítulos de libros y ha realizados numerosas presentaciones en conferencias.

 

 

Los puntos claves a recordar de su ponencia os los ofrecemos aquí:
 
  • El concepto de la nutrición une la identificación de componentes en la dieta necesarios para la vida, la salud, y el rendimiento productivo del animal, con la definición de las necesidades de cada tipo y categoría animal para esos nutrientes, con la cuantificación y valoración de esos alimentos en cuanto a su capacidad de proveer esas necesidades.

 

  • La palabra vitamina se deriva de las palabras vital y amino, porque las vitaminas son necesarias para la vida y originalmente se creía que eran componentes amínicos derivados del amonio.

 

  • Siempre ha existido la necesidad de definir el valor nutricional de los alimentos, y de hacer recomendaciones para alimentar a los animales de diversas categorías.

 

  • El primer sistema de que se tiene información fue el de Albert Thaer (1752 – 1828), quien define el valor nutricional de los piensos en relación a una muestra de heno estándar, y ya en 1864, Henneberg & Stohmann desarrollan el sistema Weende de análisis de alimentos, con los componentes de fibra bruta, proteína bruta, extracto libre de nitrógeno, y extracto etéreo.

 

  •  Actualmente el concepto de lo que es un nutriente se ha expandido, para incluir componentes bio-activos: palatabilizantes, que actúan para aumentar el consumo, y por lo tanto, el rendimiento productivo de los animales; aceites esenciales, los cuales actúan para modificar la función de los microorganismos en el rumen; los pre- y probióticos, los cuales pueden actuar para modificar la flora microbiana tanto en el rumen cuanto en el intestino, en ese caso interactuando también con el sistema inmune del animal; y los taninos, que pueden cambiar la disponibilidad de las proteínas y modificar la microbiota ruminal.




Dejar un comentario