}

Oportunidades de la transferencia materna en porcino

08/05/2019

Investigación

Investigación

Escrito por: Laia Blavi, David Reyes-Camacho & David Solà
Servei de nutrició i Benestar Animal, UAB
Revista: NutriNews Marzo 2019
Revista: nutrinews-españa

Cuando hablamos de transferencia materna, pensamos en los nutrientes, las hormonas y los anticuerpos que son transferidos vía placentaria, en el calostro y en la leche durante la lactación en los mamíferos (Glezen, 2003).

Pero, hasta qué punto las sustancias no presentes en el cuerpo de la madre y de naturaleza difusible pueden ser transferidas produciendo un efecto directo sobre descendencia?

En múltiples estudios con diferentes especies se ha observado que ciertos compuestos propios de los ingredientes del pienso o suplementados a la dieta materna se pueden detectar en el líquido amniótico, calostro y/o leche (Tabla 1).

Métodos para detectar compuestos presentes en los ingredientes de los piensos

Hay diferentes métodos para detectar estos compuestos:

  • extracción líquido-líquido con cromatografía de gases-espectrometría de masas (GC-MS)
  • microextracción en fase sólida acoplada a cromatografía de gases (empleando la modalidad de espacio de cabeza, HS-SPME)
  • cromatografía de gases y detección olfatoria (GC-OD)
  • resonancia magnética nuclear/ espectrometría de masas.

 

A partir de la Tabla 1 podemos concluir que los terpenos pueden pasar al líquido amniótico, al calostro o a la leche.

Se ha observado que este tipo de transferencia materna (diferente a la inmunológica o la nutricional) puede modificar las características de estos fluidos tanto organolépticamente, químicamente e incluso modificar su microbioma.

Cambios en la composición organoléptica

Como hemos observado previamente, algunos compuestos volátiles pasan la barrera placentaria –Tabla 1– y ser transferidos directamente a los fetos por vía sanguínea:

  • Llegando entonces a los capilares nasales y entrar en contacto con los receptores olfatorios que pueden ser estimulados generando experiencia previa.
  • También puede ser que algunos de estos compuestos volátiles entren en el líquido amniótico y cuando el feto entra en contacto con estos compuestos por la cavidad oro-nasal, se estimulan los receptores olfatorios y/o los gustativos –Hepper, 1988–.
  • ...
    Accede para continuar leyendo todo el contenido, además así podrás descargarte el PDF. Si aún no estás registrado para acceder, hazlo de forma gratuita aquí.

Dejar un comentario

Síganos en Linkedin

Infórmese de todas las novedades técnicas de la nutrición animal.