Peligros de las micotoxinas para la salud de aves y salud pública

03/10/2019

Salud Animal Seguridad alimentaria

Salud Animal Seguridad alimentaria

Escrito por: Fernando Moreira DVM, Ms, PhD
Consulting poultry & rabbits
Revista: Trimestre3 LATAM 2019

La FAO estima que aproximadamente el 25% de los alimentos del mundo están significativamente contaminados con micotoxinas.

El término «micotoxina» fue creado en 1962 después de un brote con alta mortalidad de pavos en Inglaterra. La causa identificada fue el uso de harina de cacahuete de Brasil y África.

Introducción

Las micotoxinas son metabolitos secundarios producidos por hongos de naturaleza heterogénea. Cuando están presentes en la alimentación animal y humana, pueden actuar sobre el organismo, lo que perjudica su rendimiento y desarrolla cambios patológicos llamados micotoxicosis.

En la producción animal, estas toxinas pueden tener un impacto negativo en la productividad. Por lo tanto, es muy importante entender cómo los diferentes tipos de micotoxinas influyen en la salud de las aves para controlar y prevenir pérdidas económicas.

En los seres humanos, varios estudios epidemiológicos han demostrado que el efecto de muchas micotoxinas en los alimentos, especialmente las aflatoxinas, puede ser bastante dañino e incluso puede ser la causa de tumores hepáticos.

Los peligros reales asociados a la contaminación con estas toxinas en la cadena alimentaria, especialmente en la leche, la carne y los huevos, deben ser supervisados y son responsabilidad de todos los actores involucrados en la producción, especialmente de las autoridades sanitarias.

Diferentes especies de aves tienen también diferentes susceptibilidades a las micotoxinas.

Los patos, gansos y pavos tienen mayor susceptibilidad que los pollos de engorde.

Otro dato curioso es que es común pensar que la presencia de micotoxinas en las primeras etapas de la vida de las aves es siempre la más preocupante.

Estudios recientes muestran que, por ejemplo, en el caso de DON, su presencia puede ser especialmente dañina en el período entre 18 y 25 días en la fase posterior de crecimiento intestinal. Lo que afecta al rendimiento más cercano a la etapa final de engorde.

 

Clases de micotoxinas

Las micotoxinas más importantes son las aflatoxinas, las ocratoxinas, la zearalenona, la toxina T-2 y las fumonasinas.

Hay 6 clases principales de micotoxinas :

  • Aflatoxinas (Aspergillus spp)
  • Ocratoxinas (Aspergillus spp)
  • Tricotecenos (Fusarium spp.)
  • Fumonisinas (Fusarium spp.)
  • Zearalenoma (Fusarium spp.)
  • Alcaloides de Ergot (Claviceps spp.)

 

En la producción avícola, las principales interacciones y factores que pueden influir en las micotoxicosis son:

Manejo de la explotación, destacando factores como la higiene, humedad y temperatura;

  • Duración de la exposición
  • Edad, género y especie
  • Nutrición y estado sanitario de las aves de corral
  • Naturaleza y nivel de concentración de micotoxinas
  • Otras toxinas presentes

 

Aunque hay diferentes efectos causados por las micotoxinas, es común que todos causen inmunosupresión e influyan en la inmunidad general de las aves.

Actualmente, varios estudios confirman que los pollos de engorde son sensibles a la presencia de micotoxinas de Fusarium spp. y que los niveles moderados de estas micotoxinas afectan negativamente al apetito e interrumpen el rendimiento del crecimiento, principalmente durante el período de crecimiento.

Aflatoxinas

Es una de las micotoxinas principales y más frecuentes en la producción animal.

Signos clínicos en aves:

  • reducción de la ingesta de alimentos
  • pérdida de peso
  • disminución de la producción de huevos
  • palidez de la mucosa
  • pérdida de pigmentación de las patas y del pico
  • aumento de hematomas
  • inmunodepresión
  • aumento de la mortalidad

 

Lesiones observadas:

Las lesiones hepáticas son más frecuentes y se caracterizan por agrandamiento, friabilidad, palidez y con una marcada infiltración de grasa.

Aumento del tamaño del bazo y riñones.

Reducción del tamaño de la bolsa de Fabricio y Timo.

Hemorragias y hematomas petequiales en la musculatura (disminución de los factores de coagulación y aumento de la fragilidad capilar).

Carcinogénico y teratogénico. Puede presentar condiciones agudas o crónicas.

 Hígado de ave con lesiones compatibles con aflatoxicosis.

 

Ocratoxina A (OTA)

Signos clínicos en aves:

  • Reducción del aumento de peso
  • Depresión
  • Deshidratación
  • Disminución de la producción de huevos y la tasa de eclosión.
  • Los animales que sobreviven están atrofiados, con mal plumaje, anémicos e inmunodeprimidos.

 

Lesiones observadas en necropsia:

Riñones agrandados, de color blanco a amarillento (con focos blancos de cristales uráticos)

Deposición de uratos en las superficies pericárdica, perihepática, peritoneal y articular.

En aves que sobreviven:

  • Por  compensación renal   los riñones aparecen agrandados, fibróticos y pálidos.
  • Presencia de hígado graso
  • Disminución del tamaño de la bolsa de Fabricio y Timo con la consiguiente inmunodepresión.

 Riñones de aves con lesiones compatibles con la presencia de OTA.

Tricotecenos

Los signos clínicos en las aves que ingieren niveles anormales de tricotecenos, pricipalmente la toxina T-2, son:

  • reducción del apetito
  • menor aumento de peso
  • diarrea (hemorrágica)
  • anemia
  • mal plumaje

 

En aves adultas se verificó la presencia de lesiones orales, disminución de la producción de huevos, disminución de la calidad de la cáscara y la tasa de eclosión.

Las lesiones son muy características:

  • úlceras en las comisuras de la boca
  • paladar duro
  • paladar hendido y superficie dorsal de la lengua (3-4 días después de la ingestión)
  • reducción del tamaño de la bolsa de Fabricio y Timo
  • anemia
  • médula ósea pálida

Lesiones compatibles con toxina T-2.

Fumonisinas

Como el maíz es una materia prima importante en la dieta de las aves, se presta especial atención a las fumonisinas.

Signos clínicos más comunes:

  • reducción de la ingesta de alimentos
  • disminución del aumento de peso
  • diarrea

 

Lesiones observadas: son más inespecíficas.

  • enteritis catarral
  • hepatomegalia
  • posible aumento del tamaño renal, páncreas, proventrículo y molleja
  • reducción del tamaño de la bolsa de Fabricio y Timo
  • anemia
  • médula ósea pálida

 

Zearolenona

La presencia de estas micotoxinas en las aves puede afectar el sistema reproductivo. Por lo tanto, su interés es más importante en las aves adultas, donde los caracteres secundarios del género son más evidentes y pueden causar engrosamiento de la mucosa cloacal.

 

Diagnóstico diferencial de las micotoxicosis en aves

  • Aflatoxicosis: enfermedad de Gumboro, síndrome del hígado graso, síndrome de malabsorción y amiloidosis.
  • Ocratoxina: aflatoxicosis, gota visceral, bronquitis infecciosa, intoxicación por sodio, privación de agua, deficiencia de vitamina A y síndrome de malabsorción.
  • Toxinas de Fusarium: viruela aviar (forma húmeda), deficiencia de vitamina A, tricomoniasis, ocratoxicosis, aflatoxicosis, caída de aves y enfermedad de Gumboro.

 

Cómo afectan las micotoxicosis en aves en la salud pública

...
Accede para continuar leyendo todo el contenido, además así podrás descargarte el PDF. Si aún no estás registrado para acceder, hazlo de forma gratuita aquí.


Dejar un comentario