Monográfico

Fitogénicos LATAM

get_the_title



AUTOR

Bruno Vecchi Galenda

Coordinador Técnico-Científico Línea Avícola, Vetanco SA

Marco Teórico

La silimarina es un compuesto presente en las semillas del Cardo Mariano (“Silybum Marianum”). El principal compuesto activo de la silimarina es la silibilina, un flavonoide formado por dos unidades.

La silimarina ha sido utilizada por más de 2000 años para el tratamiento de enfermedades hepatotóxicas (Morazzoni P y Bombardelli E, 1995). Valenzuella A. y Garride A. (1994) han descrito las principales acciones de la silimarina:

  • Acción antioxidante: su estructura química le permite eliminar radicales libres, protegiendo y estabilizando las membranas celulares.
  • Acción antiinflamatoria: la silimarina tiene la capacidad de inhibir a la enzima 5-Lipoxigenasa, enzima encargada de la cascada del ácido araquidónico. Al inhibir esta enzima la silimarina evita la cascada proinflamatoria de citoquinas.
  • Acción en la síntesis proteica: la silimarina estimula la síntesis de ARN polimerasa, estimulando la síntesis de ciertas enzimas hepáticas claves del metabolismo.

Estudios de farmacocinética han demostrado que hay una muy baja absorción de silibinina luego de una dosis oral. El pico de concentración plasmática se alcanza 2 horas después de la administración por vía oral y la vida media de eliminación está entre las 6 y 8 horas. La eliminación renal está en el orden del 3% a 8% mientras que el 20% al 40% puede recuperarse de la bilis (Fraschini F et al., 2002).

Para incrementar la absorción de silimarina, Vetanco S.A. ha desarrollado una formulación específica en la cual conjuga silimarina con compuestos fosfatídicos lo que logra una mayor tasa de absorción y biodisponibilidad. Dicho producto es el Di Heptarine S®.

Objetivo

Evaluar el efecto del DI Heptarine S® en pollos de engorde ante un desafío nutricional y bacteriano.

Materiales y Métodos

30 pollitos bebes de un día de edad, de genética COBB 500, fueron divididos en 3 grupos de 10 aves cada uno.

Las aves fueron alojadas en corrales individuales en la granja experimental de Bioinnovo, Argentina.

Todas las aves recibieron los cuidados tradicionales para la crianza. Las aves fueron criadas hasta los 35 días.

Los tratamientos fueron los siguientes:

Grupo A: Aves alimentadas con alimento contaminado + desafío bacteriano vía agua de bebida.

Grupo B: Aves alimentadas con alimento contaminado + desafío bacteriano vía agua de bebida + Di Heptarine S®

Grupo C: Aves alimentadas con alimento tradicional

Alimento

 

Todas las aves recibieron un alimento de Fase 1 y 2 estándar. El Fase 3 (desde los 20 a los 35 días de edad) del grupo A y B se encontraba contaminado con 700ppb de DON, 2,7ppb de Aflatoxina y 1200ppb de Fumonisina (los valores máximos recomendados para aves en crecimiento son 500ppb, 2ppb y 500ppb, respectivamente).

Desafío

 

Para el desafío bacteriano se utilizó una adaptación del protocolo propuesto por N. Sakomura (2007). Para ello se mezcló:

  • 1 Kg de cama (de una granja de producción, con dos crianzas de antigüedad e historial de enteritis necrótica) con 5 lts de agua
  • Se dejó reposar un día, se filtró y se administró 1 lt de dicha solución (resuspendida en 5 lts de agua) a cada box para ser consumido en 5 horas
  • Las administraciones fueron a los 7, 20 y 21 días de edad

Tratamientos

El grupo B que recibió DI Heptarine S®, lo recibió en agua de bebida desde el día 28 de edad hasta el día 35. La dosificación fue de 50 ml por cada 100 litros de agua.

Parámetros evaluados

Para evaluar el daño hepático se sangraron los animales a los 35 días de edad. Las muestras fueron remitidas al laboratorio para evaluar el perfil Hepático: GOT, GPT, FAS y colesterol.

A su vez, se evaluó el peso final obtenido a los 35 días y se realizó histopatología hepática de todos los grupos.

Resultados

Tabla 1. Resultados del ensayo: peso de las aves y análisis de laboratorio de las muestras de sangre

Letras distintas indican diferencias significativas entre los tratamientos con un p<0,05

Discusión

 

En primer lugar, no se observaron diferencias significativas entre los tratamientos para las enzimas hepáticas (GOT y GPT).

GOT y GPT son enzimas que se encuentran dentro de la célula hepática. Cuando estas enzimas aumentan de concentración a nivel sanguíneo significa que hay un daño hepático que está liberando las enzimas a circulación. Al no haber diferencias entre los tratamientos estaría indicando que el desafío realizado no fue lo suficientemente fuerte como para causar un daño hepático.

Sin embargo, sí se observaron diferencias entre los niveles de FAS. Al igual que GOT y GPT, FAS es una enzima intracelular, pero que está presente en todas las células. El incremento observado probablemente esté relacionado con un proceso inflamatorio a nivel intestinal (debido a las micotoxinas y el desafío bacteriano).

El tratamiento con Di Heptarine S® obtuvo un valor de FAS significativamente menor al del grupo no tratado e igual al del grupo control, lo que indicaría que la inflamación intestinal fue menor.

Conclusión

Los menores niveles de FAS y el mayor peso del grupo tratado con Di Heptarine S®, demuestran que el producto fue capaz de disminuir la inflamación y los efectos del desafío, permitiendo que las aves obtengan un mejor desempeño productivo. Referencias bibliográficas bajo petición salud intestinal



REVISTA NUTRINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

nutriNews Noviembre 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube

 
Síguenos en Youtube AgrinewsTV