12/12/2016
Aditivos

Probióticos, una opción natural para incrementar salud y productividad en gallinas ponedoras

Pauline Rovers-Paap1 & Miguel Trepat2
1Orffa Additives B.V; 2 Orffa España S.L.

Calsporin®, Bacillus subtilis C-3102, ha sido aprobado por la Comisión Europea como probiótico para gallinas ponedoras.

 

Los probióticos ayudan a prevenir y controlar a los patógenos gastrointestinales y/o mejorar el rendimiento y la productividad de los animales de producción mediante diversos mecanismos“, según se indica en un informe reciente de la FAO (2016).

Recientemente Calsporin®, Bacillus subtilis C-3102, ha sido aprobado por la Comisión Europea como probiótico para gallinas ponedoras.

 

El probiótico ha demostrado mejorar el rendimiento de las gallinas ponedoras y varios ensayos en avicultura confirman el efecto beneficioso de esta cepa de Bacillus subtilis sobre la salud intestinal, confirmando así la declaración de la FAO.

La salud intestinal y los rendimientos productivos de las gallinas ponedoras siempre han sido temas de discusión, pero se vuelven aún más importantes con la futura prohibición de recortar el pico de dichas aves.

En este artículo se describen los últimos desarrollos y estudios realizados con el probiótico recientemente registrado en gallinas ponedoras.

 

Intestino sano

Un intestino sano asegura una óptima absorción de nutrientes y minerales, hecho que es esencial para la buena productividad, la calidad de la cáscara y la seguridad alimentaria de los huevos (Bain, M.M. 2005).

La población microbiana intestinal comensal ayuda a la digestión del alimento además de proteger al huésped de la colonización por patógenos.

Estas bacterias locales:

  • compiten con especies patógenas por sitios de unión epitelial y por nutrientes,
  • apoyan positivamente la respuesta inmune intestinal del huésped
  • y son capaces de producir metabolitos para controlar el crecimiento de las diferentes bacterias patógenas ( 2016)

El trastorno de la microbiota intestinal autóctona reduce los mecanismos de protección innatos y puede aumentar el potencial de las bacterias patógenas de unirse al tracto digestivo y colonizarlo (Burkholder, K.M., et al. 2008).

La incorporación de esporas viables de Bacillus subtilis en piensos de aves ha demostrado optimizar el ambiente intestinal para los microbios beneficiosos locales provocando unos mejores rendimientos productivos y reduciéndose la presión patógena en el intestino de las aves.

 

Ayudar a las pollitas en los primeros estadíos de producción

 Al final del período de cría, cuando la pollita se convierte en una gallina ponedora, se producirán cambios ambientales y metabólicos desafiantes.

  • Entre las 15 y 18 semanas de vida, las aves son transportadas a sus nuevas instalaciones y la composición de la dieta se adaptará para empezar el período puesta.
  • Las gallinas aún no tendrán el peso de animales adultos cuando comienza el rápido aumento del porcentaje de puesta, alcanzándose el pico de producción entre las semanas 24 y 26 de vida.

El foco principal de los productores de huevos y nutricionistas es el de apoyar nutricionalmente a las gallinas jóvenes en la etapa temprana de producción hasta aproximadamente las treinta semanas de vida.

Los probióticos podrían ser una herramienta nutricional de apoyo durante este pico de rendimiento, un período de alta productividad donde las gallinas son también más sensibles a los trastornos microbianos en su tracto digestivo.

Calsporin® se testó en 120 gallinas Tetra SL en los primeros compases de producción entre las semanas 19 y 42 de vida.

  La adición de 3 x 108 UFC de Bacillus subtilis C-3102 por Kg de pienso dio como resultado un aumento más rápido del peso del huevo, una mayor masa de huevo y una mejor utilización del alimento 

  • El peso reducido de las gallinas en esta edad temprana podría provocar la excesiva movilización de reservas corporales para la producción de huevos. Sin embargo, una ingesta de pienso similar y unos rendimientos productivos mejorados no influyeron negativamente en el peso vivo de las gallinas del grupo Calsporin®.
  • Además, los huevos más grandes de este grupo no resultaron tener cáscaras de huevo más delgadas y por tanto una calidad de cáscara menor.
  • Un promedio de un 0,52% de trastornos en los huevos ya resultó bajo para el grupo control, pero incluso resultó numéricamente menor para el grupo Calsporin® con sólo un 0,37% durante el período de estas 24 semanas.

 

  

Prolongar el período de puesta


La óptima alimentación de las ponedoras permite a los productores de huevos prolongar el período de puesta hasta las 100 semanas de vida.

Mantener el rendimiento de puesta de huevos así como la calidad de la cáscara del huevo son clave para alargar la vida productiva de las gallinas.

En un segundo estudio con 120 gallinas ponedoras brown Tetra SL, se evaluó la adición de 3 x 108 UFC de Bacillus subtilis C-3102 por Kg de pienso durante un período de un año, de las 19 a las 70 semanas de vida.

La inclusión de Calsporin® dio como resultado un porcentaje de puesta mejorado, mayor peso del huevo, mayor masa de huevo y una mejor conversión alimenticia durante todo el período.

  • Los huevos más grandes (figura 2) y la ingesta de pienso similar entre grupos no produjeron una reducción en el peso de las gallinas del grupo Calsporin®, en línea con los resultados del primer ensayo.
  • El rendimiento mejorado podría explicarse por una mejor utilización de los nutrientes por parte de las gallinas, ya que se demostró que la digestibilidad aparente de proteína, fibra y cenizas era significativamente mayor en el grupo de Calsporin® medido a las 70 semanas de vida.

 

  • Las gallinas que recibieron B. subtilis en su alimentación produjeron huevos más pesados de manera constante durante todo el período de puesta en comparación con el grupo control (figura 2).

En la práctica, el aumento del tamaño del huevo se correlaciona negativamente con la calidad de la cáscara. Sin embargo, los resultados del ensayo demostraron que los huevos más grandes no dieron lugar a diferencias en el grosor de la cáscara ni en la densidad de la misma.

  • Al mismo tiempo, la resistencia a la rotura fue incluso numéricamente superior en el grupo Calsporin® y la cantidad de huevos con trastornos (suma de huevos agrietados, sucios, deformes e invendibles) fue significativamente menor en el grupo Calsporin®, con unas incidencias del 0,64% y del 0,46% en el grupo control y en el grupo Calsporin® respectivamente.

 

Bacillus subtilis para combatir a los patógenos intestinales


El rendimiento productivo de una gallina ponedora puede ser fácilmente trastornado negativamente por la aparición de un patógeno intestinal.

Los cambios en el consumo de alimento, en el color y la composición de las deposiciones y en la viabilidad del grupo de ponedoras son los primeros síntomas de que algo está sucediendo.

La alteración de la microflora intestinal provoca una mayor susceptibilidad de las gallinas especialmente a Clostridium perfringens, Escherichia coli patógena aviar, Salmonella spp. y Campylobacter spp.

Las últimas tres cepas bacterianas también están asociadas a seguridad alimentaria y a enfermedades zoonóticas (FAO,2016; Shini, S., Shini, A. y Blackall, P.J. 2013)

Los granjeros disponen de posibilidades limitadas en cuanto al uso de productos antimicrobianos que no dejen residuos en los huevos.

 

La administración de B. subtilis en la alimentación de las gallinas ponedoras puede ser una opción segura y práctica para estos productores, ya que numerosos resultados en diferentes ensayos han demostrado una reducción o incluso exclusión de dichos patógenos tan comunes como Clostridium perfringens, Salmonella, E. coli y Campylobacter (Casabuena et al. 2015; Guyard-Nicodeme et al. 2015; Jeong y Kim, 2014; Kato, M., et al. 2007; Maruta, K., et al. 1996; Ragione, y Woodward, 2003)

 

 

 

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. ACEPTAR

Aviso de cookies