Producción y existencias de cereales registraron alza sobre pronóstico

11/11/2018

Materias Primas Mercados

Materias Primas Mercados

Producción y existencias de cereales registraron alza sobre pronóstico

El pronóstico más reciente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, informado el primero de noviembre, sobre la producción mundial de cereales en 2018 asciende a 2.601 millones de toneladas, aproximadamente 10 millones de toneladas por sobre el pronóstico del mes anterior, pero todavía 57 millones de toneladas, es decir 2,1 % por debajo del récord registrado en 2017. La variación mensual se debió en gran medida a las revisiones al alza con respecto a la producción de trigo en China y Canadá y China, que retribuyeron con creces las revisiones a la baja a lo sucedido en la Unión Europea y Australia.

En la actualidad se prevé que la producción mundial de trigo en 2018 se aproxime a los 728 millones de toneladas, es decir 4,3 % menor que en 2017. Actualmente, en el hemisferio norte se está sembrando los cultivos de trigo de invierno de 2019. En cuanto a los precios se prevé que, por lo general remunerativos, estos estimulen un incremento de las plantaciones en EE.UU. y la Unión Europea e India, en tanto que las preocupaciones que están relacionadas con las condiciones meteorológicas podrían dificultar la siembra en algunas zonas de Pakistán y China.

Para el 2018, se calcula que la producción mundial de cereales secundarios alcance 1.360 millones de toneladas, cifra 2,2 % inferior a la obtenida en 2017, aunque levemente superior a la de octubre, debido especialmente a una mejoría en las perspectivas sobre el maíz y, así también, como acerca de la cebada, pero se sostiene en el nivel mínimo de los últimos seis años.

Previsiones de América del sur

Con referencia a los países del hemisferio sur, también se están sembrando los cultivos de cereales secundarios para el año 2019. Para América del Sur, las estimaciones iniciales apuntan a una ampliación en las plantaciones de maíz, impulsada por una fuerte demanda exportadora, y en Sudáfrica, debido al alza de los precios y los sistemas de rotación de cultivos;.

No obstante, las preocupaciones que están asociadas ante la posibilidad que ocurra un nuevo episodio de El Niño, indudablemente afecta a las perspectivas.

Pronóstico de utilización de cereales

El pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2018/19 se ha incrementado 0,2% hasta ubicarse en 2.653 millones de toneladas, es decir 1,5% superior, en cifras 39 millones de toneladas por sobre el nivel estimado para 2017/18.

El incremento del uso de maíz para alimentos balanceados y con fines industriales explica en gran medida el crecimiento previsto en la utilización mundial de cereales, en relación a la temporada anterior y al mes pasado. En efecto, está previsto que la utilización mundial de cereales secundarios logre su máximo nivel en 2018/19, ya que hay una gran demanda para el uso del maíz como alimento balanceado y con fines industriales, especialmente en China y EE.UU.

Producción y existencias de cereales registraron alza sobre pronóstico

En lo referente al trigo, se prevé que la utilización total de este cereal ascienda ligeramente en 2018/19 y que el aumento mundial del uso de trigo en la producción de alimentos balanceados disminuya como consecuencia de excesivos suministros alternativos de más bajo costo. No obstante, se prevé que el uso de trigo para el consumo como alimento aumente 1,0%, resultando en un nivel medio per cápita relativamente estable.

Pronóstico sobre comercio mundial de cereales

Desde el mes pasado, el pronóstico acerca del comercio mundial de cereales se ha reducido ligeramente, alcanzando 416 millones de toneladas, lo que representa un descenso de 4,5 millones de toneladas, es decir 1,1 % respecto al récord de 2017/18. La revisión a la baja se debe mayormente a las expectativas a una disminución del comercio de trigo en relación a lo que se había previsto anteriormente.

 

Para el comercio mundial de trigo está previsto que se reduzca en 2018/19, tras los niveles récords obtenidos en las dos últimas campañas, donde se situó en 173 millones de toneladas, es decir, 3,4 millones de toneladas menos que en 2017/18 y aproximadamente 1 millón de toneladas menos que las predicciones de octubre. La baja intermensual se vio afectada por los ajustes a la baja de las importaciones en diversos países, entre estos Indonesia, India, y Sudáfrica.

Mientras, la previsión del comercio mundial de cereales secundario se mantienes para 2018/19, esperándose que se ubiqué cerca del nivel máximo registrado en 2017/18, esto es, en alrededor de 195 millones de toneladas, respaldado por el incremento en el comercio de maíz, lo cual suplirá la disminución en el caso del sorgo.

Predicción de las existencias mundiales de cereales al cierre de 2019

El pronóstico sobre las existencias mundiales de cereales al cierre de las campañas, que terminarán en el año 2019, se ha incrementado en 10,6 millones de toneladas, es decir 1,4% desde octubre, hasta alcanzar cerca de 762 millones de toneladas. No obstante, esta cifra continúa siendo de 53 millones de toneladas, 6,5 % inferior a su nivel récord de apertura.

Las últimas revisiones muestran un incremento en los pronósticos con respecto al trigo y la cebada – principalmente en China, lo cual compensa con creces el descenso de las predicciones para el maíz y el sorgo. Pese a que el pronóstico sobre las reservas mundiales de trigo se ha incrementado en 9 millones de toneladas en comparación con el informe anterior, las existencias totales de trigo todavía se reducirían en al menos 12 millones de toneladas, 4,5 % con respecto de su nivel récord de apertura, ubicándose en 264 millones de toneladas.

De acuerdo, a las proyecciones se estima que esta reducción interanual de las existencias de trigo se concentre entre los principales exportadores. Como resultado de esto, en el caso de los principales exportadores de trigo se prevé que la relación entre las existencias al final de la temporada y su desaparición total – comprendida como el uso interno más las exportaciones- lo cual representa un volumen de disponibilidad en los mercados mundiales, disminuya hasta 16,3%, siendo el nivel más bajo de los últimos cinco años.

Conforme a las previsiones, las reservas totales de cereales secundarios también registrarán una caída en 2018/19, constituyendo el primer descenso desde la campaña 2012/13. La causa principal de esta reducción sería el maíz, la cual parece concentrarse en gran parte en los principales países exportadores y en China, acorde con la política interna de reducir las existencias de maíz.



Dejar un comentario