Producto biodegradable de yuca: Sustentabilidad en el mundo marino

18/03/2020

Sostenibilidad

yuca

Una idea innovadora para erradicar las bolsas de plástico: bolsas de yuca que sirven como alimento para peces y otros animales marinos en los océanos. Podrían servir como una alternativa al tiempo que tardan las bolsas de plástico en desintegrarse.

 

Casi a diario el mundo presenta alternativas para cambiar conductas y productos nocivos para el medio ambiente, este es el caso de Kevin Kumala, un biólogo indonesio que ha puesto sobre la mesa esta idea innovadora, sustituir el plástico de las bolsas por derivados de la yuca, esto como una alternativa al tiempo que requiere una bolsa plástica para desintegrarse, el particular invento además de ser ecológico se degrada al contacto con el agua, también sirve como alimento para los peces.

 

Si una bolsa de plástico «biodegradable» termina en el océano, es poco probable que se descomponga durante años, e incluso si lo hace, las pequeñas piezas que quedan pueden dañar la vida silvestre. Un startup indonesia tiene una solución diferente: una bolsa que los animales del océano se pueden alimentar.

Esta bolsa ecológica está hecha a base de raíz de yuca, una planta que crece en la naturaleza en Indonesia, y aceite vegetal, e impreso con tinta no tóxica. La bolsa está diseñada para compostaje. Pero si está lleno de basura y llega al océano, la compañía afirma que es seguro para la vida silvestre debido a que se puede comer.

 

Los emprendedores alimentaron con estas bolsas a los animales en su oficina sin ningún efecto negativo. «Incluso, a veces, ellos peleaban entre sí por las bolsas de yuca, son tan buenas», dice Kevin Kumala, cofundador de Avani. Las bolsas también pasaron las pruebas de toxicidad oral con un laboratorio independiente.

Tras este emprendimiento, la empresa Avani Eco pudo reemplazar el petróleo que se usa para las clásicas bolsas plásticas, en almidón de yuca.

 

El nuevo producto necesita menos de 100 días para convertirse en composta, además se disuelve en minutos en agua caliente, sin presentar toxicidad oral.

 

Indonesia ocupa el segundo lugar después de China en el volumen de desechos plásticos oceánicos que produce. Y aunque las bolsas de plástico pueden no existir en absoluto en un mundo ideal, la compañía cree que su producto, junto con sus otros artículos desechables no plásticos, como cajas de comida para llevar y un poncho de lluvia compostable, es una alternativa práctica.

 

«En realidad, somos grandes defensores de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar», dice Kumala. “Yo personalmente llevo mis propias bolsas de supermercado reutilizables cuando voy de compras. Sin embargo, con el ajetreo y el bullicio del estilo de vida actual, las personas tienden a olvidar mucho. «Reemplazar» se convierte en una respuesta más conveniente, especialmente si ahora puede reemplazar el plástico a base de petróleo con recursos renovables que no cuestan mucho más en términos de su valor económico «.

 

Las bolsas a base de yuca cuestan entre dos y tres centavos más que una bolsa de plástico típica. «Cuando se habla de la diferencia en la magnitud de la multiplicación, es aproximadamente el doble del precio», dice.

«Sin embargo, la pregunta que nos gusta plantear es, ¿qué son dos centavos más cuando puedes ayudar a reducir el desperdicio de plástico que está ocurriendo actualmente en nuestro planeta?»

Fuente: Fast Company y Mundo Acuícola





Dejar un comentario