Protegiendo a los lotes de pollos

26/06/2019

Aditivos

Aditivos

get_the_title

Dupont

  • Ribera del Loira 46, Edificio 2
    28043 Madrid - España
  • +34 917 103 310
  • Web
Escrito por: Dra. Kirsty Gibbs
Traducción: Gonzalo Ruiz (Administrative Support, DuPont) y Rafael Durán Giménez-Rico (Regional Technical Manager, DuPont)

INTRODUCCIÓN

Un probiótico formado por tres cepas de Bacilo, puede proteger el aparato digestivo de los pollos sometidos a distintos retos, incluyendo el producido por el E. coli patógeno (APEC).

La creciente presión global para reducir/suprimir el uso de antibióticos en la producción avícola, ha abierto la puerta a distintos patógenos con retos impredecibles, empeorando la productividad y longevidad de los lotes de pollos.

Para sobreponerse a esto, los productores deben plantearse una estrategia que les permita proteger el aparato digestivo y la flora comensal, mejorando tanto los parámetros productivos como el bienestar animal.

 

NO TODOS LOS E. COLI SON IGUALES

Mientras la expansión y transmisión de algunos retos patogénicos son estudiados y definidos de forma precisa, se presentan otros que no se entienden por completo.

El APEC, causante de la colibacilosis, proceso infeccioso asociado a elevada morbilidad, mortalidad y condenaciones de canales.

A diferencia de otros patógenos, éste, es difícil de identificar debido a su gran diversidad. Llegar a entender la presencia o ausencia de genes asociados a la virulencia en el código genético de cada E. coli, puede ayudar con su identificación y tratamiento.

 

ESTUDIO SOBRE LA PREVALENCIA DEL APEC EN GRANJAS

Un estudio reciente examinó la prevalencia del APEC en granjas avícolas comerciales en Australia, Brasil, Sudáfrica y EEUU (ver figura 1).

Las prácticas de producción avícola varían de manera significativa en diferentes partes del mundo. Por ello, es de esperar que las poblaciones de E. coli y sus diversos grados de patogenicidad varíen.

Figura 1. Proporción de cepas E. coli aisladas de pollos comerciales en Brasil, Sudáfrica, Australia y EEUU portando 0,1,2,3,4 ó 5 genes virulentos

Mientras que las diferencias en poblaciones de APEC entre países eran significativas, el estudio también resaltó que había cepas clonales compartidas, es decir, presente, en el aparato digestivo de broilers de varios países.

Un mayor conocimiento de las poblaciones de APEC nos permite evaluar mejor el riesgo para la salud y el bienestar de los pollos. Esta capacidad tecnológica, podría desembocar en el uso de un sistema de prevención dirigida, junto a medidas de tratamiento más específicas.

Investigaciones realizadas anteriormente, encontraron similitudes genéticas entre las poblaciones de E. coli de reproductores y pollos de un día, lo cual invita a pensar en una ruta de transmisión vertical desde los reproductores a los lotes de broilers.

El potencial de la transmisión vertical, junto a la vulnerabilidad de un pollito neonato estéril, cuya microbiota no madura hasta la semana 3 ó 4 (figura 2), permite la colonización del APEC en las primeras 24 horas post eclosión.

Con esto en mente, los productores deben centrarse en lograr un desarrollo rápido de una microbiota sana y madura desde el día uno, o incluso antes de la eclosión.

Figura 2. Perfil de la microbiota del intestino delgado en broilers a diferentes edades. Siragusa et al.

Otras investigaciones, han demostrado que la suplementación de probióticos desde el primer día:

  • promueve el establecimiento rápido de una microbiota positiva
  • inhibe la colonización y crecimiento de bacterias tno beneficiosas
  • apoya al desarrollo inmunológico del pollito
  • reduce el riesgo de inflamación
  • refuerza la estructura intestinal
  • provee de más nutrientes al huésped

 

Dada la diversidad de retos de salud debido al E. coli, la identificación de los probióticos más beneficiosos se nos presenta como un reto apasionante.

No todas las cepas de probióticos tienen el mismo modo de acción, son eficaces frente a los mismos retos, ni protegen a las aves de la misma manera.

Por lo tanto, cabe pensar que, cuando usamos probióticos para defender frente a diversos patógenos, se considere muy útil emplear un probiótico con más de una cepa beneficiosa.

 

PROBIÓTICOS CON TRES CEPAS DE BACILO

El producto, Enviva® PRO contiene tres cepas de Bacilo, aisladas a partir de un ambiente avícola.

Cuando éstas se incluyen en dietas de pollos, trabajan juntas para fortalecer la estructura intestinal, retrasando el desarrollo de bacterias no beneficiosas y fomentando el de bacterias beneficiosas.

 

ESTUDIOS IN VITRO CON ENVIVA® PRO

Estudios in vitro han demostrado que cada cepa, de forma individual, es capaz de inhibir el crecimiento de un amplio rango de E. coli; hasta un 87% comparado con el mismo patógeno, sin exposición al producto de tres Bacilos, como se muestra en la figura 3.

Figura 3. Las tres cepas únicas de Enviva® PRO muestran una inhibición significativa del crecimiento distintos tipos de E. coli (26 cepas investigadas in vitro)

 

ESTUDIOS IN VIVO CON ENVIVA® PRO

No sólo se observó esta inhibición del crecimiento in vitro. En un ensayo in vivo reciente, los broilers de cuatro granjas comerciales de EEUU, fueron suplementados con Enviva® PRO, para evaluar sus efectos frente al APEC.

Se observó, en las muestras de contenido intestinal recogidas durante el ensayo, una caída significativa en los genes asociados con la virulencia.

Los E. coli que portan >2 genes asociados a la virulencia —cuantos más genes asociados a la virulencia, mayor potencial de la cepa E. coli para provocar una enfermedad — se redujeron del 58.8% al 40.8% y aumentaron los E. coli que portan <2

Estos datos sugieren que el producto tiene el potencial para ayudar a mejorar los rendimientos, en una etapa que ya es realidad en muchas partes del mundo, sin antibióticos o en las que se emplean terapias muy específicas, dirigidas a frenar al APEC.

Figura 4. Enviva® PRO reduce el número de genes APEC virulentos (eje de la Y)
– % de cepas encontradas totales

 

A medida que la producción avícola mundial se orienta hacia la reducción/supresión de antibióticos, la gran variabilidad de posibles retos microbianos, que pueden darse en lotes de pollos, precisa de una solución de fácil comprensión: una que haga frente a poblaciones bacterianas potencialmente patógenas, y estimule el desarrollo de una microbiota ideal, mejorando los rendimientos y promoviendo un mayor bienestar animal.

El producto con 3 cepas de Bacilo, ha demostrado proporcionar una cobertura muy amplia en cuanto a capacidad para inhibir los más variados retos sanitarios a los que están expuestos los pollos en los ambientes de producción más variados posibles.

 

Dejar un comentario