¿Pueden los Aditivos fitogénicos reemplazar a los Antibióticos (AGP)?

26/11/2018

Aditivos Salud Animal

Aditivos Salud Animal

get_the_title

Qualivet

  • Avda. de los Reyes Católicos nº 6 Oficina 16a
    28220 Majadahonda (Madrid) Majadahonda (Madrid) - España
  • 916 363 251
  • http://www.qualivet.es/
Escrito por: Mathias Zaunschirm MSc
Product Manager Phytogenics, BIOMIN
Revista: NutriNews Noviembre 2018

La creciente demanda de los consumidores y el aumento de las presiones reglamentarias han comportado que muchas dietas de alimentos para cerdos ya no incluyen promotores de crecimiento antibióticos (AGP, por sus siglas en inglés).

Esta situación ha provocado que la menor o nula utilización de los AGP debe ser se reemplazada con una alternativa adecuada para no provocar una alteración en el rendimiento animal porque el animal debe, frente a los desafíos patógenos, usar la energía para combatirlos en lugar de usarla para su crecimiento.

Los aditivos fitogénicos usado en alimentación animal (PFA, por sus siglas en inglés) tienen propiedades antiinflamatorias, lo que los convierte en una alternativa viable.

Desde hace años, el uso de AGP en la industria de la alimentación animal ha ido disminuyendo debido a su vínculación con la aparición de resistencias a antimicrobianos.

La preocupación por los niveles crecientes de resistencia antimicrobiana ha dado lugar a la prohibición de AGP en varios países.

En 2006, el uso de AGP en la alimentación animal fue prohibido en la UE.

En 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) introdujo nuevas reglas que restringen drásticamente el uso habitual de antibióticos en las granjas de los EE.UU.

Desde la restricción de los AGP, la industria de la alimentación animal se ha enfrentado al gran problema de encontrar alternativas adecuadas para mantener e incluso aumentar la producción animal y satisfacer así la creciente demanda de proteína animal en todo el mundo.

El principal modo de acción de los AGP se basa en sus propiedades antiinflamatorias (Niewold, 2007), por lo que los productos alternativos con efectos similares en el sistema inflamatorio son los más demandados.

 

¿Los Aditivos Fitogénicos son una alternativa a los AGP?

¡Sí, efectivamente lo son!

Los aditivos fitogénicos se han utilizado como potenciadores naturales del rendimiento durante muchos siglos.

Los aditivos fitogénicos se extraen de plantas de diferentes orígenes e incluyen aceites esenciales de hierbas y especias, compuestos de aceites esenciales procedentes de una sola hierba, extractos de plantas y/o mezclas de estos (Figura 1).

Figura 1. Los orígenes de los aditivos fitogénicos

Los aditivos fitogénicos tienen un amplio espectro de compuestos químicos según su origen, método de extracción y modo de aplicación.

Existen diversos aditivos fitogénicos en el mercado, clasificados como productos derivados del extracto o aceite esencial de una sola planta hasta aditivos fitogénicos especializados de la mezcla de diferentes aceites esenciales de hierbas, especias y extractos de plantas.

 

Conociendo qué es un Aditivo Fitogénico

Es muy importante conocer la composición del aditivo fitogénico para comprender mejor su modo de acción.

BIOMIN ofrece en su línea de productos fitogénicos, un aditivo fitogénico* especializado con un modo de acción comprobado y con una composición basada en aceites esenciales de hierbas y especias, y extractos no volátiles.

Este aditivo fitogénico* funciona de varias maneras (Figura 2) :

  • Mejora la palatabilidad de los piensos.
  • Aumenta de las secreciones de enzimas endógenas.
  • Mejora la digestibilidad de los nutrientes.
  • Modula microbiota intestinal.
  • Suprime procesos inflamatorios.
  • Protege el intestino y favorece la salud intestinal

Figura 2. Modo de acción de los Aditivos Fitogénicos*

Mejora de la palatabilidad

El aditivo fitogénico* de BIOMIN tiene efectos sensoriales gracias a su aroma volátil y componentes activos.

Estos ingredientes influyen en la percepción del olfato (olfativo) y el sabor (gustativo) del animal, mejorando la palatabilidad del pienso y promoviendo y apoyando su consumo.

Estas propiedades sensoriales son de gran importancia ya que muchas especies animales tienen más papilas gustativas que los humanos, haciéndolos más susceptibles a la percepción del gusto.

Además, se ha demostrado que este aditivo fitogénico* estimula la liberación de enzimas endógenas como la maltasa, la sacarasa y la aminopeptidasa, lo que comporta una mejor digestión de los carbohidratos y las proteínas. E incluso la digestibilidad de los aminoácidos esenciales se puede mejorar con la inclusión de este aditivo fitogénico* que contribuye a un mejor rendimiento del animal y puede significar un efecto positivo en el ahorro de nutrientes.

Mejora de la morfología intestinal

Cuando se incluyó este aditivo fitogénico* en el pienso, se observaron efectos positivos en la morfología intestinal.

  • La longitud de las vellosidades aumentó, lo que resultó en una superficie epitelial mejorada
  • La profundidad de la cripta disminuyó, lo que resultó en una mejor absorción de nutrientes.

Microbiota intestinal del animal

Los efectos principales son:

  • Reducción en el número microbiano total (aeróbico y anaeróbico)
  • Disminución de las bacterias patógenas Gram-positiva Staphylococcus aureus y Clostridia.
  • Promueve el crecimiento de bacterias beneficiosas como los lactobacilos.

Este cambio hacia condiciones más eubióticas en el intestino contribuye a la disminución de los desafíos intestinales, es decir, una reducción de los procesos inflamatorios en la pared intestinal.

Efectos antiinflamatorios directos

Los aditivos fitogénicos* también han demostrado tener efectos antiinflamatorios directos a través de:

  • La regulación a la baja de los marcadores de inflamación intestinal mediados por NF-κB (IL-6, ICAM-1, MCP-1)
  • El aumento de los efectos de protección celular mediante la regulación al alza de los marcadores de protección del intestino mediados por Nrf2 (CYP1A1, HO-1, UGT1A1).

Por todo ello, el animal se alivia del estrés intestinal, lo que significa que la energía que no invierte en generar estos procesos antinflamatorios los puede utilizar para optimizar su rendimiento.

En resumen…

El aditivo fitogénico* presentado, Digestarom® , es una alternativa efectiva para los AGP gracias a:

● Aroma volátil y componentes activos que mejoran la palatabilidad del pienso.

● Capacidad para estimular la liberación de enzimas endógenas para mejorar la digestibilidad de los nutrientes

● Efectos positivos en la morfología intestinal, mejorando la absorción de nutrientes.

● Efecto sobre la microbiota intestinal, promoviendo el crecimiento de bacterias beneficiosas

● Efectos antiinflamatorios directos, que permiten utilizar más energía para el crecimiento, mejorando el rendimiento del animal.

 

Dejar un comentario