Un nuevo suplemento para vacas lecheras: Subproducto de papel

08/08/2019

Investigación Materias Primas

Investigación Materias Primas

Un nuevo suplemento para vacas lecheras: Subproducto de papel

Al evaluar el uso de 10% de subproductos de la industria del papel como suplemento para la alimentación de vacas lecheras se encontró que este no afectó la producción, la calidad de la leche ni la condición corporal de los animales que participaron en el estudio, según lo dio a conocer el magíster en Producción Animal de la Universidad Nacional de Colombia, UNAL, investigador George Oneiber Jaime.

Además, el investigador George Oneiber Jaime añadió, en la publicación de la entidad universitaria que, aunque subproducto del papel tiene aceptación baja cuando es suministrado sólo, 2,8% de la materia seca proporcionada, este consumo aumenta hasta en 89% cuando es mezclado con un concentrado comercial y melaza.

En su estudio, el investigador, estableció que debido a sus características estos subproductos son de rápida degradabilidad ruminal, durante las primeras 24 horas de incubación y no afectan el proceso de degradación de otros componentes de la dieta.

Es más, al implementar este subproducto del papel no se vio afectada la producción ni la calidad de la leche, siendo la evaluación realizada en proteína, grasa y sólidos totales. No obstante, manifestó que las vacas alimentadas con este subproducto sufrieron un cambio en el peso, registrándose pérdidas en los 2 períodos de evaluación.

 

Durante la producción de fibra se generan los lodos del subproducto de la industria del papel, desde papel reciclado. Si bien, los principales contenidos son fibras cortas celulosa, y algunas partículas de tinta, actualmente existen tratamientos biológicos, físicos y químicos para mejorar su calidad nutricional.

 

Evaluación del subproducto de papel

Para evaluar el subproducto del papel, el investigador primero analizó en laboratorio el tipo de material y su viabilidad para ser utilizado. Ahí encontró que presenta bajos niveles de proteína, altos niveles de fibra y una serie de minerales que se pueden tener en cuenta para la alimentación de los bovinos.

El investigador George Oneiber señaló que luego de observar que las características de este material eran de baja calidad para la nutrición de los animales, se realizó un pre-experimento por medio de un proceso de amonificación – tratamiento que se hace para mejorar la calidad nutricional-, buscando aumentar la digestibilidad del material y sus niveles de nitrógeno.

Para continuar, se indica que después se realizó una prueba de degrabilidad ruminal in situ de estos productos de manera de establecer cómo se comportaban dentro del rumen de los bovinos. Aquí, el investigador de la UNAL explicó que se realiza por medio de una técnica llamada ‘bolsa de nylon’, a través de la cual se colocan muestras del subproducto y se incuban en el rumen de los animales en diferentes tiempos para apreciar cómo se degrada el material en estos tiempos de incubación.

Luego en el Centro Agropecuario Marengo de la UNAL, se efectuó el próximo paso que consistió en una prueba de aceptación con 12 animales, aplicándoles diversos tratamientos para suministrarlo. Donde los doce animales se agruparon en dos grupos, realizándoles pruebas con 6 tratamientos diferentes.

  • Tratamiento 1: consistió en suministrar 10% del subproducto sólo en la dieta, este alimento no tuvo buena aceptación por los animales.
  • Tratamiento 2: En este fue administrado el subproducto mezclado con glicerol.
  • Tratamiento 3: Aquí, el subproducto fue mezclado con melaza; en este tratamiento el consumo aumento entre 33% y 41% del material proporcionado.
  • Tratamientos 4,5, 6: En estos, el subproducto se suministró mezclado con concentrado comercial, glicerol y melaza, respectivamente.

El investigador George Oneiber indicó que cuando el subproducto de papel fue suministrado con concentrado, el consumo fue de aproximadamente 75%, en tanto que el consumo se incrementó en alrededor de 89% con el concentrado y melaza.

Para realizar este estudio, el investigador de la Universidad Nacional de Colombia tuvo el apoyo de una empresa orientada a la producción de papel.

Finalmente, fue evaluado el subproducto de papel directamente sobre vacas lecheras, de manera de observar cómo era afectada la producción y la calidad de la leche, y asimismo advertir si se los animales presentaban cambios en la condición corporal.

Para concluir, el investigador de la UNAL, George Oneiber indicó que al incorporar estos subproductos en la dieta de los rumiantes se torna en una alternativa para aumentar su biomasa alimenticia, fundamentalmente en temporadas de oferta forrajera baja. Debido a que éste es un producto que siempre se encuentra disponible, y que además se contribuye al aprovechar este subproducto que hoy en día contamina el medio ambiente.

Fuente: Universidad Nacional de Colombia, UNAL.





Dejar un comentario