Sección técnica Proteína de soja Volver a la sección Ir a nutricionanimal.info

Una soja procesada altamente digestible diseñada para aves jóvenes

27/09/2019

Alphasoy

get_the_title

Agilia

  • Skjernvej 42, DK-6920 Videbaek
    - Dinamarca
  • +45 97 17 33 00
  • Web

El broiler moderno es capaz de alcanzar un crecimiento sin precedentes, debiendo alcanzar un peso casi cuatro veces superior en los siete días posteriores al nacimiento.

Habitualmente, el peso corporal a los 7 días de vida se considera como un indicador del peso corporal final.

Leeson y Summers (2005) señalaron que cada gramo adicional de peso ganado llegados al día 7 puede resultar en un incremento de 5 g en el peso corporal al día 49.

La Figura 1 muestra los objetivos productivos de broilers mixtos Ross 308. La Ganancia Media Diaria (GMD), expresada como un porcentaje del peso corporal total, es mayor durante los primeros días tras el nacimiento, descendiendo posteriormente a lo largo del ciclo productivo. Por ello, está de sobra justificado prestar especial atención al rendimiento inicial. Sin embargo, esta fase inicial y lograr este crecimiento constituye un verdadero desafío.

Figura 1. Objetivo de rendimiento en broilers mixtos Ross 308

 

Transición de yema a pienso

Uno de los puntos críticos del crecimiento y desarrollo adecuados del ave es la transición de un sustrato rico en proteínas, la yema, a un sustrato más complejo y rico en carbohidratos.

Mientras que está en el interior del huevo e inmediatamente después del nacimiento, el broiler en desarrollo consume los nutrientes presentes en la yema. Sin embargo, una vez que el broiler sale del huevo, estos nutrientes solamente están disponibles durante un par de días.

El epitelio del tracto intestinal del broiler no es totalmente maduro hasta las dos semanas de vida, habiéndose constatado que una transición inadecuada se traduce en un incremento de la mortalidad.

La alimentación temprana, a las pocas horas del nacimiento, ha demostrado ser la práctica de manejo más significativa e importante a la hora de facilitar esta fase de transición.

Esto se debe a que la presencia de alimento en el tracto digestivo estimula el uso del saco vitelino más que cuando el intestino solamente contiene agua.

Factores antinutricionales . Los inhibidores ocultos del crecimiento

Existen claras evidencias del impacto negativo de los factores antinutricionales (FAN) sobre el rendimiento de los broilers.

Un FAN especialmente relevante en los piensos starter son los inhibidores de la tripsina (IT) que se encuentran presentes en la mayoría de las semillas oleaginosas.

La soja contiene ITs que interfieren con la digestión proteica y que también podrían interrumpir la secreción de enzimas pancreáticas (Woyengo et al., 2017), alterando la digestibilidad proteica y reduciendo el crecimiento (Clarke y Wiseman, 2007).

No obstante, es posible eliminar los ITs de la soja mediante un tratamiento térmico.

Dado que el tratamiento termomecánico forma parte del proceso de producción de AlphaSoyTM, los niveles de ITs se encuentran muy por debajo de los niveles de sensibilidad de los broilers jóvenes.

La importancia de la digestibilidad

  • Leeson (2008) señaló que alimentar a los broilers con ingredientes altamente digestibles durante los primeros siete días de vida tiene un enorme impacto positivo sobre el peso corporal en comparación con los ingredientes convencionales. Esta mejora inicial se ve reflejado en el peso corporal final.
  • Proporcionar nutrientes altamente digestibles también ha demostrado mejorar el desarrollo intestinal (Noy y Sklan, 1998).

 

AlphaSoyTM es una soja procesada altamente digestible diseñada específicamente para satisfacer las demandas nutricionales de las aves jóvenes, estimulando la iniciación en la ingesta de alimento y, por ende, el crecimiento.

La falta de alimento durante esta etapa inicial puede conducir a que los pollitos utilicen las inmunoglobulinas presentes en la yema como fuente de nutrientes, afectando negativamente al desarrollo del sistema inmunitario.

La presencia de un alimento altamente digestible previene este problema, contribuyendo a la conservación de las inmunoglobulinas.

 

Desarrollo del tracto digestivo

El tracto gastrointestinal de un pollito recién nacido es estéril, comenzando la colonización microbiana inmediatamente tras el nacimiento. Una microbiota saludable es crucial para el desarrollo adecuado del tracto digestivo y de la respuesta inmunitaria.
  • Se puede estimular el crecimiento de especies probiótica beneficiosas mediante la administración directa de aditivos probióticos, así como con ingredientes con una alta digestibilidad pre-cecal de los aminoácidos y del almidón, de forma que se eviten las disbiosis.
  • La administración de ingredientes y aditivos con componentes prebióticos o análogos a los probióticos también estimulará el desarrollo de la microbiota. Además, la presencia de estas especies beneficia directamente al desarrollo del propio tracto intestinal.

 

Una vez que el tracto digestivo se ha desarrollado, la soja procesada puede sustituirse por una fuente de proteína estándar, reduciendo significativamente el coste del pienso antes de que los niveles de ingestión lleguen al punto en el que el uso de soja procesada sea económicamente inviable.

 

¿Por qué una dieta pre-starter especializada?

Una dieta pre-starter bien diseñada a base de ingredientes altamente digestibles estimula el desarrollo intestinal y aumenta la tasa de absorción de nutrientes, preparando al pollito para las siguientes dietas.
  • Esta dieta también puede diseñarse con características que favorezcan la ingesta temprana de alimento, por ejemplo, empleando colorantes y una forma palatable de pienso.
  • El pienso en forma de pellets o migajas también ha demostrado mejorar el desarrollo intestinal.

 

La Figura 2 muestra una mejora significativa en la ganancia de peso a los 7 días de vida en el caso de dietas suplementadas con AlphaSoyTM, con dos niveles de inclusión, en comparación con otros productos estándar a base de soja.

Esta mejora puede atribuirse a la reducción de la presencia de FANs y a una mayor digestibilidad, aumentando la disponibilidad de la proteína para el crecimiento de las aves.

Figura 2. Mejoras significativas en la ganancia de peso asociados a la inclusión de AlphaSoyTM en la dieta.

Mientras que el primer periodo de 10 días representa una cuarta parte de la vida del ave, el alimento consumido durante estos primeros 10 días solo representa el 10% de la ingesta de pienso durante todo el ciclo productivo cuando hablamos en términos de peso. Esto da cierta libertad en lo que respecta al coste de los ingredientes, lo que implica poder centrarse más en la calidad nutricional.

Proporcionar proteína en las etapas tempranas de la vida puede favorecer el crecimiento, por lo que el contenido proteico de las dietas starter suele ser mayor que en las dietas suministradas en las fases posteriores del ciclo productivo en los que unos altos niveles de proteína pueden ocasionar problemas hepáticos.

Prestar atención a la formulación y a la calidad de los ingredientes en los primeros días de vida se traduce en una mejor salud y crecimiento.

 

Los aciertos iniciales tienen beneficios a largo plazo

En resumen, prestar atención a la nutrición temprana, acertando en la elección de ingredientes altamente digestibles con propiedades funcionales, contribuye al óptimo crecimiento y desarrollo del pollito de broiler.

AlphaSoyTM es una soja procesada de nueva generación que proporciona una fuente de proteína altamente digestible para aves jóvenes con la ventaja adicional de potenciar la salud intestinal y el rendimiento.





Dejar un comentario