03/01/2018
Aditivos

Uso de prebióticos para el control de salmonela en avicultura

Birgit Keimer & Rubén Crespo
BIOCHEM

Salmonella spp. y Campylobacter spp. son los principales patógenos de origen alimentario. Ambos patógenos se encuentran comúnmente en el tracto gastrointestinal del ave y se consideran microorganismos comensales.

Aunque no se conocen del todo los principales modos de transmisión, se sabe que la salmonella podría propagarse de manera horizontal a través de fuentes ambientales y de forma vertical por los reproductores.

Varios estudios han demostrado más evidencias del potencial de transmisión vertical al encontrar salmonella en muestras obtenidas de incubadora.

  • En concreto, Cox et al. (1991) encontraron salmonella en fragmentos de cáscara de huevo, cajas de transporte y plumón de los pollitos en incubadoras.
  • Muestras ambientales indican que la transmisión horizontal de la salmonella en granja incluye factores tales como la cama, el pienso, el agua, insectos, humanos, animales y roedores (Jones et al., 1991; Hoover et al., 1997; AmickMorris,1998).

REDUCCIÓN DE PRESIÓN DE AGENTES ZOONÓTICOS

Para reducir la presión de agentes zoonóticos específicos a todos los niveles de la cadena de producción, han de realizarse un conjunto de acciones antes, durante y después del sacrificio.

Dentro de las medidas previas, los aditivos para piensos son un grupo importante que pueden ayudar en el control, entre otros, de la salmonella en granja. Los aditivos para el control de la salmonella pueden ser muy diversos e incluyen antibióticos, prebióticos, probióticos y ácidos orgánicos.

La preocupación pública por la posible transferencia de resistencias supone también un reto para la industria avícola a la hora encontrar medios de control alternativos (Van Immerseel et al., 2002).

Prebióticos derivados de levadura

 

¿Qué es un prebiótico? un ingrediente fermentado selectivamente que permite cambios específicos, en la composición y/o en la actividad de la microbiota gastrointestinal, proporcionando beneficios sobre el bienestar y la salud del hospedante” (Gibson, 2008).

Los prebióticos pueden influir positivamente el organismo del animal estimulando la actividad y crecimiento de bacterias beneficiosas (p.ej. lactobacilos, bifidobacterias) en el tracto gastrointestinal y eliminando los patógenos (p.ej. salmonella, E. coli).

Varios estudios han demostrado los efectos beneficiosos de los prebióticos, tanto cuando se usan solos, como en combinación con probióticos o ácidos orgánicos, aprovechando los efectos positivos sinérgicos.

Los prebióticos extraídos de la pared celular de levadura de Saccharomyces cerevisiae son ricos en mananoligosacáridos (MOS) y ß-1.3-1.6-glucanos.

Además de los efectos prebióticos antes mencionados, los MOS son capaces de aglutinar las fimbrias específicas de bacterias Gram negativas (E. coli y salmonella), y por tanto prevenir la adhesión de estas bacterias sobre la pared intestinal, inhibiendo el crecimiento de estas bacterias en el tracto gastrointestinal.

Los efectos positivos de los prebióticos mananoligosacáridos (MOS) sobre la microbiota del ciego en pollos, en relación con la colonización por Salmonella enteritidis están bien descritos en la bibliografía.

La suplementación con MOS reduce las concentraciones de salmonella spp. en la digesta de las aves de carne y de puesta (Spring et al., 2000; Jahanian et al., 2016).

Además, se han observado (figura 1) efectos positivos sobre las bacterias beneficiosas (p.ej. lactobacilos).

 

β-1.3-1.6-glucanos

Los β-1.3-1.6-glucanos son polisacáridos de alto peso molecular que tienen efectos estimuladores sobre el sistema inmunitario innato mediante la activación de macrófagos y el aumento de la producción de citoquinas, que son los iniciadores de la respuesta inmunitaria. Por tanto, pueden reforzar la defensa natural contra bacterias, virus y parásitos.

Los prebióticos derivados de levaduras disminuyen la inflamación intestinal y mejoran la integridad intestinal. Como consecuencia, la longitud de las vellosidades intestinales aumenta (figura 2). Vellosidades intestinales más largas incrementan la capacidad de absorción de nutrientes para una mayor digestibilidad de los nutrientes.

El prebióticos MOS(*) utilizado en las pruebas fue TechnoMos®

 Conclusión

Los prebióticos derivados de levadura pueden ser un aditivo de éxito para reducir la infección por salmonella en la producción de aves de carne y de puesta.

Además de, una modulación positiva de la microbiota, los ß-1.3-1.6-glucanos fortalecen el sistema inmunitario natural para una mejora de la integridad intestinal que es la primera defensa contra posibles patógenos.

 

Los ß-1.3-1.6-glucanos fortalecen el sistema inmunitario natural para una mejora de la integridad intestinal, primera defensa contra posibles patógenos, modulando de manera positiva la microbiota

 

 

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. ACEPTAR

Aviso de cookies