AUTOR

Alfred Blanch

www.addimus.com

Introducción

Las vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K), al igual que el resto de vitaminas, representan un grupo de micronutrientes esenciales para los animales, ya que funcionan como precursores de enzimas, o coenzimas, en numerosos procesos metabólicos e inmunológicos y por ello son necesarias para:

  • facilitar un correcto metabolismo
  • suscitar una respuesta inmunitaria adecuada
  • mantener una función fisiológica normal
  • y, en definitiva, promover el crecimiento, la salud y el bienestar de los animales.

Sin embargo, en el caso de las vitaminas liposolubles, en muchas ocasiones, se tiende a pensar erróneamente que el aporte de suficientes cantidades en pienso no es crítico, al almacenarse éstas en el hígado, tejido adiposo y músculo esquelético, por lo que presumiblemente siempre se contaría con ciertas reservas de las mismas en el organismo.

No obstante, la prevalencia de deficiencias de vitaminas liposolubles en animales de abasto, provocadas por una ingesta insuficiente o por malabsorción, realmente puede llegar a ser un problema importante para el crecimiento y la salud de los animales, así como para la calidad y la vida útil de los alimentos derivados de los mismos.

La desaparición de los antibióticos promotores del crecimiento ya hace casi 16 años, así como las crecientes restricciones en el uso de medicaciones en producción animal (ej. colistina hace pocos años o ZnO en porcino próximamente) y la tendencia a un mayor uso de vacunas han hecho que actualmente los animales dependan mucho más de su propia capacidad inmune para superar los desafíos sanitarios propios de la producción animal intensiva.

A pesar de que son muchos los aditivos zootécnicos y productos análogos de eficacia demostrada desarrollados con el fin de suplantar aquellos antibióticos y medicaciones usados en el pasado, un mayor aporte de vitaminas en la dieta de los animales es ineludible hoy en día, ya que las vitaminas son parte intrínseca de la respuesta inmune.

Por otro lado, la imparable mejora de los índices de conversión, derivada de la selección genética, conlleva innegablemente mayores requerimientos de vitaminas en pienso para poder alcanzar el máximo potencial genético de los animales.

En el presente artículo se presentan algunos trabajos científicos recientes sobre el efecto de la suplementación de niveles altos de vitaminas liposolubles en producción de animales monogástricos.




REVISTA NUTRINEWS +

Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 

Regístrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revistas en versión digital y a los newsletters.



Materias Primas

 

Entrevistas
nutriNews en
Youtube